Por que el numero de muertes por COVID-19 es menor en Alemania - Foto Clay Banks coronavirus sars

¿Por qué el número de muertes por COVID-19 es menor en Alemania?

por • 7 abril, 2020 • Actualidad, Alemania, SociedadComentarios (0)4886

Para entender la situación actual de Alemania, los debates internos y el nivel de gravedad de la pandemia en relación con el resto de los países afectados, así como las consecuencias económicas, es importante tener una información lo más completa y fiable sobre el bajo número de fallecidos en este país a causa del COVID-19.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, los diferentes gobiernos, la comunidad científica y los medios de comunicación han trabajado sobre las tasas de mortalidad en los distintos países en casos positivos de coronavirus. El 25 de marzo, el Dr. Lothar H. Wieler, presidente del Robert Koch Institute, agencia del gobierno federal alemán e instituto de investigación responsable oficial del control y la prevención de enfermedades, habló de una tasa de mortalidad en Italia del 9,5 %. La media mundial estaba alrededor del 4,7 %. En el caso de Alemania la tasa no alcanzaba el 0,5 %; según las cifras oficiales del instituto RKI.

La semana siguiente, el índice de letalidad de Alemania se situó en 1,4 % en comparación con el 12 % en Italia; alrededor del 10 % en España, Francia y el Reino Unido; 4 % en China, y 2,5 % en Estados Unidos. Incluso Corea del Sur, el país modelo en cuanto a aplanar la curva, tiene una tasa de letalidad más alta: 1,7 %.

Test diagnóstico

Lo primero de todo es tener en cuenta que las estadísticas de los distintos países son solo comparables en una medida muy limitada. Uno de los factores más influyentes es la diferencia de personas sometidas al test diagnóstico.

Un país que realiza muchas pruebas como Alemania, unos 350 000 test semanales según apuntaba al New York Times el Dr. Christian Drosten, virólogo principal en el Hospital Charité, tendrá muchos infectados leves en su total de casos positivos. Sin embargo, un país que realice solo pruebas en los casos absolutamente necesarios tendrá un total de casos confirmados formado por pacientes con estados graves, los cuales tienen una tasa de mortalidad mucho mayor.

Y es que, a mediados de enero, mucho antes de que la mayoría de los alemanes realmente prestara atención al virus, el Hospital Charité de Berlín ya había desarrollado una prueba y había compartido la fórmula en internet.

Para febrero, cuando Alemania registró su primer caso de la COVID-19, los laboratorios de todo el país ya tenían un suministro de paquetes de pruebas.

Pruebas post-mortem

Por otro lado, en países como Italia se están llevando a cabo muchas pruebas post-mortem, al encontrarse con numerosos casos en cuya causa de fallecimiento no está clara. En Alemania, la estrategia es otra y no siempre se realizan pruebas de diagnostico en estos casos. 

Por consiguiente, es posible que algunas muertes no se detecten, aunque los investigadores opinan que esto rara vez ocurre en la actualidad, debido al alto nivel de concienciación sobre el tema. Además, de forma general, las fuentes oficiales alemanas indican que no siempre es posible determinar si el coronavirus u otra enfermedad provocó la muerte de una persona con varias enfermedades anteriores.

Entre las consecuencias de llevar a cabo a un alto número de pruebas de diagnóstico, y por lo tanto tener entre los datos de infectados muchos casos positivos prematuros, también está la necesidad de un periodo de tiempo mayor para resolver si los infectados se recuperarán o no, por lo que se espera un aumento del número de fallecimientos en los próximos días.

Factor demográfico

El factor demográfico es también relevante en la cifra final de muertes por Sars-CoV-2. El Dr. Wieler informaba también de que en Alemania el número de afectados por encima de los 65 años es menor que en Italia o España y que esto también podría ser un factor en la baja tasa de mortalidad.

Según Hans-Georg Kräusslich, director de virología en el Hospital Universitario de Heidelberg, uno de los hospitales de investigación más importantes de Alemania, muchos de los primeros pacientes contrajeron el virus en centros para esquiar de Austria e Italia, así que eran relativamente jóvenes y sanos.

Conforme se ha propagado el virus, este ha llegado a personas de mayor edad, y la tasa de letalidad —de solo el 0,2 % hace dos semanas— también se ha elevado. Pero la edad promedio de los contagiados sigue siendo relativamente baja: 49 años. En Francia es de 62,5 años y en Italia, de 62 años, de acuerdo con sus informes nacionales oficiales más recientes.

Sistema sanitario

Por último, los diferentes sistemas sanitarios influyen en los resultados. El sistema italiano o español son de muy alta calidad, pero concretamente en lo que a número de salas de cuidado intensivo y respiradores, Alemania dispone de una mayor cantidad de ellas por habitante, por lo que el colapso sanitario, condicionado además por todos los otros factores previamente comentados, tardaría más en llegar.

En cualquier caso, el presidente del RKI Wieler enfatizó el miércoles 1 de abril que Alemania está todavía en el comienzo de la epidemia. Por supuesto, dijo, el número de muertes también aumentaría en Alemania. El Dr. Drosten del Hospital Charité asume que pronto no todas las personas infectadas podrán ser examinadas. Entonces, la proporción de casos y muertes reportadas cambiará, y por lo tanto la tasa de mortalidad también se deteriorará en Alemania.

Nota pie de página: este artículo es el resultado de la recopilación de informaciones contrastadas de fuentes oficiales alemanas enunciadas en el artículo, así como de artículos de medios de comunicación, nacional e internacional como el Süddeutsche Zeitung, ARD, Deutschlandfunk, New York Times o The Guardian.
Texto: Miguel San Martín

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.