Daniel Brühl en el Bar Raval berlin restaurante kreuzberg

«Lo bonito de esta ciudad es su inmensidad»

por • 17 septiembre, 2012 • Mi BerlínComentarios (0)2873

DANIEL BRÜHL

Desde que vivo en Berlín soy muy gandul, me muevo casi siempre entre tres barrios: Prenzlauer BergMitteKreuzberg. Ya sé que esto no suena muy original, pero ésa es la verdad. Lo bonito de esta ciudad es su inmensidad, por eso no me canso de andar por las calles de estos barrios que todo el mundo conoce y donde muchas veces encuentro algo nuevo. Me encanta pasear por el cementerio que hay al final de la Winstraße o jugar una partida de tenis en el club más cutre del mundo en Mitte, rodeado de casas de la RDA.

Me gusta comer en el turco de la Manteuffelstraße y mirar qué preciosidades tiene el tío de enfrente de la Markthalle (Pücklerstraße 34) que vende carteles de cine originales. Me gusta tomar una copa en el sótano del Marqués (Graefestraße 92), porque Dirk es encantador. Quedar con mis colegas gabachos y jugar una partida de petanca en el Planufer y tomar un Pastis siempre vale la pena.

En Berlín llueve demasiado, he descorrido las cortinas y es verdad. Pero si un día no llueve y apetece ver una peli, el mejor sitio es el cine al aire libre del parque de Friedrichshain (en Volkspark Friedrichshain).

Durante la Segunda Guerra Mundial la montaña de Friedrichshain tenía la mejor defensa aérea en Berlín, por eso los aliados no pudieron bombardear el Bötzowviertel tan a saco como al resto. Lamentablemente, por esta misma razón y porque las casas son tan lindas, el barrio se ha convertido en una especie de Notting Hill a la berlinesa. Pero estoy seguro de que con un poco de paciencia la cosa va a cambiar. A mí me da igual lo pijo y aburrido que sea, yo me quedo aquí, porque soy un gandul. Además, en Berlín siempre vas a encontrar gente maja, como en el Bar Neu (Greifswalderstraße 218) o los mallorquines que venden vino y sobrasada en la Bötzowstraße.

Me gusta comer el coq au vin en el 3minutes (Torstraße 166). Todos los mejores DVD del mundo se encuentran al lado, en la Fahrenheit 451 (Torstraße 231).

Igual el sitio más cojonudo de Berlín es estar sentado en la Philharmonie (Herbert-von-Karajan-Straße 1); si no hay entradas se puede ir a los los ensayos, son gratis. La Neue Nationalgalerie (Potsdamer Straße 50) es la bomba, pero el museo que más me gusta es el de la Alte Jakobsstraße (Berlinische Galerie).

De momento, mi club preferido es el Soju Bar (Skalitzer Straße 36). Es pequeño, la música es muy buena y el público agradable. Me he hecho mayor, ya no me gustan las masas de idiotas pisándote y contándote tonterías.

Un sitio mágico que queda un poco lejos es Treptower Park, con su monumento gigantesco del soldado ruso. Siempre se me pone la piel de gallina cuando voy, porque ahí, la historia de nuestra querida ciudad te impacta al instante.

Daniel Brühl para Berlín Amateurs © septiembre 2012

Daniel Brühl es actor y copropietario del Bar Raval (Berlín-Kreuzberg). Además, acaba de publicar el libro Ein Tag in Barcelona

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.