Hanami en Berlin - 10 paseos entre cerezos en flor donde visitar ver abril primavera

Hanami en Berlín: 10 paseos entre cerezos en flor

por • 2 mayo, 2021 • Actualidad, Aire libre, De día, Fotografía, Gratis, Imprescindibles, OCIOComentarios (0)1590

Año tras año, un gran número de cerezos florece en Berlín durante unos pocos días en primavera. Este espectáculo de flores rosas y también blancas se puede contemplar en muchas calles, parques y jardines de la ciudad.

En Japón, la costumbre de caminar bajo los cerezos y admirar su belleza es una tradición centenaria llamada Hanami. En Berlín esta tradición, aunque más reciente, también existe. El momento perfecto para sacar esas bonitas fotos que alimenten nuestras cuentas de Instagram es fugaz, y hay que estar muy pendiente.

Hay apenas diez días para admirar la belleza de los cerezos, ya que ese es el tiempo aproximado de la floración de estos árboles. Transcurre normalmente entre finales de marzo y principios de mayo. Aunque nunca se puede determinar a ciencia cierta cuándo florecerán, ya que todo depende del clima y del tipo de cerezo.

En este artículo recomendamos 10 lugares de Berlín donde admirar los cerezos, practicar el Hanami y si te gusta la fotografía, sacar una buena tirada de fotos.

Avenida de los cerezos Tv-Asashi

En el sur de Berlín hay una avenida de un kilómetro de largo llamada Tv-Asashi-Kirschbaumeallee. Esta avenida está flanqueada por un total de mil cerezos. Aquí los árboles florecen relativamente tarde en comparación con otros lugares de Berlín. Cuando ya no hay flores en otros barrios, aquí los pimpollos están todavía por abrirse.  Cada año se celebra aquí el Festival Hanami, con puestos de artesanía, comida y música.

Tv-Asashi-Kirschbaumeallee | Kriemhildstr 15, 14531 Berlín-Teltow

Lilienthalpark

El Lilienthalpark es un parque poco frecuentado. Se creó alrededor de la colina desde la que despegó por primera vez el protoavión del pionero de la aviación, Otto Lilienthal. Todo el espacio es un monumento dedicado a su hazaña, y el espacio está rodeado por filas de cerezos. Es un sitio perfecto para hacer pícnic, aunque lo mejor es subir a la colina para contemplar los cerezos desde lo alto en todo su esplendor.

Kirschblüten Pfad

El camino de los cerezos en flor de Bornholmer Str. es uno de los lugares para ver estos árboles tan conocidos de Berlín. Pero en esa misma calle y al principio del Bösebrücke, precisamente junto al lugar donde el 9 de noviembre de 1989 se abrió el primer paso fronterizo de Berlín, hay unas escaleras que llevan a la Norweger Str.

En esa pequeña vereda se ubica el denominado Kirschblüten Pfad, un paseo de acceso solo para ciclistas y paseantes. La particularidad es que se trata de un camino muy estrecho, con lo cual los cerezos están muy cerca unos de otros. Esto propicia que cuando florecen terminan formando una especie de túnel color rosa digno de asombro.

Kirschblüten Pfad | Norwegerstr. 10439 Berlín-Wedding

Oberbaumbrücke

En el lado del famoso Oberbaumbrücke que pertenece al barrio de Friedrichshain y que hace esquina con Mühlenstr, hay una plazoleta con nueve pequeños y jóvenes cerezos. La ráfaga de flores blancas sobre el fondo de ladrillos rojos del histórico puente conforman un acontecimiento visual que nadie debería pasar por alto. Este lugar brinda una oportunidad excelente para tomar fotos.

Los Jardines del Mundo

Una visita a los Jardines del Mundo definitivamente debía formar parte de esta lista. En el gigantesco parque se pueden encontrar desde hace años infinidad de cerezos, aunque desde 2018 faltan allí 17 de estos ejemplares. Estos árboles fueron talados por delincuentes y sin motivo aparente.

Pese a todo todavía quedan muchos, también allí se celebra cada año el Festival de los cerezos en flor. Cada primavera acude multitud de personas disfrazadas de personajes manga. De hecho, ir con disfraz te exime de pagar la entrada ese día. Lamentablemente, este año el evento ha sido cancelado, aunque los cerezos siguen allí para los visitantes.

Gärten der Welt | Blumberger Damm 44, 12685 Berlín-Marzahn

Entrada normal: 7 euros / Estudiantes con carnet: 3 euros / Menores de 6 años: gratis

www.gaertenderwelt.de

Winsviertel

El barrio de Prenzlauer Berg puede considerarse la zona más poblada de cerezos de todo Berlín. Resulta muy sorprendente cuántas calles albergan árboles que cuando florecen van del blanco al rosa más intenso. Los cerezos que flanquean la Raabestr. en el Winsviertel, son de esos que hacen que todo se vea color de rosa.

Los Jardines de Cecilia

Ceciliengärten es una zona residencial construida en la década de 1920. En 1977 esta colonia vio cómo sus espacios verdes obtuvieron la categoría de jardines protegidos, y en 1995 sus edificios entraron a formar parte de la lista de monumentos protegidos de Berlín. Aquí hay dos tramos de calle que están bordeados por una descomunal cantidad de cerezos. En realidad, están escondidos entre los edificios, por eso estos cerezos no son visibles desde el exterior. Es, por lo tanto, un enclave donde disfrutar de los cerezos en flor casi en secreto.

La franja fronteriza de la Schwedter Str.

Nada más entrar en la Schwedter Str. desde el puente Schwedter Steg, se puede vislumbrar un mar rosa de flores en el lado derecho de la calle. En 2003 se plantaron 50 árboles como parte de la campaña Sakura en la antigua franja fronteriza situada en esta calle, justo al norte de Mauerpark. Desde entonces, los árboles han crecido vigorosamente y conforman un hermoso y aromático dosel de flores desde principios de abril.

Zionskirche

¿Podría ser esta la calle con mejor perspectiva para tomar una foto llena de flores de cerezos de todo Berlín? Indudablemente, sí. La Zionskirche se localiza en la Zionsplatz, justo al final de la subida de la Swinemünder Str. La iglesia al fondo, enmarcada por un mar de flores blancas, regala una fotografía digna de premio. Los aproximadamente 30 cerezos que bordean la calle florecen de los primeros en Berlín, así que si quieres darle feed a tus redes sociales, procura darte prisa.

El Gran Planetario Zeiss

Frente al Zeiss-Grossplanetarium hay doce cerezos que a principios de abril ya están en pleno apogeo. Detrás del edificio hay otros cinco que, curiosamente, florecen unas semanas más tarde. Aquí hay flores rosas y blancas bajo las cuales el césped invita a preparar un agradable pícnic con vistas a la cúpula del planetario.

Dácil Granados para BA © mayo 2021

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Newsletter

X