Fresas en Berlín

Erdbeerzeit: temporada de fresas en Berlín

por • 16 junio, 2022 • Actualidad, Aire libre, Alemania, Comer en Berlín, Gastronomía & Alimentación, OCIOComentarios (0)444

Como cada año, con la llegada del verano, todo Berlín se vuelve loco con la esperada Erdbeerzeit: la temporada de la fresa. El pistoletazo de salida se da a mediados de mayo, para terminar sobre finales de julio; sin embargo, la temporada alta abarca todo el mes de junio. A quienes llegan por primera vez a la ciudad y alrededores en esta época, les sorprenderá la pasión con la que Berlín se entrega a la compra y degustación de esta fruta.

El amor por las fresas es un fenómeno que no solo se da en las zonas rurales de Berlín y Brandeburgo. También en los supermercados y fruterías empieza la Erdbeerzeit en esta época, llenando de cestitas con fresas los expositores y neveras. Algunos restaurantes y heladerías asimismo ofrecen postres y helados con el ingrediente estrella de la temporada, y no hay brunch berlinés donde no estén presentes.

En las calles y plazas brotan los Erdbeerstände, puestos ambulantes donde se venden las fresas traídas directamente de las granjas de cultivo cercanas. Así que no es de extrañar que mucha gente en Berlín las incluya en sus desayunos, almuerzos o meriendas, y que sea el snack vegano favorito de la temporada. No es por nada que el consumo anual de fresas frescas asciende a unos 3,6 kg por persona.

En este artículo explicamos las diferentes maneras de disfrutar la temporada de la fresa en Berlín.

¿Cuándo y dónde se recolectan las fresas en Berlín?

Si echamos un vistazo a cualquier calendario estacional, nos dirá que la temporada de las fresas es el verano. Y aunque hay gran cantidad de fresas disponibles todo el año, es siempre mucho mejor comprar fresas que sean regionales y de temporada. Aunque en lo relativo a las fresas alemanas, nunca hay un momento exacto para determinar cuándo llegarán a los estantes de los supermercados porque, al depender mucho del clima, la fecha puede variar ligeramente de un año para el otro. En función de la región y el clima, las  plantas de la fresa en Alemania suelen florecer de abril a mayo.

Para que crezcan de manera natural es necesario un suelo húmedo y arcilloso, por eso, de toda Alemania, la región de Brandeburgo es perfecta por sus condiciones de suelo y clima. Las fresas más populares son las que provienen de alrededor de la ciudad de Werner (Havel), de Spreewald, las del distrito de Märkisch Oderland y también las de las granjas cercanas a Frankfurt (Oder).

A diferencia de otras frutas, la fresa no madura una vez recolectada, y solo dura refrigerada un par de semanas. Por eso, para quienes estén en Berlín, es mejor comprar fresas de la zona, cuando están en su punto justo de maduración y no consumen recursos innecesarios al ser traídas de otras latitudes.

¿Dónde es mejor comprar las fresas de temporada en Berlín?

Se pueden encontrar fácilmente en los mercados de fruta y verdura semanales, también en los supermercados, pero si no se quiere salir de Berlín, el mejor lugar para comprarlas son los puestos callejeros llamados ErdbeerständeEstos puestos, normalmente con forma de fresa o al menos pintados  de rojo, se encuentran por toda la ciudad y pertenecen a las granjas que las cultivan.

En ellos, además de encontrar fresas, también se pueden hallar otros productos agrícolas como cerezas o  espárragos (sobre todo al principio de la temporada). Quienes recogen la fruta en estas granjas normalmente son gente de Europa del Este que viene a hacer la temporada. Se levantan al amanecer para cosechar, empaquetar, cargar en los camiones y repartir en Berlín bien temprano.

Visitar una granja de fresas en Berlín

Pero, sin duda, la mejor manera de degustar fresas en Berlín es acudir directamente a las granjas y recolectarlas directamente. ¡Del campo a la boca! Muchísimas granjas abren sus plantaciones a cualquier persona que quiera jugar a la autorecolección. Es una gran oportunidad y una actividad perfecta para hacer en familia. En las plantaciones, cada persona llena una o varias cestas, además de poder comer las fresas directamente de la planta. Al final se pesa la cesta y se paga según los gramos recogidos.

Estas granjas no solo hacen posible la experiencia de recolectar las fresas directamente de las matitas, sino que ofrecen mucho más: cafeterías y restaurantes, tiendas con productos elaborados a partir de las fresas tales como mermeladas, vinagres, licores, pasteles, bebidas o incluso jabones o perfumes. Normalmente, cuentan con atracciones infantiles e incluso con tratamientos de belleza como peelings, baños o masajes con aceites aromáticos de fresas.

Nuestras granjas favoritas para recolectar fresas cerca de Berlín son Pomona Gartenbau, Neumann’s Erntegarten und Hofladen, y la Obsthof Lindicke. Mención especial merece el parque temático Karls Erlebnis-Dorf (Berlín), una especie de Disneylandia de la fresa, con mascotas y atracciones incluidas.

Texto: Dácil Granados para Berlín Amateurs © junio 2022. Fotos: Pexels, Pixabay, Pxhere y Wikimedia Commons.

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X