Puerta de Brandeburgo Berlin de noche brandeburgo brandenburger tor aquitectura urbanismo

HISTORIA DE BERLÍN: monumentos, urbanismo y arquitectura

por • 1 marzo, 2021 • Actualidad, Alemania, Arquitectura, Barrios, CULTURA, HistoriaComentarios (0)1029

Hoy nuestra sección sobre la Historia de Berlín nos hace recorrer la arquitectura de Berlín y los cambios que ha ido sufriendo su paisaje y estructura urbanística a lo largo de los años.

Los estilos arquitectónicos que han predominado en Berlín fueron los correspondientes al período comprendido entre los siglos XVIII y XIX, en correlato a la época de brillo económico, político y cultural de la ciudad.

Los más extendidos son barroco, clasicismo, romanticismo y neoclasicismo, con numerosos ensayos de arquitectura característica del resto de Alemania y de Europa Central, que no son tan habituales en otros puntos del continente, como el neogótico y el neorrenacentista.

República de Weimar

Durante y después de la República de Weimar, aumentó la estética art-nouveau, la modernista y la posmoderna, con aguda influencia del racionalismo de la Bauhaus, circunstancia que supuso que la ciudad fuera líder de la arquitectura de vanguardia, esencialmente entre 1919 y 1933.

Los distritos centrales, sobre todo Mitte (con mucha diferencia), multiplicaron, en aquel período de bonanza, sus monumentos, museos, galerías, teatros y avenidas o bulevares.

Ley del Gran Berlín

A finales del siglo XIX se edificaron zonas residenciales en las antiguas salidas de la ciudad, por lo que la burguesía y la gran burguesía berlinesas abandonaron el centro para residir allí.

La Ley del Gran Berlín de 1920 (ley con la que la ciudad de Berlín adquirió territorios de la provincia de Brandeburgo, aumentando su superficie de 66 km² a 883 km² y doblando su población de aproximadamente 1,9 millones a cerca de 4 millones) supuso un aumento geométrico de la extensión y de la población de la ciudad, que pasó a ser, en cuestión de horas, la mayor de Alemania y una de las más grandes de Europa.

Los resultados fueron contradictorios, ya que la fusión de la ciudad con las comunidades rurales que la rodeaban produjo un severo deterioro en las condiciones de vida de más de medio millón de personas. Todo ello, además, tuvo lugar en la más intensa crisis social y económica que conoció la ciudad, la de la posguerra de 1914-1918, agudizada por el hambre, la hiperinflación y el desempleo que siguieron al Crack de 1929 o Gran Depresión.

Periodo de posguerra y el Muro de Berlín

Los efectos de destrucción durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) fueron muy severos en Berlín y la reconstrucción ha sido más bien lenta y laboriosa (en algunos casos a lo largo de más de una década), por lo que ha culminado en años muy recientes, debido, entre otras cosas, a la división entre la parte Este y Oeste.  En 2020, de hecho, todavía se estaban remodelando algunos edificios.

La erección del Muro (1961-1989) supuso además el aislamiento de ambos lados y la degradación arquitectónica y urbana de las zonas por las que atravesaba y las de sus inmediaciones, que permanecieron desiertas.

El histórico centro de Berlín (Mitte) pasó a formar parte del Este bajo control de la República Democrática de Alemania (RDA), lo que obligó a las autoridades de Berlín Occidental a conformar un nuevo centro urbano en torno a Charlottenburg.

Desde entonces, la ciudad devino en la frontera más tensa y crispada entre los dos bloques políticos e ideológicos hostiles en los que se dividió Europa (y el mundo), el capitalista u Occidental y el comunista u Oriental, a lo largo de toda la Guerra Fría (1945 o 1947-1990).

A partir de 1990 se redoblaron tanto las construcciones como las reconstrucciones arquitectónicas y urbanas con énfasis en la reunificación entre el Este y el Oeste.

Se optó igualmente (y audazmente) por sintetizar pasado histórico y contemporaneidad en diversos edificios, monumentos y avenidas, como revela el caso de Kaiser-Wilhelm-Gedächnits-Kirchengemeide, templo en el que permanece la torre del siglo XIX y al que se le añadió una estructura de cristal, así como la Puerta de Brandeburgo y el bulevar Unter den Linden, entre otros.

Más información próximamente en el capítulo titulado “Los distritos y sus divisiones”

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X