Cómo relajarse en Berlín Portada

Cómo relajarse en Berlín: guía para visitantes

por • 3 julio, 2021 • Actualidad, Aire libre, Berlín Práctico, Comer en Berlín, De día, GratisComentarios (0)305

Berlín es célebre por sus lugares históricos y su animada vida nocturna, la gente visita la ciudad buscando esas atracciones. Pero eso no significa que Berlín no albergue escondites tranquilos y relajantes donde hacer una pausa del mundanal ruido. ¿Por qué no atreverse a explorar la escena del bienestar berlinés?

Después de patear museos, mercadillos y recorrer el muro, un plan o escapada tranquila para relajarse, o simplemente descansar después de una intensa sesión de música techno, puede venir muy bien. Quizás incluso algún encuentro con el, a veces, duro carácter berlinés nos haga pensar: ¿dónde está mi terapeuta cuándo más lo necesito? En estos casos, lograr desconectar es también importante y conectarse de manera remota con un terapeuta de MyTherapist puede ayudar a relajarnos.

En este artículo ofrecemos una pequeña lista de actividades y lugares donde es posible conseguir el descanso mental y físico que se necesita después de tanto turismo. Porque a veces no es fácil saber cómo relajarse en Berlín.

Conectar con la naturaleza

Una manera de relajarse y evadirse tanto física como mentalmente del ajetreo que implica conocer una ciudad intensa como Berlín es conectar con la naturaleza. Afortunadamente, hay muchísimos parques y zonas verdes, así como lagos y  bosques muy cerca.

Nuestros lugares favoritos para desconectar en Berlín son sin duda el enorme y tranquilo parque de Tiergarten. Allí es fácil perderse, ya que posee 210 hectáreas repletas de jardines, lagos, paseos y arboledas. La ciudad también cuenta con más de un jardín botánico, entre los que destaca el Botanischer Garten en Dahlem. Sus jardines e invernaderos son lugares que realmente invitan al descanso.

Los jardines de Britz en Neukölln también invitan a pasar el tiempo de manera relajada, como practicando yoga al aire libre o contemplando lagos o rosaledas, y es además un lugar poco frecuentado. El bosque de Grunewald también es interesante conocerlo y recorrerlo sin rumbo hasta llegar al río Havel.

Comer algo saludable

Después de varios días probando la gastronomía local que incluye codillo, Schnitzel y mucha cerveza, el estómago pide auxilio. Es bien sabido que además de una cocina regional bastante calórica, Berlín es hoy por hoy una de las capitales mundiales del veganismo. Pero veganismo y gochismo no tienen por qué ir separados. Hamburguesas y donuts veganos campan a sus anchas, y eso no es lo que necesitamos. Hay que encontrar lugares donde comer sano y desengrasar. Vegetales frescos, frutas y vitaminas es lo que el cuerpo precisa para mejorar el estado físico y las conexiones neuronales.

Nuestras recomendaciones para comer saludable empiezan por el restaurante Daluma en Mitte. Decoración zen y una carta que ofrece bowls, jugos de frutas, infusiones y ensaladas. Para los mejores zumos y batidos naturales llenos de vitaminas, puedes elegir entre B Juice y The Juicery, ambos en Prenzlauer Berg. Si además quieres una comida libre de azúcar y gluten debes ir a Goodies en Schöneberg. Para desayunos a base de la más digestiva porridge de avena natural, opta por el Haferkater de Mitte.

Visitar una sauna o hamam

Los hamams y saunas conforman una de las respuestas más eficaces a la pregunta de cómo relajarse en Berlín. Son sin duda otra de las soluciones al cansancio o estrés que trae consigo hacer turismo. Sobre todo si se visita la ciudad en los meses más fríos, pero también durante el verano, ya que muchos de estos lugares cuentan asimismo con jardines o patios arbolados para descansar. Independientemente del tipo de sauna o hamam, el vapor, el calor o el sumergirse en una piscina climatizada es toda una experiencia.

No importa el tiempo, incluso pasar allí tan solo una hora puede suponer el descanso y la regeneración que el cuerpo y la mente necesitan para continuar el viaje.

Debemos recalcar que los hamams y saunas en Berlín son mixtos y no está permitido el traje de baño en ellos. Para las que se sientan incómodas con esta práctica, existen horarios especiales y saunas donde solo se admiten mujeres.

Siguiendo este enlace podrás conocer nuestras recomendaciones de los mejores hamams y saunas:

www.berlinamateurs.com/los-mejores-hamams-y-saunas-de-berlin

Meditar en la Habitación del Silencio

Si en estos días de ajetreo y turismo descubriendo la ciudad nos topamos con la Puerta de Brandeburgo, es muy probable que encontremos bastante gente. Allí los grupos de turistas sacan fotos, posan y hablan en todos los idiomas. También es el lugar donde reivindicar alguna injusticia o manifestarse. Alrededor de este monumento siempre hay algo que hacer, ver o esquivar. Si esto es demasiado, te saturas y necesitas descansar, puedes encontrar un oasis allí mismo, bien camuflado y poco conocido. Se trata de la Habitación del Silencio.

Este espacio tiene la intención de alejarnos del ruido y el ambiente a veces caótico y saturado de la Puerta de Brandeburgo, e invitarnos a descansar y meditar. El espacio es sencillo, apenas decorado y desprovisto de cualquier símbolo religioso, aunque también es apropiado para la oración. La Habitación del Silencio es el lugar perfecto para relajarse y tomar un breve descanso.

Raum der Stille | Pariser Platz 7, 10117 Berlín-Mitte

Horario: de lunes a domingo, de 11 a 18 horas
Entrada: gratuita

Terminar el día contemplando una puesta de sol

Observar cómo el sol se despide del día contribuye a conectarse con la naturaleza, alcanzando una agradable sensación de paz y serenidad. Esperar a que los rayos se extingan relaja las tensiones y regenera la mente. Además, si se observa en silencio nos permite dedicar un rato a la introspección durante la que desconectar de estímulos exteriores y conectar con nuestro yo más profundo.

En Berlín cuesta ver el horizonte, pero hay lugares estupendos para ver la puesta de sol. Uno de ellos es desde el Behmbrücke, con vistas al Humboldthain entre Wedding y Prenzlauer Berg. Si nos acercamos hasta Marzahn-Hellesdorf, en el Kienberg Park encontramos el Wolkenhain. Una plataforma de observación desde la cual se puede observar todo el parque, los distritos de Hellesdorf y Marzhan y, cuando hace buen tiempo, incluso Brandeburgo. Las puestas de sol allí son maravillosas.

El puente Modersohnbrücke de Friedrichshain, aunque feo, es famoso por la cantidad de gente que se acerca a disfrutar sus atardeceres y las vistas sobre Media Spree. Las vistas desde el Viktoriapark dejan Kreuzberg y Mitte a nuestros pies, que se transforman al ponerse el sol. Por último, la torre antiaérea de Humboldthain en Wedding también es uno de esos lugares por encima de tejados y árboles que dejan un cielo teñido de colores cada atardecer.

Dácil Granados para Berlín Amateurs © junio 2021 – Colaboración con MyTherapist

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Newsletter

X