TIPPS LITERATURA by Bartleby & Co – agosto 2014

por • 19 agosto, 2014 • CULTURA, Literatura, Tipps Literatura por Bartleby / Co.Comentarios (0)2974

Reseñas realizadas por los libreros de Bartleby & Co., librería española en Berlín, sobre libros recomendados disponibles en la librería.

Hoy recomendaremos comics. Concretamente comics de Fulgencio Pimentel, una de las editoriales más gamberras y con más ojo del panorama nacional. Podríamos dedicarnos a alabar sin parar la selección de comics editados por estos riojanos que tenemos en la tienda (ojito que también pueblan nuestras estanterías salvajadas del calibre de Frank, Vampir, Toreromaus o Arsène Schrauwen), pero por ahora solo os daremos pistas sobre dos volúmenes con los que nos hemos encariñado este mes.

Ojalá que te vaya bonito

Bendik Kaltenborn

Fulgencio Pimentel 22,80 euros

Puede que Bendik Kaltenborn sea uno de los ilustradores noruegos más reputados de la actualidad, pero eso no implica que Ojalá que te vaya bonito, una compilación de las tiras cómicas que ha venido haciendo en estos últimos años, sea una obra incontestable. Ni mucho menos. Pero parte de la gracia está ahí. Las intenciones de este hombre son tan delirantes que hay páginas que se pasan de la raya, y eso, aunque parezca fácil, es siempre de agradecer. Ojalá todo el mundo olvidase dónde están sus límites más a menudo.

Lo primero que atrae de este artefacto es, obviamente, la ilustración, brillante y grotesca a partes iguales. Deliberadamente kitsch y de línea clara como Swarte o Max pero también heredera del expresionismo alemán y nórdico, y con más de un parecido con la gestualidad brutal y el uso del color del todopoderoso Christophe Blain. También resultan de traca los quiebros espacio-temporales de algunas transiciones entre viñetas, lo que consigue que la lectura suponga a veces un viaje similar a contemplar un cuadro de Escher. En resumen: Ojalá que te vaya bonito es un regalo para la vista, y en ese aspecto creo que estaremos todos de acuerdo.

Pero la estocada definitiva llega con su humor, tan grueso como su trazo, tan absurdo que le obliga a uno a recomponerse cada dos por tres, a buscar respuestas donde no las hay, a girarse en la cama y soltar «ughs» en dirección del gotelé, como si un colibrí amedrentado quisiera escaparse de nuestra garganta. Y esa es una sensación maravillosa, inusual en un cómic de tapa dura y edición niquelada (como todo lo que edita Fulgencio Pimentel).

Siempre habrá excepciones, pero desbarres tan abruptos y disparatados como estos suelen estar reservados para los fanzines. En sus páginas asuntos como la violencia, el miedo o la enfermedad mental, campan a sus anchas, y lo que es todavía mejor: nunca de una forma evidente. Kaltenborn es especialista en hundir el fuera de plano en el horror más absoluto, mientras que lo que vemos a este lado del espejo son colores vivos y personajes abstraídos sin ningún atisbo de consciencia de lo que les puede llegar a ocurrir. Un disparate que, quieras que no, acaba siendo adictivo como la más sucia de las drogas.

Lo dicho: si queréis un cómic ágil, moderno y salvaje, haceos con este volumen. Os quedaréis como yo: amorrados al pilón y pidiendo 4.000 páginas más.

Hechizo total

Simon Hanselmann

Fulgencio Pimentel 21,80 euros

En el mundo de los comics siempre hay un enfant terrible con la imperiosa necesidad de airear su nihilismo a los cuatro vientos. En los últimos años la medalla de oro se la debería llevar Simon Hanselmann, tasmano con tendencia al desparrame y con la firme intención de inundar el mundo de historias nauseabundas desde que su tumblr se hiciera popular hará tan solo un par de años. Se dice que hasta Matt Groening es amante de sus comics, lo que no debería extrañarnos para nada dada la inmundicia que desde siempre ha alimentado los guiones de Los Simpson.

Hechizo Total viene a ser la primera parte de Megahex (editado originalmente en Fantagraphics), el seguimiento de la andrajosa vida de la bruja Megg, su novio, el gato Mogg, y su malparado amigo, el búho Búho. La dinámica estructural de estas historietas es siempre la misma: Megg y Mogg tirando su vida por el retrete a base de porro y comida basura, ya sea frente a la televisión o durante fiestecitas aburridas. Lo mejor de todo el asunto: lo putrefactas que pueden llegar a ser las situaciones a las que llega Hanselmann combinando estos cuatro elementos.

Especialmente decadentes resultan las apariciones de los extras de lujo: el incontrolable Werewolf Jones, viva encarnación del espíritu de Jackass y personaje clásico en toda pandilla que se precie, el cándido nigromante Mike o Moco, el transexual con la cara de colores. Lo peor: verse reflejado en muchas de estas cuitas. Porque en realidad esto es un puto drama: el suelo se nos escapa de los pies y como decía Hank Williams: I’ll never get out of this world alive.

Si hay un personaje de cómic que transmita mejor que Megg la desazón existencial de este nuevo siglo, que venga alguien y me lo explique. Porque pocas cosas más estremecedoras hay que los momentos en que sus crisis de identidad, sus ataques hormonales o sus amagos de sensatez (que los tiene) emergen con fuerza entre semejante morralla. Ahí es cuando te hundes.  Y te dices: este es el cómic.

Hanselmann incluso lleva la cosa más allá y se permite soltar detalles que hacen su relato más fino de lo que a priori podríamos imaginar. Un cómic que por fin revela la verdadera naturaleza de Wuthering Heights de Kate Bush no puede decepcionar. ¿Y qué me dicen del concierto que hace el gato Mogg con micros de contacto pegados al pecho? Oh, sí. Aquí hay chicha y mucha, muchísima rueda chupada.

Daniel Clowes afirmó en su día que los comics de Hanselmann le producían estupor por la exactitud de su retrato de ciertas rutinas. Y no es para menos. Habrá quien no soporte tanta faltada, obscenidad y mezquindad. Habrá quien solamente se quede con el caca-culo-pedo-pis (omnipresentes, por supuesto) y mande estas páginas al ostracismo a la primera hojeada. Allá ellos. Como dijo Werewolf Jones: «Mis huevos son Lobezno».

Si te ha interesado, no te pierdas  los tipps literarios de julio y junio.

Tipps Literatura by Bartleby & Co © Adrián de Alfonso – Berlín Amateurs – agosto 2014
BARTLEBY & CO. BERLÍN
Boppstr. 2
10967 Berlín-Kreuzberg
U-Bahn Schönleinstr. / Hermannplatz

PROGRAMA MENSUAL DE BARTLEBY & CO:

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.