Tarot en Berlin: El Loco (joker)

Tarot en Berlín: El Joker anda suelto

por • 26 septiembre, 2019 • Actualidad, INSIDE BERLIN, SociedadComentarios (1)1176

Cualquier intento de definir esta ciudad puede resultar parcial y reduccionista. Berlín es en sí misma una experiencia que te atraviesa y no deja impávido ni al más avezado de los visitantes. Millones de personas circulan por sus avenidas, calles, parques, lagos y canales, mientras su flora y su fauna zoológica incitan a la aventura. Al igual que una baraja de tarot, la ciudad propone un viaje a nuestras profundidades. Por eso, en esta columna propongo pensar en ese abanico de arquetipos que podemos encontrar en el viaje por la ciudad y, tal vez, reconocernos a nosotros mismos como parte de ese camino.

El Joker suelto en Berlín

Le Mat, Der Narr o, como lo conocemos la mayoría, El Loco es el arcano que inaugura la baraja del tarot, es decir, el inicio del viaje. No está numerado como el resto de los naipes y se lo asocia al necio, el tonto, el gracioso, el bufón, el Joker. El Loco representa al eterno viajero, nómada, despreocupado que anda por el mundo sin vínculos ni nacionalidad. Ajeno a cualquier necesidad, de cualquier complejo, avanza sin rumbo ni objetivos previstos.

La espontaneidad es la marca distintiva del personaje. Podemos encontrar diferentes representaciones de este arcano dependiendo de la baraja. Por ejemplo, en el tarot de Rider-Waite, que data de comienzos del siglo XX, El Loco avanza hacia un precipicio. Su compañero es un perrito que salta con entusiasmo a su lado.

Pamela Colman Smith aka Pixie, la ilustradora de las cartas, imaginó a un joven similar a un juglar de cuerpo extendido, sosteniendo una rosa blanca en la mano izquierda y una pequeña bolsa sobre el hombro derecho. El diseño del tarot de Marsella difiere del modelo de Pixie en varios aspectos, sobre todo en la apariencia: El Loco viste como un arlequín y camina hacia la derecha (mientras que el de Pixie lo hace hacia la izquierda).

En las calles de Berlín podemos encontrarnos diferentes personas que encarnan este arquetipo. Por ejemplo, al caminar por Oberbaumbrücke, puente que une el barrio de Kreuzberg y el de Friedrichshain, o por la estación de Kottbusser Tor. Bajo el armazón de ladrillos de la zona peatonal del imponente puente o de la decadencia utópica de la estación, existe un número importante de vagabundos, homeless, desclasados, yonquis y/o locos. Su salto fue dejar de lado la vida que ya no funcionaba para buscar otra. Tal vez, El Loco no sabe concretamente dónde va pero sí dónde no quiere estar, y esa es la certeza que alimenta ese viaje. La intemperie de la ciudad y los perros de compañía son sus estímulos.

A través del testimonio de Christiane Felscherinow que conocemos por el libro publicado en la revista Stern en 1978 y por la película Christiane F. Wir Kinder vom Bahnhof Zoo de Uli Edel en 1981, se describe con crudeza el impacto de la heroína en esta preadolescente que para mantener la adicción se prostituye en los baños de la estación del Zoo. La estación central de la RFA y el flujo de pasajeros diarios que pasaban por las instalaciones propiciaba el escenario para la prostitución de Christiane y sus amigos que necesitaban dinero para seguir consumiendo.

Una escena clave de la película rebasa de la energía de El Loco: el grupo de preadolescentes corriendo por las galerías comerciales del emblemático Europa Center en Charlottenburg con la voz grave de David Bowie sonando de fondo: You can be me, mientras El Loco se arroja al abismo como en el arcano del tarot de Rider-Waite al igual que el joven que rompe el cristal de la lotería para robar la recaudación. Después, huyen de la policía hacia la azotea del edificio. Buscan las alturas y fuman bajo las luces de neón del símbolo de Mercedes-Benz de la Alemania occidental. Con esta paradigmática postal de “héroes” modernos arrancamos el viaje por los arquetipos de esta ecléctica ciudad.

No se negará de mi identidad
la expansión, la duda
el claroscuro
ninguna cicatriz
ni astro muriendo
Todo lo soy

Claudia Rodríguez para Tarot Trans “El juicio final” de Zaida Gonzalez

Verónica Elizondo para Berlín Amateurs © septiembre 2019

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

One Response to Tarot en Berlín: El Joker anda suelto

  1. Avatar Anónimo dice:

    Un encanto tu artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.