Escrito por: Actualidad Alemania Cine CULTURA OCIO

Entrevista a Lila Avilés: “Tótem fue un viaje luminoso que nos cambió profundamente a todos”

La directora mexicana Lila Avilés conversó con Berlín Amateurs sobre su segunda película, Tótem, estrenada en la Berlinale 2023, que se proyectará comercialmente a partir del 9 de noviembre en Berlín y otras ciudades alemanas.

Desde su estreno en la Berlinale en febrero de 2023, Tótem, la segunda película de la mexicana Lila Avilés, ha participado en destacados festivales internacionales de cine. En Berlín, por ejemplo, recibió el premio del Jurado ecuménico y desde entonces se ha presentado en Biarritz (Francia), Pekín (China), Jerusalén (Israel), Lima (Perú) y San Sebastián (España), entre otras ciudades, donde ha cosechado premios a mejor director, mejor guion o mejor actuación.

Tótem fue “una certeza del corazón”, cuenta Avilés a Berlín Amateurs. Avilés está emocionada porque la cinta volverá este 9 de noviembre a Alemania en forma de proyecciones comerciales. “Estoy muy feliz de que regrese porque todo comenzó en Berlín”, agrega.

La película se centra en un día especial, de esos que marcan; en este caso la vida de Sol, una niña de siete años que se encuentra en casa de su abuelo ayudando con los preparativos de una fiesta para su padre. A medida que avanza el día, un ambiente extraño y caótico se apoderará lentamente de la situación, fracturando los cimientos que mantienen unida a la familia.

“Sol llegará a comprender que su mundo está a punto de experimentar un gran cambio, uno que abrirá el camino al misterio de celebrar la vida”, se lee en la reseña de la cinta que hace poco fue seleccionada por los cineastas mexicanos para representar a su país, y competir por la nominación a mejor película extranjera, en los Premios Oscar 2024.

Berlín Amateurs: Te has convertido en una de las directoras más respetadas de México e incluso de Latinoamérica, ¿cómo vives esto?

Lila Avilés: Es una gran alegría, yo soñaba mucho con ser cineasta pues [en México] hay ese estigma de que si no estudiaste en la escuela de cine o si no vienes de ahí, es muy complejo dirigir. Atravesé muchos trabajos, pero me gusta mucho escribir, leer y dirigir; ese era mi sueño. Un día dije: No voy a dejar que pase un año más. Y así comencé a rodar mi primera película: La Camarista. Fue una experiencia muy linda. Es muy bello saber que estoy aquí con mi segunda película.

Ahora, hay un tabú con la segunda película. Dicen que si te fue bien con la primera, la segunda es muy difícil, pero siempre pensé: Y si no es la segunda, seguro es la tercera o la cuarta. Intento no poner tanto peso en ello, lo lindo fue que Tótem ha sido recibida ferozmente. Me siento muy agradecida por ser cineasta.

Berlín Amateurs: Tótem, tu segunda película, fue estrenada en la Berlinale y entiendo que ya ha pasado por más de 30 festivales en diferentes partes del mundo. ¿Esperabas este recibimiento?

Lila Avilés: Es mucho más de lo que esperaba. Una ama la película, la haces desde las entrañas, pero [el resultado] siempre es una incógnita, nunca sabes. No me gusta invitar a gente a ver la película antes del estreno, a lo mucho invité al fotógrafo, a las productoras y quizás a una persona más del grupo. Pero, al regresar de Berlín, luego del estreno, fue una revelación también para mí… Este año ha sido arrollador y estoy muy feliz.

Berlín Amateurs: Tótem ha sido elegida para representar a México en los Oscar…

Lila Avilés: Ya pasé por ahí y ahora vengo más fuerte. Tótem ha sido un regalo absoluto, hay que seguir acompañándola. Este año, en particular, hay películas tremendas, ya solo formar parte en mi país de la selección para los Oscar es como que ya ganamos. Haremos todo lo que se pueda para llegar a los nominados.

Berlín Amateurs: Tengo la sensación de que hay una historia personal detrás de esta película… ¿En qué momento decidiste contarnos esta historia en la pantalla grande?

Lila Avilés: Sí, viene de una historia muy personal. Yo fui mamá jovencita. Mi hija ha sido todo: lo bueno, lo malo, lo difícil, lo amoroso, lo pasional. Nosotras pasamos por ese proceso de duelo, obviamente empezó como algo muy cerquita, luego ya te vas separando. Quería hacer algo especial y, desde que había hecho mi primera película, ya venía cargando [esa idea]. Eso es lo bonito del arte, que empieza cerca, pero luego se transforma, agarra luz propia e incluso te ríes y te la pasas muy bien. Fue un proceso muy sanador. Nos transformó mucho la película, y no solo a mí, sino a todo el equipo creativo, pues todos estaban muy en sintonía con la película. A veces sucede eso, son como los buenos viajes, hay viajes maravillosos y otros en los que dices: ahí te ves. Por suerte, este fue un viaje luminoso que nos cambió profundamente a todos.

A veces vienen ideas y otras que son certezas del corazón, es como un palpitar que sabes que es. Todavía no existe la película, pero ya existe y es como un saber que es. Eso es muy bonito. Yo espero ahora no tardar tanto entre una película y otra. No buscar tampoco que sea más espectacular. Esa es la belleza de los cineastas que tienen esa mente y el oficio muy abierto, no es tanto la expectativa hacia el otro lado…

Berlín Amateurs: Tótem es una película que aborda temas como la muerte, la enfermedad, las relaciones, la vida desde la mirada de Sol, una niña de 7 años. ¿Cuáles han sido las razones para que decidieras contarnos esta historia desde los ojos de una niña?

Lila Avilés: Desde el inicio sabía que iba a ser una película coral, pero que el eje central iba a ser Sol. Esta niña de siete años iba a tener un día muy especial como todas las personas tenemos en esta vida. Hay días que te marcan, hay días en los que el tiempo pasa lento y hay días en que el tiempo pasa rapidísimo. Quería poner atención en esos días especiales en donde estas muy presente. Yo siempre digo que la infancia es destino y me interesaba mucho poner la mirada en esos primeros siete años que marcan la personalidad. Quería que Sol fuera el eje medular de esta historia.

Berlín Amateurs: En Tótem participan actores profesionales y actores naturales. ¿Qué desafíos implica trabajar de esa forma en una película?

Lila Avilés: Creo que es la mezcla perfecta. Hay algo muy bonito de la gente que nunca ha actuado y es que no tiene ego. Lo que es muy bello de los actores es que ya tienen esa sabiduría, ya tienen el oficio. En el caso de Naíma Santiés, que es la protagonista, ella trae una energía muy bella y pues fue cosa de ir modulándola, cuidándola y tener mucha comunicación.

Siempre pienso que rodar es como un juego. Como directora intento ser lo más amorosa, pero tanto puedo ser amorosa con la niña como con un adulto. También tengo mucha claridad porque estoy tocando temas sensibles… Siento que ahí la comunicación es vital.

Berlín Amateurs: Después de ver tus dos películas, me queda la sensación de que eres una cineasta que explora y/o reivindica lo femenino… Tus personajes mujeres son muy potentes en relación con los personajes varones. En ese sentido quisiera preguntarte si esto es algo que tú has decido como cineasta o es algo que se ha ido dando en la medida en la que vas desarrollando tus historias…

Lila Avilés: A mí los personajes son lo que más me emociona. Te enamoras, te imaginas cómo hablan, es muy bonito cuando encuentras esa voz que es diferente y sabes que ahí hay un personaje.

Sobre esta exploración de lo femenino se da naturalmente, intento ser lo más equitativa, pero soy mujer y no puedo quitarme ese saco. Vengo de una familia de matriarcado de mamá, de tías locas, luchadoras guerreras, de las multitareas entre que trabajas, la familia, la casa… Pero también estoy muy rodeada de hombres muy hermosos, he tenido esa dicha y siempre voy a abogar por el bello equilibrio.

Berlín Amateurs: ¿Qué esperas del público alemán en esta segunda visita de la película?

Lila Avilés: Ojalá y la abracen. Creo fuertemente que en ella hay un viaje emocional que es importante recibirlo en el cine. Es bueno que salgas y que la película te acompañe. Lo que viví en el estreno en la Berlinale es una experiencia que se me va a quedar tatuada para el resto de mi vida. Ver esa sala gigante de tres pisos llena de personas en sintonía con la película…

Berlín Amateurs: Hablemos de cine latinoamericano. ¿Cuáles son los desafíos de hacer cine en México? ¿Qué lo diferencia del resto de Latinoamérica?

Lila Avilés: Por suerte en México hay fondos. El problema es que todo depende de un jurado y a veces ese jurado pues en gustos se rompen géneros. Siempre ahí pueden darse las altas o las bajas, pero sí hay una forma de hacer arte. No es como en otros países que no tienen apoyo, como en Guatemala. En ese sentido, Jairo Bustamante ha hecho una labor titánica. En Latinoamérica hay también potencias como Argentina, donde hay una solidaridad en la industria que creo que es buena en ellos. Brasil es otra potencia, y después Chile y Perú, que están queriendo alzar vuelo. Por suerte, México tiene industria (…), aunque uno siempre tiene que luchar por la libertad creativa que hoy por hoy es muy complicada. Tienes que hacer una labor titánica. En el caso de mis dos películas, soy productora, no voy sola, es mucho trabajo, pero también te ayuda a tener esa capacidad, tener la libertad.

Traigo otras dos historias encima, no sabes cuál va a salir antes, no sé qué va a pasar porque ahora viene la parte horrorosa de la búsqueda de fondos. Yo solo sueño con hacer muchas películas en muchas partes del mundo.

Tótem de Lila Avilés, a partir del 9 de noviembre en cines

Lichtblick Kino Berlin | 16.11.2023 – 22.11.2023

Carla Hannover para Berlín Amateurs © octubre 2023. Fotos cortesía Piffl Medien
(Visited 136 times, 1 visits today)

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial