Carta Rundfunkbeitrag gez berlin impuesto television pagar

Rundfunkbeitrag: la cuota que divide la opinión pública alemana

por • 28 marzo, 2014 • Actualidad, Alemania, SociedadComentarios (0)11768

 La típica visita intimidatoria de los agentes del GEZ (Gebühreneinzugszentrale, antiguo órgano de recaudación del canon estatal que todos aquellos que tenían televisiones y/o radios en casa, en el coche o en la oficina debían pagar) ha evolucionado hacia el recibo de una carta en la que desde finales de 2013 se reclama un importe obligatorio para sufragar la permanencia y el funcionamiento de los medios de comunicación nacionales. Aquel clásico habitual en la cotidianidad alemana solía culminar con un “no tengo televisión-radio-ordenador-teléfono inteligente”. El reglamento vigente desde el 1 de enero de 2013 apela a la sencillez: cada vivienda ha de abonar una única cuota fija de 17,98 euros al mes (a modo de tarifa plana igualitaria), independiente del número de personas que vivan en ella o la cantidad de aparatos electrónicos de que dispongan. Las denuncias que alegan la inconstitucionalidad de esta nueva medida (legal) no se han hecho esperar.

En lo que se refiere a las grandes empresas, se ha de pagar una cuota superior. La cuantía en estos casos depende del número de establecimientos y la cantidad de personal contratado-asegurado. Para las instituciones (escuelas, universidades, policía, bomberos, etcétera) rige una normativa especial: cada establecimiento paga una sola cantidad. Se trata de financiar entre todas las personas que habitan en Alemania los medios de comunicación estatales públicos (ARD, ZDF y Deutschlandradio), se cuente con televisor, radio, ordenador, teléfono inteligente o no. Se prevé que estos medios sean financiados con las aportaciones de los ciudadanos a través de dicho canon, la recaudación por publicidad y otros ingresos.

La falacia de una televisión mejor

Desde el nuevo organismo “ARD ZDF Deutschlandradio Beitragsservice” encargado del registro y la recaudación, estiman que nada cambia para el 90 por ciento de los ciudadanos que hasta ahora ya financiaban los medios estatales con sus contribuciones mensuales: ahora 1,5 millones de personas incluso podrían verse beneficiadas y pagarían menos que antes. La cuota actual ha sido fijada por una comisión independiente y respaldada legalmente por cada estado alemán.

Esta tasa, heredera de la consabida tarifa impuesta por el GEZ que se mantuvo en vigor hasta finales de 2012, tiene sus orígenes en los años cincuenta. Por aquel entonces quien declaraba la posesión de una radio pagaba un impuesto especial, diferente a los que registraban la propiedad de una televisión en el hogar. El nuevo modelo de financiación se basa ahora en la decimoquinta modalidad del contrato que regula este canon (Rundfunkänderungsstaatvertrag).

BA: ¿Por qué no piensan ustedes en otra forma de financiación más justa?

Beitragsservice-departamento de prensa: Hoy en día se puede acceder a la programación de ARD, ZDF y Deutschlandradio a través de una variedad de dispositivos: es posible por ejemplo ver la televisión a través del ordenador o escuchar la radio en su teléfono inteligente. El objetivo de la modificación del canon es lograr un modelo de financiación público que se adapte al desarrollo de las nuevas tecnologías. La cuota se ajusta al momento actual y simplifica las normas para todos los ciudadanos a los que afecta el nuevo modelo de financiación: una vivienda – una cuota.

BA: Cada persona no registrada aún suele recibir una media de dos cartas-reclamo al mes. ¿Cuántas cartas están dispuesto a enviar?

B: En el contexto de la nueva cuota, aquellas personas de las que todavía no consta un registro están recibiendo una carta a través del servicio de correos procedente del Beitragsservice. En dicha carta se solicita que se comunique si ya en esa vivienda se paga el canon, por ejemplo, mediante una persona que vive en el apartamento, o si sería todavía necesario el registro. Si no se responde a esta carta hay por lo general dos cartas-recordatorio que se envían en los dos meses siguientes. Como se anuncia en la carta, ha de efectuarse obligatoriamente el registro a través del Beitragsservice.

BA: ¿Emprenderán acciones legales en algún momento?

B: Aquellas personas ya registradas que han de pagar la tasa por su vivienda, pero que no hayan abonado la cantidad después del requerimiento del pago a través del Beitragsservice, reciben después de la amonestación un aviso en el que se estipulan los pagos atrasados y la fecha límite de pago.

BA: ¿Qué pasará si finalmente se declara este impuesto como anticonstitucional?

B: ARD, ZDF y Deutschlandradio están convencidos de que las reglas sobre la normativa que afecta a esta cuota es constitucional. En el caso de que los tribunales de contencioso-administrativo o constitucionales de los estados o a nivel nacional reclamasen, sería tarea de los parlamentos de cada estado adaptar las medidas correspondientes.

8.600 millones de euros anuales para los medios estatales

Los ingresos obtenidos por medio del GEZ ascendieron en 2012 exactamente a 7.492.520.505,97 euros, 41.003.184,20 euros menos que en 2011. La recaudación de esta cuota ha ido decayendo cada año desde 2008, tendencia que continuó en 2012, lo que finalmente ha provocado la imposición de la nueva tasa única vigente desde 2013 que afectaría a unos 42 millones de ciudadanos, instituciones y empresas.

En vista de que no son pocos los migrantes que no han sabido cómo reaccionar ante este tema, desde el blog satírico en español berlunes.com destinado a la comunidad berlinesa hispanoparlante incluso recomiendan la descarga directa de modelos de carta con los que responder al Beitragsservice. Además aconsejan (en clave de humor) no pagar por adelantado, hacerlo vía transferencia sin proporcionar información bancaria y siempre condicionando el pago a plazos a la posibilidad de que cambie el procedimiento actual (lo que en alemán se denominaría Rundfunkbeitrag unter Vorbehalt zahlen, Rückerstattungs-Anspruch sichern), para poder así recuperar el dinero que se hubiera ingresado. Desde otros portales de Internet se ofrece asesoramiento legal para presentar una queja. A la hora de interponer la demanda no se necesita abogado, aunque advierten seguir pagando el impuesto.

Además de la posible inconstitucionalidad del asunto, a buena parte de los ciudadanos le preocupa también lo que atañe al manejo, manipulación, distribución o comercialización de sus datos personales. Beitragsservice garantiza la no distribución de la información sensible de los alrededor de casi 70 millones de hipotéticos contribuyentes. Los datos de cada ciudadano mayor de 18 años residente en Alemania (nombre, dirección, titulación académica, estado civil y fecha de nacimiento) han sido extraídos del registro municipal en el que cada uno está empadronado, algo legitimado por el gobierno sin que fuera necesaria la consulta previa a los ciudadanos antes de facilitar esa información privada.

El periódico Die Welt informaba a finales de 2013 que ya había en aquel entonces unas 600 demandas interpuestas por ciudadanos y empresas contra este canon. Muchos se apoyan en un dictamen emitido por un catedrático de derecho que lo considera inconstitucional, pues ya no se trataría de una cuota sino más bien de un impuesto. En Berlín se han registrado unas 100 demandas en tribunales competentes. Otro tipo de quejas provienen de personas con alguna discapacidad grave que a partir de 2013 ya no estarían exentas del pago.

www.rundfunkbeitrag.de

Artículo de Paco Arteaga publicado previamente en CAI © marzo 2014

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.