Impresionismo: la liberación del color en Die Sammlung Hasso-Plattner Collection (Potsdam)

Impresionismo: la liberación del color en Die Sammlung Hasso-Plattner Collection (Potsdam)

por • 1 junio, 2021 • Actualidad, Artes Plásticas, CULTURA, De díaComentarios (0)306

Casi dos siglos después, el histórico Museo Barberini de Potsdam (Humboldstr. 5-6) rinde homenaje a los grandes genios del Impresionismo y Posimpresionismo con una colección permanente gracias al legado de su benefactor, el coleccionista Hasso Plattner.

Frecuentaban los mismos lugares, viajaban juntos y se inspiraban los unos a los otros trabajando al aire libre y captando sus “impresiones” momentáneas de la naturaleza, inundadas de luz y de colores intensos.

El legado de Hasso Plattner

Si Hasso Plattner y los impresionistas hubieran coincidido en el espacio y el tiempo, no cabe duda de que habrían forjado una gran amistad. Hace ya dos décadas que el fundador del gigante informático SAP comenzó a coleccionar obras del genio francés Monet, y desde entonces no ha parado hasta reunir un total de cien piezas, impresionistas y posimpresionistas, 34 de ellas de Monet, que ahora dona en su totalidad al Museo Barberini, reconstruido por él mismo.

Los ejemplares que ahora ven la luz en Potsdam, entre los que destacan Los almiares, Los nenúfares, El Palacio Contarini, de Monet; y El puerto al atardecer (Opus 236), de Paul Signac son obras de primer nivel, y están a la altura de las que pueden encontrarse en el Museo d’Orsay de París, el Instituto de Arte de Chicago o la Galería Nacional de Arte en Washington.

Un paseo por la colección

Allá por 1860, Claude Monet, Jean–Pierre Renoir, Camille Pisarro y Alfred Sisley unieron fuerzas y fundaron un movimiento pictórico. Atraídos por los recientes descubrimientos científicos de la época abandonaron sus estudios para pintar al aire libre. A partir de ese momento, la luz sería “el personaje más importante del cuadro”; y la realidad, una percepción fugaz que los pintores traducen en atmósferas, ambientes y efectos de luz sobre el agua, la nieve o los paisajes. A veces con un resultado casi fotográfico.

Gauguin, Boudin, Cézanne, Morisot, y más tarde Dufy Vladminck se suman a la nueva tendencia, haciéndola evolucionar hacia el Neoimpresionismo, el Puntillismo y el Fauvismo. Pintores de todo el mundo, entre ellos Picasso, acuden al barrio de Montmartre para inspirarse observando la vida en los boulevares de París, su naturaleza o los jardines que en primavera, verano y otoño están exuberantes.

De sus frecuentes paseos y viajes por la costa francesa y Europa emergen maravillas como The River, de Monet o La vista del puente de Argenteuil y el Sena, de Caillebotte. “Estas pinturas nos involucran como espectadores de una forma muy directa. Podemos sentir prácticamente el viento en la cara y la temperatura del agua cuando miramos los barcos en el Sena. Ningún otro arte puede hacer eso”, afirma Plattner.

Monet, quien residió durante su último periodo en Giverny, se dedicó a plasmar sobre lienzos gigantescos los estanques de nenúfares que había mandado construir, consiguiendo un efecto de aplanamiento sin precedentes. En el Museo Barberini podemos admirar dos de sus obras más emblemáticas.

Para la inauguración se organizaron conferencias y se grabaron vídeos que ahora pueden verse en la web del museo, en donde expertos realizan una introducción al movimiento. Una aplicación acompaña al visitante en su paseo durante las dos horas asignadas, que se hacen cortas. Muy cortas. El museo vuelve a estar abierto nuevamente y la visita debe reservarse previamente de forma online, pues las plazas son limitadas.

Impresionismo | The Sammlung-Hasso Plattner Collection
Humboldstr. 5-6 (Potsdam)

Precio de la entrada: 16 euros; 10 euros reducida
www.museum-barberini.de

Marisa Calzado para BA © junio 2021

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X