Morphine Modern | Morphine Contemporary: cuando los beats analógicos detonaron el hormigón del Berghain

por • 25 octubre, 2019 • Actualidad, De noche, Música, OCIOComentarios (0)305

Desde su nacimiento en 2005 como sello independiente de electrónica analógica experimental de la mano del músico Rabih Beaini, Morphine Records se ha convertido en uno de los sellos de referencia de la escena contemporánea. El amplio porfolio del sello, puede observarse una gran hilera de artistas: algunos fichados en el punto de despegue de sus carreras, y otros consagrados, como Charles Cohen, Sote o la banda indonesia Senyawa.

Tras un largo hiato, los adeptos del sello berlinés tuvieron su recompensa a tan larga espera de nuevos lanzamientos. Aunque las recientes publicaciones de los nuevos álbumes de Upperground Orchestra, Stefan Fraunberger, MA y Contagious eran ya motivo suficiente para congregarnos en Berghain durante las jornadas del 10 y el 11 de octubre, se puede afirmar que el resto del line-up del evento fue, asimismo, un aliciente perfecto para encadenarnos en los interiores del templo del techno de principio a fin.

Resulta complicado destacar algo entre las decenas de artistas programados por Morphine Records y su aliado para la ocasión, Modern Matters, pero algunos momentos quedarán por siempre en nuestras retinas, como el live de Thommas Brickmann, productor de techno referente desde los años ochenta, que modificó sus discos de vinilo convirtiéndolos en tocadiscos, como si de dos brazos customizados se trataran.

Daisuke Imamura aka DJ Die Soon convirtió Berghain en un paraje desolado y distópico, con unos beats azabaches y abruptos que nos mantuvieron anexionados a la pista de baile. Sin lugar a dudas, fue uno de los platos fuertes de la jornada del jueves.

Durante el viernes, día en que la afluencia de público se duplicó y podían observarse caras conocidas de la escena de club berlinesa, nos sorprendieron los directos de Container, con su propuesta techno noise DIY ensamblando los sonidos de sus cassettes y el rugido de su Roland MC-909; así como las Contagious, que con una remarcada sapiencia experimental mostraron su primer EP homónimo, publicado bajo el paraguas de Morphine Records.

Cuando el evento comenzaba a llegar a su fin, los dubs psicodélicos, techno y avant-garde de la francesa Marylou retumbaban en los muros de hormigón del templo brutalista. Tras el último set de la jornada, de la mano de Mieko Suzuki, algún que otro fiel de Morphine Records se decantó por coquetear con las inmediaciones de Panorama Bar. Un largo fin de semana no había hecho más que empezar.

Lucía Morales para Berlín Amateurs © octubre 2019

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.