Club Mate bebida estrella berlin alemania te helado mate

Club Mate: la nueva Coca Cola

por • 13 mayo, 2012 • Alemania, Gastronomía & Alimentación, OCIOComentarios (0)2392

Uno vive atrapado en la ignorancia creyendo desde el primer momento que está consumiendo un producto argentino -tan bien exportado que hasta tiene su versión textual alemana para el embotellado-, hasta que descubre por casualidad que Club Mate es en realidad un refresco estimulante de Baviera. Si lo que necesitas es vigor, no seas vulgar: olvida el Red Bull y pásate al Club Mate. Éste bien pudiera ser el contenido de una campaña publicitaria comparativa pro Club Mate. Y desleal, a qué negarlo. Si, como decía De Quincey, el té será siempre la bebida preferida del intelectual, ¿qué podemos decir entonces del Club Mate? Probemos.

Mate –infusión depuradora con efecto antioxidante considerada el oro verde por los nativos sudamericanos– es una palabra indígena derivada del vocablo quechua mathi que significa vaso o recipiente hecho de calabaza para beber. Existen más de 15 tipos derivados de esta planta en América que contiene de 0,3% a 1,5% de cafeína/mateína. Argentina acapara el consumo máximo hasta tal punto que se le suele considerar su producto nacional estrella. El mate no es nada extraordinario. Club Mate, menos. No vamos a convencerte para que pruebes esta bebida.

Club Mate o cómo dinamitar el cansancio

Club Mate está elaborado a partir de un derivado de la yerba mate. Es un hecho contrastado -y ya sabemos que los hechos hablan un lenguaje propio y por ellos mismos- que sus efectos estimulantes son producidos por una cantidad favorable de cafeína que actúa en el sistema neurológico como un activador excitante que combate la fatiga y neutraliza el cansancio. ¿Que sientes que la fatiga te puede y que has envejecido un siglo debido al cansancio? ¡Rejuvenece dos bebiéndote un Club Mate!

Este fenómeno fisiológico lucha contra el agotamiento después de los trabajos forzados; cualquier debilidad física desaparece milagrosamente con un leve sorbo. Puede que quizá con alguno más. Club Mate anima las funciones del cuerpo, estimula los nervios -en plan bien-, sin interferir en el sueño, afirmación esta última que sin duda generará discrepancias.

Un remedio natural, una poción mágica gaseosa que no engorda y que facilita la pérdida de peso –según cualidades recogidas en su web que ayudan, más que a describir, a elevar Club Mate a la categoría de bebida prodigiosa–, y suprime el hambre y la sed. Esto podría ser discutible; sus poderosos efectos antifatiga, para nada. En una botella de Club Mate encontramos una cucharada de té de mate de clase suprema: más rico, ligero y dulce que una infusión de mate casero-artesanal, aseguran sus productores.

Mate, la infusión de los Andes embotellada en Alemania

Un gaucho nos saluda desde el logo de la botella de Club Mate. ¿Apropiación indebida? Club Mate es heredero del Sekt-Bronte. El mismo perro con distinta etiqueta; la misma botella cuando cambió de dueños. Dasselbe in grün. Producido en la región de Baviera desde 1924 (de la mano de Georg Latteier y su pequeña empresa de bebidas), este refresco libre de alcohol siempre mantuvo al mate como uno de sus ingredientes de primera división. El jugador titular. La estrella de la liga.

En principio, el factor gaseoso y las burbujas dificultó el embotellado, sin embargo la fama de la bebida prosperó sin dificultades reseñables. Siempre se vendió como beneficioso para el cuerpo, la mente y ya puestos, para la salud. Con la Segunda Guerra Mundial, Bronte se extinguió para resurgir de las cenizas al compás de casi toda Europa después de la debacle.

Se sucedieron los linajes entre los miembros de aquella destilería familiar y el reconocimiento de la bebida creció. El área de distribución aumentó alcanzando incluso Hamburgo, junto con Berlín –donde es venerado–, la ciudad donde Club Mate tiene más aceptación hoy en día. En 1994, Hans Sauernheimer, consorte de la heredera Latteier, vendió la licencia de Bronte a la destilería Loscher, empresa familiar con domicilio fiscal en Münchsteinach, Baviera. Nueva era, nuevo nombre. Nueva y larga vida al Club Mate.

La bebida necesaria

Es posible encontrar Club Mate en Alemania, Suiza, Austria, Polonia, Finlandia, Estados Unidos, Holanda, Bélgica, España, Israel o Italia. “No promocionamos Club Mate. No hacemos grandes campañas publicitarias. La mejor publicidad es la promoción del boca a boca. Ésta es la forma como funciona Club Mate. Nada más”, nos responde Marcus Loscher, administrador de la firma. “No puedo proporcionarte datos de cantidades de producto que se venden o que exportamos”, zanja tajante Loscher, dando pie a suspicacias… Tampoco existe un consumidor ideal: “Entre 8 y 80 años cualquiera puede tomar Club Mate”, aclara.

La destilería Loscher también produce otras variedades de su producto predilecto: Ice-Tea Kraftstoff (Club Mate con porción extra de cafeína) y Club Mate Cola, para los amantes de las mezclas y linajes imposibles. Lo venden como una bebida no alcohólica ideal para la noche (aunque los hipster le añaden vodka), pero va genial también para el día como sustitutivo del té o del café, sobre todo en verano.

BA: ¿No cree que algunos amantes del mate verdadero podrían sentirse ofendidos al tropezarse con esta versión artificial del mate?

Markus Loscher: ¿Por qué iba a ser Club Mate una versión artificial del mate? Este producto existe desde 1924. La mayoría de la gente que he conocido y que les encanta el mate les gusta también Club Mate. Existen otras bebidas que contienen mate, pero Club Mate es la bebida embotellada más pura en la que se puede encontrar mate.

Interpretando este tono electrónico de Loscher, quizá de furia, desprovisto de smileys, no me atreví a sugerir que tal vez fuera artificial porque se trata de una bebida gaseosa que a todas luces contiene conservantes, colorantes, aromas artificiales y otras sustancias no naturales que no vamos a enumerar aquí. Aunque he de reconocer que a mí el Club Mate me encanta y que el mate natural aún no ha pasado por mi gaznate. Y como casi todos los estimulantes, legales o no, Club Mate también crea dependencia. Doy fe.

Redacción Berlín Amateurs © mayo 2012
© CAI

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>