TOA 2016

TOA 2016: la vanguardia de la tecnología en Berlín

por • 14 julio, 2016 • Actualidad, Ciencia & Tecnología, CULTURA, InternetComentarios (0)2162

En unos días de julio vestidos de gris octubre y ante el impresionante telón de fondo de la Berliner Funkhaus se encuentran cientos de personas, no pocas con acento californiano y apariencia de “gurús” — perdónennos los hinduistas por la banalización del término— de la tecnología en Berlín, reunidos al calor —literal, no había aire acondicionado en ninguna de las salas— de la Tech Open Air (TOA).

A pesar del sofocante calor en una de las magníficas salas representativas de los antiguos estudios de la radio y televisión de la RDA, más de doscientas personas asistieron a la conferencia de apertura a cargo del guatemalteco Luis von Ahn, fundador de la herramienta de aprendizajes de idiomas Duolingo. Von Ahn argumentó con gran elocuencia a favor de la democratización del aprendizaje y contra la brecha social que la desigualdad educativa crea. Sin embargo, lo mejor aún estaba por llegar: la sincronización de cerebros, impresiones sobre la realidad virtual y aumentada, el cambio digital de los medios de comunicación o el porqué es posible que un programa informático confunda a Kim Kardashian con una lámpara. Pasen y vean.

Sincronizando cerebros: neurociencia para la compenetración

Un chico y una chica sentados frente a frente se miraban a los ojos mientras conectaban a sus cerebros unos medidores de ondas cerebrales. Una pantalla gigantesca mostraba cómo, poco a poco, sus cerebros iban entrando en sintonía, a pesar de las intencionadas distracciones provocadas por el grupo de científicos liderados por el neurólogo David Poeppel, jefe del Instituto Max Planck en Fráncfort del Meno.

Lo que parecía un experimento banal sirvió como botón de muestra de la importancia de la sincronización cerebral en las dinámicas sociales, que puede hacer que una pareja se entienda mejor o que muestra si un grupo de estudiantes está realmente interesado en una clase y si es capaz de trabajar de forma efectiva. En palabras de Poeppel, por medio de la sincronización cerebral “en el futuro será posible hacer sentir a la gente la cercanía y compenetración interpersonal a pesar de la distancia”. Tentador y a la vez perturbador.

Interpretando imágenes: Kim Kardashian no es una lámpara ni un candelabro

“¿Cuál es la importancia de entender las imágenes?”, preguntó de forma retórica la analista tecnológica Susan Etlinger, que reflexionó sobre la inmensa cantidad de imágenes que se comparten en el mundo y del reto de entenderlas. Etlinger dejó patente el enorme poder de los programas informáticos de reconocimiento de imágenes, que utilizan inteligencias artificiales y que, sin embargo, aún tienen mucho que aprender.

La inocencia de estos softwares, avanzadísimos en algunos parámetros de identificación y totalmente profanos en otros, es casi conmovedora. Al analizar un cuadro de Manet que mostraba a una prostituta desnuda (Olympia), el programa lo asoció a la temática “religiosa”, confundido seguramente por los desnudos del Renacimiento. Aún más hilarante fue la interpretación que el ordenador hizo de la archiconocida portada de la revista Paper en la que aparece la popular Kim Kardashian, que para su desgracia fue confundida por el software con una lámpara, un candelabro y un reloj de arena.

¿Realidad virtual, aumentada, tangible o disminuida?

Una de los desarrollos tecnológicos más potentes actualmente es el de la llamada realidad virtual, posible mediante un dispositivo en forma de gafas que nos transporta a uno entre muchos Matrix. El experto en realidad virtual Benny Arbel subrayó cómo la realidad virtual puede dar poder a los espectadores de cine y convertirlos en codirectores. Además, Matthias Döpfner apostó con claridad por el prometedor futuro de esta tecnología en el periodismo, aunque se abren grandes interrogantes acerca de las narrativas inconsistentes.

De forma paralela al auge de la realidad virtual se ha desarrollado la llamada “realidad aumentada”, que combina el mundo “real” con informaciones complementarias superpuestas a él, permitiendo una forma completamente nueva de relacionarse con el entorno. ¿Un paso más hacia el desvanecimiento de lo que hasta hace poco considerábamos realidad? ¿O quizá una oportunidad de experimentarla de forma más intensa y en el fondo humana?

Transformación digital de los medios de comunicación

¿Por qué la digitalización ha desconcertado a tantos medios de comunicación y por qué otros se desenvuelven con enorme soltura en tierras digitales? El director ejecutivo del grupo editorial Axel Springer, Matthias Döpfner, respondió describiendo la digitalización como el cuarto hito en la comunicación tras el surgimiento del lenguaje, el uso de la palabra escrita y la invención de la imprenta. Además, Döpfner aconsejó a los medios perder el miedo a canibalizarse al pasarse al formato digital. También sugirió que es una mala idea separar en un medio de comunicación a los trabajadores “tradicionales” de los “digitales”, en lugar de hacer a todo el mundo responsable de este proceso.

Aunque se esperaba un debate entre Döpfner y el arquitecto holandés Rem Koolhaas, este finalmente no pudo asistir. Koolhaas será el encargado de la construcción del “campus de medios” de Axel Springer, caracterizado por un impecable diseño de prisma transparente cuyo interior se entiende como un valle en el que no existen las oficinas y la gente se relaciona, colabora y trabaja de forma libre en un espacio continuo.

Tecnos, arte e idiosincrasia humana

Por sorpresa apareció finalmente el director de la Staatsoper de Berlín, Daniel Barenboim, que explicó la acepción primitiva del término griego “tecnos” como “arte” y pronunció exquisitas palabras:

La tecnología con más belleza es aquella que nos hace más humanos y que es imperceptible, como el mecanismo de un instrumento de viento que hace posible el disfrute de la música.

Lo cierto es que la tecnología nos acompaña desde siempre. No es nuestra labor temerla, sino reencontrarnos con lo humano —social, artístico y político— a través de ella. Evitar que nos idiotice por medio del principio de máxima comodidad intelectual y que nos haga aislarnos perdidos en la maraña de la fugacidad y de lo estéril. ¿Seremos capaces de ello? Cualquier cosa con tal de humanizar el uso tecnológico. Dicen que el optimismo es inherente al ser humano.

Juanfran Álvarez para Berlin Amateurs © julio de 2016
Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte todas las novedades que publicamos en torno a la vida cultural, social y artística de Berlín, no dudes en suscribirte aquí a nuestro boletín semanal con lo mejor de esta fascinante ciudad.

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.