Al pie de la escalera - portada

TIPPS LITERATURA by Bartleby & Co – febrero 2015

por • 17 febrero, 2015 • CULTURA, Tipps Literatura por Bartleby / Co.Comentarios (0)2450

Los libreros de Bartleby & Co. nos proponen dos libros de su Biblioteca de Préstamo Bartleby. Os podéis hacer socios de su biblioteca de préstamo por 20 euros. Esto os permitirá sacar tres libros de la biblioteca cada quince días durante todo un año

El desierto y su semilla

JORGE BARÓN BIZA

Eterna Cadencia – Disponible en préstamo en nuestra Biblioteca Bartleby

Había sentido una atracción tan fuerte por este libro durante tanto tiempo antes de que cayese en mis manos que cuando por fin lo conseguí, la tensión por la atracción fue tan fuerte que lo perdí en un bar (o quién sabe dónde) a los pocos días de conocernos. Así que no lo pude terminar. Tuvo que pasar un buen tiempo para que el azar lo pusiese de nuevo frente a mí y pudiese reemprender la lectura y terminarlo. Así que la relación de tensión y amor por el libro y su contenido existió desde antes de que le echase el primer vistazo y se mantuvo latente durante casi dos años después. El último mes he conseguido cerrar el círculo y me desprendo de este petit bijou con cierta pena para depositarlo en la estantería de nuestra biblioteca, donde a partir de hoy, día en que tecleo esta reseña, tendrá una vida independiente de mí.

Jorge Barón Biza fue autor de una sola novela y se suicidó a la edad de 61 años en la ciudad de Córdoba (Argentina), de la que también fue oriundo. El desierto y su semilla fue su única criatura, junto con una recopilación de su trabajo periodístico que se publicó de manera póstuma en 2010 bajo el título Por dentro todo está permitido. Qué bellos títulos para una obra tan escueta y maldita, diréis. Pues sí. Además, los títulos hacen honor al contenido de los libros. El desierto y su semilla es un libro raro, truculento, poderoso y bello.

La narración arranca en un angustioso trayecto en taxi por una ciudad confeccionada por telas superpuestas de luz y de reflejos. En la penumbra del taxi viajan Eligia y Mario, madre e hijo. Eligia está siendo consumida por el ácido que su marido le ha derramado en la cara en el momento de la firma de su acuerdo de ruptura matrimonial, unos minutos antes. Eligia fue en la vida real Clotilde Sabattini, y su marido, Raúl Barón Biza, quien efectivamente derramó ácido en su cara el día de la firma de su divorcio, con su hijo Jorge Barón Biza presente.

La narración se dilata con morbosa lentitud y abarca todo el proceso de reconstrucción y curación de la madre, narrado en primera persona por el hijo, que la acompaña durante el indecible calvario de las diversas operaciones de cirugía para recuperar el rostro completamente desaparecido y convertido ya solo en una calavera cubierta de algunos restos de carne.

El ambiente de la novela es sórdido y extraño, la clínica, el bar de enfrente donde se reúnen enfermeras y acompañantes de otros pacientes, una prostituta joven, la ciudad de Milán desconocida para el narrador del mismo modo en que lo es la propia cara de la madre. La tristeza y la soledad constreñidas y embalsamadas a la espera de que la narración avance. Las descripciones absolutamente letales de la lenta descomposición del rostro de la mujer y su reconstrucción natural, a la espera de nuevas operaciones. El modo en que la carne encuentra su camino sobre la destrucción y se edifica de un modo al que es posible otorgarle un sentido.  Y el modo en que la narración se construye, como esa misma carne, con parsimonia y sabiduría.

Al pie de la escalera

LORRIE MOORE

Seix Barral – Disponible en préstamo en nuestra Biblioteca Bartleby

Esta novela es, por decirlo sin currárnoslo mucho, la risa. Simple y llanamente. Hacía años que no me reía a carcajada limpia sola en mi habitación leyendo. Para ser justos diré que solo me reí dos veces, dos noches diferentes, yo sola, pero las risas duraron un buen rato y tuve que dejar de leer, levantarme, copiar lo que había hecho que me retorciera en mi cama y mandárselo por mail a algún amigo seguido de muchos JAJAJAAJJAJAS en mayúsculas. Así que fueron risas reales. Contantes y sonantes.

Me confieso una mala lectora y me avergüenza admitirlo en público: nunca había leído a Lorrie Moore. Lorrie Moore es citada continuamente por un buen puñado de mis autores favoritos como una referencia clave en sus vidas, y yo le había dado la espalda a Lorrie, había pasado de ella cada vez que había visto sus libros en la librería, le había dado esquinazo una y otra vez. ¿Por qué? Os preguntaréis. No lo sé. Quizá fuera la perversa y disuasoria musicalidad que desprende su nombre, o el hecho de que sus ediciones en español estén desperdigadas en algunas ediciones desordenadas de Salamandra.

Fuese lo que fuese, Lorrie nunca había sido santo de mi devoción. El caso es que Lorrie y yo teníamos una cuenta pendiente, así que me lancé con Al pie de la escalera porque durante los últimos meses he sentido ardientes deseos de leer novelas sobre la relación entre padres e hijos y más en concreto sobre la relación entre madres e hijas. Y esta es una novela sobre la relación de una madre adoptiva blanca, wasp y propietaria de un selecto restaurante de lujo y una niña bebé afroamericana nacida de la unión entre una redneck borderline y un adolescente negro.

La narradora de la historia es Tassie, una aguda y brillante joven de veintipocos que se saca un sobresueldo como canguro durante sus primeros años de Universidad. Las relaciones más tiernas que Tassie mantiene son con su padre, granjero horticultor, su hermano, su madre y su compañera de habitación en la residencia de estudiantes. Con el resto de la humanidad, Tassie mantiene una relación de cinismo cordial y profiláctica distancia. Tassie también tiene un novio durante la novela (no desvelo el descacharrante desenlace acerca de lo que pasa con el novio), solo diré que es egipcio y que la novela transcurre justo en los años en que Estados Unidos se prepara para la guerra de Iraq.

Rodeada de este elenco de secundarios impagables, Tassie se sumerge en la vida adulta como canguro de esta niña negra adoptada por una familia de clase media alta americana formada por un matrimonio de intachable aspecto que al poco tiempo irá dejando ver su verdadera naturaleza.

No puedo contar mucho más porque la trama es importante y no querría desvelarla. Solo diré que después de esta lectura me he hecho Lorrie-adicta. La traducción no es ninguna maravilla, así que si podéis leerla en inglés, mejor que mejor. En la librería Saint Georges podéis encontrar muchos de sus libros en inglés a buen precio. Y si después de probar con esta novela os apetece leer más cosas suyas en español, no os preocupéis que pronto tendremos todos sus libros disponibles en la librería.

Tipps Literatura by Bartleby & Co © Ana S. Pareja – Berlín Amateurs – febrero 2015

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.