“The present in Drag”. 9.ª Bienal de Berlín. Parte II

por • 1 agosto, 2016 • Actualidad, Alemania, Artes Plásticas, CULTURA, De día, Dentro, Imprescindibles, INSIDE BERLINComentarios (1)2764

Seguimos la entrega de la novena bienal de arte contemporáneo de Berlín con la segunda y subsecuentes sedes. Kunst Werke (KW), sede histórica por excelencia y segunda esta año en importancia, presenta obras que inciden en la subjetividad y la condición “digital” del individuo.

La poderosa instalación de Cécile B. Evans What the Heart Wants subraya el afán de las empresas por pensar como humanos para llegar a nuestro “yo” real. No en vano, las empresas saben mejor que nosotros mismos lo que queremos: miremos los anuncios que “aleatoriamente” aparecen en el lateral de nuestro navegador y veamos lo que se nos propone en ellos.

Josh Kline y su Crying Games, un filme rodado con actores a los que se les ha sustituido el rostro mediante sofisticadas técnicas digitales. Con resultados altamente reales, Kline muestra a los personajes que han causado crímenes de guerra en un pasado próximo, como Bush o Blair, llorando y pidiendo repetidamente perdón por sus actos.

Alexa Karolinski & Ingo Niermann con el vídeo The Army of Love, cuyo nombre también pertenece a una agrupación de personas que ofrecen amor sensual —no necesariamente sexo, sino más orientado al tacto y al afecto— a todo aquel que lo necesite, especialmente grupos con deficiencias físicas, no afectivas o mentales, que son rechazados por la sociedad “at large”.

Camille Henrot & Jacob Bromberg, con su Office of Unreplied Emails se enfrentan a la automatización del mundo profesionalizado. Henrot ha contestado todos los emails basura (spam) de su bandeja de entrada con reflexiones altamente subjetivas y muy humanas en relación al tema del email en sí, ya sea una causa humanitaria o cualquier anuncio de compra. Dichas respuestas (recordemos muy subjetivas) han sido generadas automáticamente por el software que ha creado Bromberg.

La movilización de la acción colectiva o la difusión de información falsa online es una tarea harto simple, ya sea sin causar daños, como en el caso de Amalia Ulman, ya sea para efectos desastrosos, como ISIS y el uso de la web para inspirar el terror. Ulman, que se hizo conocida por generar un falso perfil en Instagram con cientos de miles de seguidores que husmeaban en su “falsa” vida, la cual ella hábilmente alimentaba con contundentes pruebas gráficas (vídeos, fotos). La artista aireaba tanto alegrías (ir de compras u operarse las tetas), como sus miserias (el proceso de desintoxicación de su adicción a la cocaína). Aquí, en BB9, presenta Privilege donde detalla el proceso de un falso embarazo narrado esta vez a través de la superactual red social Snapchat.

Anne de Vries muestra la falsa realidad desde otra perspectiva, mediante un vídeo que fusiona el uso de técnicas CGI con metraje real de grandes festivales de música electrónica. La pieza presenta la imagen informe de grandes grupos de gente moviéndose al unísono. Los eventos musicales hiperproducidos a los que se refiere de Vries surgieron a través de la extensa escena queer de los Países Bajos en la década de 1990. La cosa se complica cuando nos damos cuenta de que lo que nos parece futurista (imágenes generadas por ordenador) en realidad es parte de nuestro presente. A través de la voz en off, se nos alerta de los peligros de crear cualquier tipo de agrupaciones masivas con fines políticos, económicos o de otro tipo, que alimente el comportamiento compulsivo de las masas y sus efectos negativos. La artista utiliza sus imágenes como metáfora del populismo rampante que particularmente ahora se ha generado tanto en la derecha como en la izquierda.

Le tercera de las sedes, una de mis preferidas, es la escuela de negocios ESMT (Escuela Europea de Management y Tecnología) ubicada en el antiguo edificio del Consejo del Pueblo de la antigua Alemania comunista y en frente del todavía en proceso de construcción castillo prusiano del siglo XIX que fue destruido por los comunistas para allí situar el Palacio de la República de la antigua RDA, que ha sido a su vez destruido por los capitalistas para construir a modo Disneyland el castillo mencionado anteriormente.

Pues bien, bajo la presencia de grandes grabados realistas propios de la era comunista, el colectivo emiratí GCC articula una obra a modo de instalación en la que dos esculturas, una mujer con atuendo actual musulmán y un niño, están situados sobre un pista de deportes, y una voz en off habla de la necesidad de cuidarse para sentirse bien. La pieza trata sobre la creciente obsesión por el wellness en la región del golfo. A los artistas les parece chocante cómo esa cultura forzada del bienestar (a nivel de equilibrio personal) puede integrarse en una tradición cultural dominada por la tristeza.

Simon Denny exhibe Blockchain Visionaries mostrando visiones de tres empresas reales a modo de expositores de feria (tan de nuestro tiempo) que operan con bitcoins —sistema de intercambio digital fuera del control, de momento, de las transcorporaciones y que por tanto ayuda a los individuos a escapar del sistema neoliberal en el que la riqueza se reparte en manos de menos del 1 % de la población mundial—.

La sede de la Colección Feuerle expone las fotografías de Josephine Pryde en las que aparecen manos sosteniendo dispositivos electrónicos que se entrelazan con otras imágenes de manos que sostienen objetos muy personales o de valor emocional. Yngve Holen tiene una serie de prístinas piezas de cristal que simulan las ventanas de avión, modo de transporte clave en este mundo global, hechas del mismo material que el iPhone de Apple.

Completan el recorrido, nunca mejor dicho, el barco que transporta a los visitantes de la bienal por la ruta turística del río Spree y que hospeda la instalación de Korakrit Arunanondchai & Alex Gvojic, inspirada en las oscuras fantasías de ambos.

Hasta el 18 de Septiembre

Diferentes sedes, chequear aquí

www.bb9.berlinbiennale.de

Texto: María Muñoz
Fotos: Paco Neumann y Timo Ohler (oficial BB9)

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

One Response to “The present in Drag”. 9.ª Bienal de Berlín. Parte II

  1. Excelente informacion, gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.