Tango en Berlín - Introduccion. Photo by Cobblestone street dancing man

Tango en Berlín I: tango para principiantes

por • 25 octubre, 2019 • CULTURA, Historia, Música, OCIOComentarios (0)424

Dada la importancia y repercusión del tango, reconocido como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad por la Unesco desde 2009, en Berlín Amateurs hemos considerado conveniente hacer una breve introducción, para contextualizar este baile y género musical. En la segunda parte de «Tango en Berlín» nos centraremos en las escuelas, las milongas berlinesas y dónde adquirir ropa de tanguero, los imprescindibles zapatos y demás complementos.

El tango es un baile sensual y un género musical que se originó en la cuenca del Río de La Plata a finales del siglo XIX, cuya autoría se la disputan las ciudades de Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay). Fueron los descendientes de los esclavos africanos, los inmigrantes europeos y los gauchos, de origen criollo, que se juntaban en el puerto a tocar sus instrumentos (el característico bandoneón es de origen alemán), y quienes crearon este género sin fronteras a partir de otro género musical (y otro baile), la milonga, que es más rítmico y divertido.

En este sentido, el documental Tango Negro: las raíces africanas del tango, del director angoleño Dom Pedro, profundiza en la influencia africana, poco o nada reconocida. En palabras del poeta y compositor Discépolo: «El tango es un pensamiento triste que se baila».

En un primer momento, el tango se bailaba en los burdeles y estaba relegado a las clases marginales del arrabal. Era un baile lascivo, preludio del acto sexual. No estaba, pues, bien visto por la sociedad. Las primeras letras del tango tenían un doble sentido, con un contenido sexual más o menos explícito, como por ejemplo «El Choclo», de Ángel Villoldo, cuya letra más popular pertenece a Discépolo o a «La gran muñeca», obra de Jesús Ventura y letra de Miguel F. Osés.

Sin embargo, cuando el tango se popularizó en Europa, triunfando en París durante el periodo de entreguerras, en Argentina se sofisticó, convirtiéndose en un baile de salón refinado, representativo de la aristocracia, con un código de vestimenta y cabeceo. En palabras del escritor José Gobello: «Aunque parezca joda, París es el lugar desde donde el tango llegó a la Argentina».

La tangomanía también llegó a la República de Weimar y su popularidad continuó en el periodo nazi, cuyos adeptos obligaban a los músicos prisioneros en los campos de exterminio a tocar el tango «Plegaria», también conocido como “Tango de la muerte”, mientras, confiados, los recién llegados avanzaban hasta las cámaras de gas (creyendo que iban a las duchas para ser desinfectados). Asimismo, el tango causó furor en Estados Unidos e incluso en Japón.

Al igual que el traje, el código de cabeceo todavía está vigente en algunas milongas, término que también hace referencia al evento o a la sala donde se baila milonga, tango y vals, y consiste en establecer contacto visual para invitar a una persona bailar. Tradicionalmente, es el hombre quien ladea la cabeza y si la mujer acepta, bailan una tanda completa, que consta de cuatro fragmentos (milongas, tangos o valses). Después suena la cortina o intermedio musical. En los lugares donde se cabecea, está mal visto que el hombre acuda a la mesa para sacar a una mujer a bailar, precisamente para no exponerla como una “rechazadora”, en caso de no aceptar la invitación.

El tango se baila abrazados y en sentido contrario a la horas del reloj. Básicamente tiene tres pasos: adelante, costado y atrás, y el ocho (sucesión de pasos cruzados formando un ocho) es la figura básica. La interpretación de cómo seguir la música es libre, y la combinación de pasos de tango es infinita.

Hay muchos estilos; los más característicos son el tango canción, creado y desarrollado por el cantor Carlos Gardel; el tango canyengue o arrabalero, que es opuesto al tango de salón; el tango milonguero, que se baila abrazado y compartiendo el peso; el tango nuevo, inspirado en el tango fantasía de espectáculo y que no debe confundirse con el nuevo tango, género musical creado por el compositor y bandoneonista Astor Piazzolla. Existe incluso el tango electrónico (Gotan Project, Tanghetto, Bajofondo, etc).

Para los amantes del tango en Berlín, pero pensando sobre todo en los principiantes, la conocida escuela Tangotanzen macht schön en Kreuzberg organiza el domingo 3 de noviembre el tercer Einsteiger und Community Tangoabend, una milonga donde tanto los tangueros principiantes como los más avanzados cambiarán de parejas y de roles, para que nadie se quede sentado. A partir de las 20 hasta las 23 horas. Auf Spendebasis, es decir, se paga la voluntad. El último Einsteiger und Community Tangoabend del año está programado para el primer domingo de diciembre.

Elsa Mirapiex para Berlín Amateurs © octubre 2019

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.