Bauhaus fundacion y escuela

Schönes Wochenende Ticket VI: Dessau

por • 3 agosto, 2012 • Alemania, Arquitectura, CULTURA, Diseño, Escapadas, OCIO, Schönes Wochenende TicketComentarios (0)3183

El éxito, los logros y avances de la Bauhaus no nos resultan hoy desconcertantes. En pleno siglo XXI, en contra de lo esperado, no volamos conduciendo nuestros propios utilitarios camino de nuevos descubrimientos pronosticados. Sin embargo, si no todos, muchos cimientos de la modernidad del siglo XX que nos ayudan a entender el diseño actual se fundaron en la Bauhaus, cuando entonces aquella audacia no era siempre bien recibida. La Bauhaus ocupa su propio puesto en el siglo pasado dentro de la cultura, la arquitectura, el diseño, el arte y los medios. En esta primera escuela significativa de diseño, en la que fueron profesores artistas contemporáneos destacados, se planteó un proceso de modernización que venía a paliar la crisis de la sociedad industrial. Fundada en Weimar en 1919, la Bauhaus significó la unión del arte y su producción; arte y tecnología como una nueva unidad programada por su fundador y director: Walter Gropius, arquitecto berlinés con cierta tendencia a lo experimental, cuyos méritos no fueron ni son precisamente escasos.

Menos es más. Herederos de la Bauhaus

La Bauhaus preconizó las líneas sobrias y sólidas, la producción masiva, y sobre todo concilió la unión de artes y oficios. Prevalecía la función contrapuesta a lo decorativo que con el tiempo se ha convertido precisamente en lo que querían evitar: icono de la ornamentación. El trabajo práctico en los talleres era el núcleo elemental de la Bauhaus. De acuerdo con la tradición artesana, los alumnos eran nombrados primero aprendices, después oficiales y finalmente maestros artesanos. En Dessau, antiguos alumnos como Marcel Breuer, Herbert Bayer, o Gunta Stölzls condujeron los talleres ya convertidos en maestros.

En 1925 se fundó la empresa Bauhaus GmbH para comercializar los productos desarrollados en la Bauhaus. Muebles y objetos cotidianos fueron diseñados para la producción masiva; productos de calidad a precios permisivos, considerados necesidades, no lujos. Bauhaus-Dessau es actualmente un centro de investigación, enseñanza y diseño experimental. Desde 1999, la Fundación Bauhaus-Dessau ofrece cursos de posgrado de un año centrados en estudios urbanos ligados al desarrollo demográfico, globalización y revolución tecnológica. Es el Bauhaus Kolleg destinado a profesionales emergentes en el ámbito de la arquitectura, el arte, diseño y humanidades con un programa internacional único que se apoya en la tradición de la Bauhaus.

Edificio Bauhaus-Dessau

Dessau. Ciudad industrial tocada por la varita del arte de la Bauhaus, cuyos maestros ubicaron aquí la nueva sede de la Hochschule für Gestaltung (Instituto de Diseño), tras haber sido expulsados de Weimar en 1925 por presiones conservaduristas pro- tradicionales, que veían en la Bauhaus un hervidero de ideas absurdas y comportamientos impropios. Antes de eso, la Bauhaus ya era un laboratorio consolidado en el que siempre primó la funcionalidad y el minimalismo bajo un halo abrasador de subversión. Los primeros experimentos arquitectónicos de la Bauhaus se llevaron a cabo en Dessau, donde todavía se encuentran sus primeras creaciones. En 1926 la escuela abría sus puertas en esta ciudad de Sajonia-Anhalt. Los nombres de algunos de sus docentes son ya leyenda: Lyonel Feininger, Wassily Kandinsky, Paul Klee, László Moholy-Nagy, Piet Mondrian, Oskar Schlemmer, Marcel Breuer.

La producción de la Bauhaus en Dessau se desarrolló entre 1926 y 1932, en la que fuera su segunda etapa como escuela. En 1928 las presiones consiguieron finalmente expulsar a Walter Gropius, al que sustituyó en funciones Hannes Meyer. La escuela se trasladó a Berlín en 1932, dirigida ahora por Ludwig Mies van der Rohe, quien redujo drásticamente las actividades y significación de los talleres, cercenando la posibilidad de experimentos utópicos bajo su escueto mandato. 1933 supuso el cierre y fuga de artistas. Y el resto (también) es parte de la historia del arte contemporáneo.

El Bauhausgebäude es el edificio central de la Bauhaus-Dessau ideado por Walter Gropius y Mies van der Rohe que hoy alberga la Fundación, el Kolleg, salas de exposiciones abiertas al público y la tienda que explota su atractivo merchandising. Una vez más, se quiso integrar la arquitectura industrial en la arquitectura civil a través de este cubo de hormigón, acero y vidrio (con su especial muro-cortina) que cuenta con tres alas interconectadas. El interior aún conserva mobiliario original como las sillas de acero tubular de Marcel Breuer que adornan escaleras y rellanos. Además de otras exposiciones (consultar programa).

www.bauhaus-dessau.de

Meisterhäuser

Ebertallee, la avenida de los maestros. Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1996. Una vez aquí, uno descubre lo fácil y sencillo que es tener una casa bonita, sin ostentaciones ni desarmonías en la construcción. Gropius las diseñó como residencias para los profesores-genios de la Bauhaus. La Meisterhaussiedlung está compuesta por cinco de las siete viviendas originales. Una casa para el director y tres dúplex semiadosados, en cada cual vivían y trabajaban –cual tándem– dos profesores y sus familias: Moholy-Nagy/Feininger, Kandinsky/Klee, Muche/Schlemmer. Casas simples y funcionales –aunque burguesas– de cubos contrapuestos y amplias cristaleras verticales y horizontales en medio de un escueto pinar. Alas izquierda y derecha conectadas en el piso bajo por la cocina y el salón de estar. El estudio era la estancia más amplia. El interior de estas villas se usa actualmente para exposiciones temporales.

Después de una restauración de color finalizada en abril de 2011, la casa de Lyonel Feininger es desde 1990 el Kurt-Weill-Center, dedicado a este compositor natural de Dessau a través de una exposición permanente. La que compartían Georg Muche y Oskar Schlemmer fue reconstruida en 2000-2001 y también es usada como espacio cultural. Los colores interiores de la casa Kandinsky/Klee contrastan con la sobriedad de la arquitectura pro-Bauhaus. Reformada en 1999/2000, mantiene aquellos experimentos coloristas con visos de Mondrian: eran grandes artistas, maestros, sabían lo que hacían. Por eso percibimos armonía entre tonos aparentemente incompatibles.

www.meisterhaeuser.de

Gropiussiedlung – Törten – Bauhaus Architektur

Luz, aire y sol fueron las premisas con las que se concibió este proyecto de casas asequibles para las masas. Entre 1926 y 1928, al sur de Dessau (donde hoy llega la línea 1 de tranvía) se construyeron 314 apartamentos de 57-75 metros cuadrados levantados en un estilo uniforme cohesionado, aunque no idéntico (eran distintas variantes de un mismo tipo de vivienda), a través de un proyecto dirigido por Walter Gropius comisionado por el municipio de Dessau. Gropius diseñó esta pequeña colonia de casas terreras –de planta baja y piso superior- con huerto-jardín pensado para la autosuficiencia. Residencias semiadosadas construidas en grupos de cuatro a doce unidades, de fachadas divididas en líneas de ventanas verticales y horizontales e interior de colores suaves. En los talleres de la Bauhaus se creo un mobiliario específico para este plan urbanístico, pero desgraciadamente no encontró compradores.

Se necesitaba economizar y éste fue el resultado. Sin embargo, la precariedad de materiales obligó a los propietarios a realizar algunas alteraciones posteriores. Lo que todo el mundo calificaría de casas bajas, apartamentos proletarios, cubos para la clase obrera, efectivamente lo son, aunque con un sello distintivo –el de la Bauhaus- que imprime carácter. Cualidad que, como en las personas, es algo difícil de determinar, pero que todo el mundo sabe reconocer como tal al primer golpe de vista. Todas sus calles parecen conducir a una playa con arena que jamás encontrarás al final. La singularidad convierte a cada casa no solamente en el típico cubo de cemento, aunque también. Esa ambivalencia de la que suelen adolecer casi todas las obras maestras. Además de las viviendas, otras casas clave convertidas en centro de exposiciones son: Konsumgebäude, Moses Mendelssohn Zentrum o Stahlhaus. Esta urbanización no fue más que otro experimento de Walter Gropius.

Por sólo 42€ (ha vuelto a subir…), el Schönes Wochenende Ticket de la Deutsche Bahn te acerca a ti y a cuatro colegas a Dessau

Infórmate aquí:

Schönes Wochenende Ticket online

CAI ©
Redacción Berlín Amateurs © enero 2013

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.