6. SIN PALABRAS Menez - Turismo es

Qué hacer en Berlín en un fin de semana

por • 18 septiembre, 2019 • BERLÍN PRÁCTICO, CULTURA, Escapadas, Historia, OCIO, Restaurantes, WeekendComentarios (0)1062

Qué hacer en Berlín en un fin de semana es la pregunta que muchos se hacen cuando vienen a pasar solo dos días a la capital alemana. Hay un montón de cosas que hacer en Berlín, pero en este artículo proponemos un plan adecuado a las visitas más cortas que sirva para hacerse una idea general de la ciudad e irse con buena sabor de boca.

Berlín es una ciudad increíble y llena de posibilidades. Da igual si el interés del viajero es la historia, pasar un fin de semana cinco estrellas, la vida nocturna, la gastronomía o las compras. Berlín tiene miles de opciones, desde lo más alternativo a lo más chic y elegante, pasando por la singularidad más absoluta de sus diferentes barrios. Pero entre tanta oferta es fácil sentirse sobrepasado, así que la mejor opción es optimizar y decidir qué es lo que realmente nos interesa. Con nuestros consejos se puede ganar tiempo sabiendo qué hacer en Berlín en un fin de semana.

Primer Día

Tour histórico a pie

No hay nada mejor que empezar el fin de semana con una primera toma de contacto de la ciudad. Al observar un mapa se puede comprobar que Berlín es enorme. Berlín cuenta con casi 900 kilómetros cuadrados de superficie. Para los que nunca hayan estado y no conozcan la ciudad quizás sea un reto, por eso en lugar de lanzarnos a la aventura será mejor ir acompañado de una persona experta que nos explique lo más relevante. Un tour a pie acompañado de un guía especializado es la mejor opción. Después del tour será más sencillo ubicarse y orientarse y entender por qué esta ciudad es tan única. Como sugerencia personal no aconsejamos los tours gratuitos.

Almuerzo para probar la gastronomía local

Sin duda, tras el tour el hambre aprieta y desde aquí recomendamos probar la gastronomía regional. Es cierto que la comida alemana no es demasiado refinada, pero al menos sus raciones son generosas. Recomendamos en muchos casos compartir plato. No hay que dejar de probar el Eisbein, codillo de cerdo al horno o hervido. Boulette, híbrido entre albóndiga y hamburguesa. Es fácil perderse entre la enorme variedad de salchichas, así que sugerimos las tradicionales Wiener, Bockwurst, Bratwurst, los Knacker y por supuesto Currywurst. El Wiener Schnitzel, (filete de cerdo o ternera empanado), también es un imprescindible.

Los vegetarianos pueden optar por FlammkuchenMaultaschen Spätzle. Los veganos lo van a tener más complicado, ya que hay poco de la gastronomía regional tradicional que esté libre de productos animales. Aunque fuera de lo que es la cocina alemana típica, en todos los restaurantes sirven opciones veganas válidas y deliciosas.

Tarde de museos

Ante la pregunta de qué hacer en Berlín un fin de semana desde aquí podemos aconsejar dedicarle una tarde a la cultura y al arte. Berlín está llena de galerías y museos así que hay mucho donde elegir. Pero para aprovechar mejor el tiempo, nuestra sugerencia es visitar la Isla de los Museos. Allí hay cinco museos maravillosos dedicados al arte clásico. Dentro de ellos hay obra de arte traída de Grecia, Roma, Egipto, Babilonia y Mesopotamia, pero también hay salas dedicadas al arte sacro, al arte alemán o a los pintores impresionistas. Los museos más importantes y también los más visitados son el Pergamonmuseum (Museo de Pérgamo) y Neues Museum (Museo Nuevo). Recorrerlos con un guía autorizado en español hace que la visita sea más instructiva y ágil.

Descubrir la famosa vida nocturna

No es un secreto que Berlín tiene una vida nocturna trepidante. Nos referimos a la multitud de discotecas y clubs de música electrónica que se reparten por toda la ciudad. La oferta es enorme y en casi cualquier barrio se puede encontrar la discoteca perfecta que se adapte a nuestros gustos. Pero cuando el visitante se plantee qué hacer en Berlín un fin de semana lo que sugerimos es salir del espacio de confort y atreverse con alguno de los clubs más gamberros. La escena musical más underground se puede encontrar en Berghain, Tresor, Watergate, Kater Blau o Zur wilden Renate, entre otros. No hay que olvidar que está muy mal visto e incluso prohibido sacar fotos en la mayoría de estos clubs.

Segundo Día

Degustar un abundante brunch

Pocas cosas hay más berlinesas que irse el domingo por la mañana de brunch. De todos es sabido que podemos considerar a Berlín como la meca del desayuno. Fantásticos, abundantes y disponibles en cualquier momento del día. Y el brunch es lo mejor que se puede hacer en Berlín un domingo por la mañana y hasta la tarde.

La gasolina que se necesita para recargar pilas después de haber salido la noche anterior. Embutidos y quesos regionales, donuts veganos, huevos revueltos, fritos o benedictine. Platos árabes y un sinfín de repostería y panes de todo tipo. Elegir el mejor es complicado, ya que todos suelen ser suculentos y sabrosos. Se puede encontrar una gran variedad entre los diferentes restaurantes y cafeterías (aquí una selección de cinco de ellos).

En cualquier caso, aconsejamos no dejar de pedir para acompañarlo una copa de Sekt, el vino espumoso alemán que marida perfectamente con cualquier brunch.

De compras a un Flohmarkt

Como dice el refrán, la basura de una persona es el tesoro de otra. En Berlín esta frase se hace patente en una lista interminable de mercadillos o Flohmärkte (en plural, Flohmarkt en singular). Allí se puede hurgar entre ropa, vajillas de porcelana, libros usados, cámaras de fotos, bicicletas y antigüedades de todo tipo. En cada barrio de Berlín, cada domingo se instalan estos particulares mercados, independientemente de si hace o no buen tiempo. Los más famosos son el de Mauerpark (Prenzlauer Berg), el de Boxi (Boxhagener Platz en Friedrichshain) y el de Charlottenburger Tor (Tiergarten). Suelen abrir de las 10 a las 17 horas.

Disfrutar de una sauna

Las berlinesas y los berlineses son grandes amantes de la sauna. Un plan ideal es ir enfilando el domingo con un buen y relajante baño de vapor. Dejar el ajetreo y el bullicio de la ciudad y sumergirse en la sauna es una experiencia superberlinesa. Ya sea sauna, baño turco, piscina climatizada o masajes, en cualquiera de las saunas y spa está la relajación garantizada. Quizás sea buena idea terminar el fin de semana en la ciudad de esta manera. Debemos recalcar que aquí las saunas son mixtas y no está permitido el traje de baño. Para las chicas que se puedan sentir incómodas, hay saunas que algunos días solo están abiertas para mujeres.

Dácil Granados para Berlín Amateurs © septiembre 2019. Foto portada: Menez

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.