Qué hacer en Berlín: planes imprescindibles

por • 22 abril, 2018 • Actualidad, Berlín Práctico, BERLÍN PRÁCTICO, OCIOComentarios (0)1966

Berlín es mucho más que la capital de Alemania. Es una ciudad donde conviven a la perfección el pasado y el presente y donde la tolerancia se puede percibir entre sus calles. Hay quienes consideran este lugar como un punto y aparte de la sociedad alemana, pero lo mejor para descubrirlo es ir hasta allí y contar con una experiencia en primera persona. Aunque hay muchos planes que se pueden tener en cuenta si uno está en Berlín, he aquí una lista de los que resultan imprescindibles en cualquier viaje.

Tours. Es la mejor manera de desentrañar todo lo que esta ciudad esconde. De la mano de Cultourberlin y sus guías, uno puede pasearse por la ciudad durante cuatro horas y verla con nuevos ojos. También es posible averiguar un poco más acerca de su famoso Muro o la Guerra Fría o bien optar por recorrer sus calles en bici. Por supuesto, acudir a Sachsenhausen resulta una experiencia conmovedora pero también enriquecedora, porque siempre conviene aprender del pasado. Quienes no quieran perderse ni un solo detalle y aprovechar al máximo su estancia, solo tienen que echar un vistazo a la página web de esta empresa, que cuenta con el aval de otros tantos turistas y de TripAdvisor, del cual han recibido un certificado de excelencia.

  • Comer en Tiergarten. En Berlín se respira una importante mezcla de aromas. Cuando uno llega, se es capaz de detectar dónde queda el Kebap más cercano que de decir dónde se puede comer un buen plato típico del lugar. Sí, por el centro hay unos cuantos que ofrecen algo parecido a lo que comen los berlineses, pero de peor calidad y mayor coste. Nada que no ocurra en cualquier otra ciudad. Por eso está muy bien saber dónde dirigirse para reponer fuerzas y continuar explorando. En Tiergartenquelle lo que le espera al visitante son platos como el Leberkäse, Spätzle o Eisbein. Todo ello con los sabores originales, puesto que la comida es casera, sin escatimar en cantidad y a precios razonables. ¿Quién da más? Y ya que se está en este parque, y si el tiempo lo permite, lo mejor es disfrutar por sus zonas verdes hasta dar con el Monumento Nacional a Bismarck, así como con la Columna de la Victoria
  • Monumento al Holocausto. Este espacio formado por bloques que conforman una enorme cuadrícula es sobrecogedor. Entre sus pasillos, uno puede ponerse a recordar la historia y en la parte subterránea detenerse a leer alguno de los nombres de las víctimas.
  • Catedral de Berlín. Una de las cosas más llamativas de este edificio es su cúpula, de cobre pero con una tonalidad verdosa. Es posible subir a ella y disfrutar de las vistas de la ciudad. Una vez dentro, se pueden visitar varias criptas y dejarse maravillar por su espectacular órgano.
  • Barrio de Kreuzberg. Algunos han denominado este lugar como la “pequeña Estambul” y no es para menos, porque sin salir de Alemania uno tiene la sensación de haberse trasladado a otro país, ya que todo está lleno de bares turcos y Kebaps. Desde hace años, son muchos los artistas que decidieron trasladarse aquí dotando al barrio de un cierto toque hipster de lo más singular. Si lo que se quiere es socializar, este es el lugar idóneo, ya que ofrece todo tipo de ofertas de ocio, desde bares a restaurantes, pasando por clubs, parques y su precioso Landwehrkanal, que bien merece un paseo en días soleados de la temporada estival.

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.