Panorama Bahn berlin

Panorama-Bahn: El tren panorámico del S-Bahn

por • 6 septiembre, 2010 • PrescindiblesComentarios (0)2945

Panorama Bahn es un tren acristalado habilitado para efectuar visitas turísticas por Berlín. Faltan once minutos para iniciar el primer recorrido a las once de la mañana. Personas de mediana a gran edad consultando mapas. Fotos de rigor. No sólo las mías. Sillones confortables rojo bermellón. Una fila de asientos individuales y otra de butacas dobles. Remates en madera. Moqueta gris verdoso. Möchten Sie etwas trinken? Ich hätte gerne ein Bier, bitte. Servicio a bordo. En un día como hoy, hasta es posible tomar el sol durante el recorrido que transcurre por todos los barrios, todos los puntos cardinales de la ciudad. Eso sí, visita guiada nur auf Deutsch. 16 euros es lo que cuesta un ticket para un adulto. Una hora de duración. Sin paradas. Desde Ostbahnhof hasta Ostbahnhof. Sólo sábados, domingos y festivos. Se ofrece la posibilidad de elegir entre tres recorridos. Otra manera válida para conocer Berlín.

Los vagones registran media capacidad de ocupación turística. Desde mi posición, atrapa mi atención el recogido pomposo de la señora del pelo gris –elaborado, aunque desgreñado- hecho hace ya algunos días, imagino. Edificios y emplazamientos significativos a ambos lados del recorrido: Treptower Park, El Hombre Molecular, Tempelhof, Deutschlandradio, Gasometer Schöneberg, antiguas oficinas de la Deutsche Bahn, centros comerciales de nueva era, Messe Berlin, Savignyplatz, Jüdische Gemeinde, Fundación Helmut Newton, Technische Universität, Landwehrkanal, Strasse des 17. Juni, Goldelse, Hauptbahnhof, Alexanderplatz, Fernsehturm -también el cielo-…, y algunos datos informativos acerca de los mismos.

S-bahn, sistema de transporte urbano, mueve Berlín

Método de desplazamiento interurbano de Berlín, el tren metropolitano S-Bahn, es uno de los medios de transporte público de corto recorrido que comunica con sus 15 líneas todos los barrios de la capital alemana y parte de los de la región de Brandemburgo. Gestionado por la compañía nacional de ferrocarriles de Alemania -Deutsche Bahn (DB)-, el S-Bahn constituye una modalidad atractiva para moverse por la ciudad, ya que se incluye en la red rápida de transporte de Berlín. 15 líneas discurren por 166 estaciones desde que el S-Bahn iniciara sus servicios en 1924, cuando se cambió el sistema de tracción a vapor por automotores eléctricos. Su primer recorrido fue entre Nordbahnhof y Bernau. El S-Bahn se integra en la red del U-Bahn –metro- y forman parte de un sistema unificado de tarifas que se extiende al bus, al tranvía y al tren Regional Express en las estaciones compartidas. Sus rutas se organizan en tres itinerarios principales: uno elevado que recorre la ciudad de este a oeste; uno subterráneo que la atraviesa de norte a sur y otro circular elevado denominado Ringbahn, disponible totalmente para el público a partir de 2002.

Stadtschnellbahn, tren urbano rápido, término acuñado en 1930, equivalente a S-Bahn, es parte de la red ferroviaria del transporte suburbano. Y en cristiano, digamos que se trata del tren de cercanías de toda la vida, independientemente de la ciudad y la terminología. En Berlín, combina tramos subterráneos y exteriores elevados que proporcionan una perspectiva panorámica significativa de la singularidad arquitectónica de la ciudad, posibilidad con la que no cuentan otras capitales europeas, si restringimos a Europa el ámbito de comparación.

Bitte, steigen Sie ein

El nombre de las líneas se encabeza con una S seguida de un número de uno o dos dígitos, dependiendo del grupo de rutas al que pertenezcan, además de un color determinado. Desde 1984, la BVG tomó la responsabilidad de la operación de los servicios del S-Bahn en Berlín oeste e implantó este nuevo esquema de numeración unificado que también se extendió al U-Bahn y al resto de Alemania. La frecuencia de tránsito se sitúa entre los 10 y 20 minutos, ó 30 en servicios nocturnos de madrugada. El S-Bahn funciona en días hábiles desde las 4 hasta la una y media de la madrugada aproximadamente. Los viernes y sábados, el servicio no se interrumpe en ningún momento. Varias rutas comparten líneas principales, lo que incide en la rapidez de la frecuencia del servicio y por tanto en la eficacia del mismo. El S-Bahn combina integración con billetaje y fácil y rápida conectividad con otros medios de transporte público. Además, la página web de la DB ofrece conexiones cómodas y precisas entre itinerarios seleccionados con margen de error prácticamente nulo.

El coste de los billetes depende de factores como zona del recorrido y distancia del mismo (un billete para zona AB –centro neurálgico de la ciudad- cuesta 2,10 euros; zona BC 2,50 euros; zona ABC 2,80 euros), de si se es adulto o niño, de si se viaja con bicicleta (el suplemento asciende a 1,50 euros para tramo estándar zona AB) o de si se realiza un recorrido corto (Kurzstrecke, a 1,30 euros cada ticket) que en tren equivale a tres paradas. Los billetes dan acceso a cualquier medio de transporte público durante dos horas y en una misma dirección, es decir, jamás valdría para ir de un punto A a B y volver de B a A dentro de ese mismo intervalo temporal. Existen máquinas expendedoras de tickets en todas las estaciones que proveen al consumidor de explicaciones en distintos idiomas. También encontramos billetes diarios (6,10 euros para zona estándar AB), semanales (26,20 euros bajo los mismos parámetros) o especiales de fin de semana ideales para turistas. También mensuales perfectos para residentes, si obviamos que el transporte público en Berlín es uno de los más caros de Europa.

Trayectoria histórica del S-Bahn

La idea inicial era unir las líneas subterráneas del tren interurbano berlinés de norte a sur. Un túnel –Nord Süd Bahn– unía ambos tramos finalizados en dos procesos escalonados: uno en 1936, coincidiendo con la inauguración de los Juegos Olímpicos y otro en 1939, justo un mes después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, que inevitablemente ocasionó el cierre de la mayoría de las líneas.

Las hostilidades de la Guerra Fría propiciaron la creación de aduanas en las estaciones que conectaban con el este y culminaron el 13 de agosto de 1961 con el levantamiento del muro, cuando se cerró el paso hacia el este de la ciudad, separando las líneas del S-Bahn durante 40 años. El S-Bahn creció en Berlín oriental aumentando sus servicios y convirtiéndose en el medio de transporte principal de los habitantes de la zona, mientras en Berlín occidental el U-Bahn expandía sus líneas rápidamente. Tras la reunificación, se aunaron esfuerzos y recursos en la reconstrucción y ampliación de la red existente del S-Bahn, cuya gestión volvió a las manos de la DB.

El S-Bahn es operado desde 1995 por la empresa S-Bahn GmbH, una filial subsidiaria de DB. La velocidad máxima de sus trenes alcanza los 100km/h o una velocidad de crucero de 39Km/h si se nos permite el esnobismo. El S-Bahn da trabajo a casi 3000 trabajadores que cada día laborable dan la bienvenida a bordo a 1,3 millones de usuarios –lo que lo sitúa en la tercera posición europea en el uso más frecuente de este medio de transporte–, de los que el 85% se declara satisfecho de sus servicios. Con una red ferroviaria de 332 Km sobre los que discurren una media de 2800 trenes cada día, el S-Bahn mueve a la capital alemana ahora y en el futuro, preocupándose cada día por la movilidad de Berlín y sus gentes.

www.s-bahn-berlin.de
www.s-bahn-berlin.de/sonderzuege/panorama-sbahn
www.db.de

Redacción Berlín Amateurs © 2010
© CAI

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.