Simon Rattle con la Orquesta Sinfónica de Londres. © Monika Karczmarczyk

Musikfest II: Romeo, Julieta y el hijo pródigo

por • 13 septiembre, 2019 • Actualidad, Conciertos, Música, OCIOComentarios (0)501

Existe una música que huele a jardín italiano, que canta en francés, piensa en inglés y tiene espíritu alemán. Es la sinfonía dramática Romeo y Julieta del francés Hector Berlioz. Su representación es uno de esos acontecimientos que solo suceden una vez en cada generación. Hace dieciséis años que no sonaba en la Filarmónica de Berlín esta obra que sirve de síntesis de la música europea del siglo XIX. Una mezzosoprano, orquesta sinfónica en su faceta romántica, coros y un barítono digno de la mejor ópera, todo en noventa minutos. Y un final de escándalo, un crescendo de instrumentos y voz inspirado en la Novena Sinfonía de Beethoven. “Voilà, c’est la vérité”, concluye el barítono en una vibración que se transmite nuestra piel. ¿Quién da más?

Dirige esta obra de siete actos el británico Daniel Harding, que disimula su escasa estatura subiéndose velozmente a la tarima. Y nos lleva con sus movimientos rígidos, como si lanzara un encantamiento, a la Verona de Shakespeare, donde un enamorado “es capaz de arriesgarlo todo”. Ya escribió Stefan Zweig que el verdadero sueño de los ingleses era Italia. También Berlioz arriesgó, estirando en toda su dimensión el músculo orquestal, para contraerlo y volverlo a inflar, como un pulmón que ríe, tiembla y llora.

De repente, se hace el silencio y aparece un cortejo fúnebre de coristas femeninas: Julieta yace envenenada. Y Berlioz decide volar sobre Shakespeare con un sexto acto en el que la confusa muerte de los enamorados suena como la continuación del romance. Es la muerte como consumación pura del amor —anatema del Romanticismo— a través de un canto alegre de violines y triángulos.

Precede al último acto una tanda de tosidos del disciplinado público alemán, que de costumbre marca con su carraspeo los límites de las piezas musicales. A mi alrededor, hay quien cierra los ojos, quizás imaginando escenas de amor. Y hay quien los intenta secar, quizá pretendiendo olvidarlas. Arrancan los aplausos y a mi lado sonríe una señora con el dedo índice aún mojado. ¿Quizás estuvo aquí hace dieciséis años?

El concierto de la Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Daniel Harding tuvo lugar el domingo 12 de septiembre y formaba parte del Musikfest Berlin. Aún quedan entradas para las repeticiones el 13 y 14 de septiembre.

La vuelta de Simon Rattle

Sus manos parecen pintar en el aire. Dirige con precisión un parlamento de músicos londinenses, armónicos y antítesis del espectáculo que ofrece la Cámara de los Comunes en Westminster. Lleva su inconfundible melena de pelo gris rizado especialmente ordenada. Sir Simon Rattle ha vuelto a la Filarmónica de Berlín, que dirigió durante quince años hasta 2017. Y  como quien confiesa una infidelidad, se ha traído a la Orquesta Sinfónica de Londres al completo.

Arranca Rattle con Let me tell you del danés Hans Abrahamsen. La experimentada soprano Barbara Hanningan nos lleva con clarísima voz a la campiña inglesa nevada. Las flautas son pájaros que huyen hacia el sur, una mano rozando el tambor evoca pisadas en la nieve. Y la orquesta suena a vidrio y hielo, que rompe el público con vítores que, quizás por despecho, parecen más dirigidos a la soprano que a Rattle.

Tras la pausa llega el calor del Catolicismo ferviente del compositor francés Olivier Messiaen, cuyo Éclairs sur l’Au-delà por fin enfrenta a la orquesta a un verdadero desafío interpretativo. La ornitología era la segunda pasión de Messiaen, que acompaña la música religiosa con el piar de las aves. Pájaros y canto gregoriano hechos orquesta. Y Berlín se rinde de nuevo a Rattle entre sonidos de triángulo y violín que anuncian la llegada de Cristo. Cinco minutos y un segundo de aplausos. Tanto se echaba de menos al hijo pródigo.

El concierto de la Orquesta Sinfónica de Londres bajo la dirección de Simon Rattle tuvo lugar el miércoles 11 de septiembre y formaba parte del Musikfest Berlin.

Musikfest Berlin 2019 | 31 de agosto al 18 de septiembre de 2019
Conciertos en la Berliner Philharmonie y en Konzerthaus
Programa completo aquí   

Texto: Juanfran Álvarez para Berlin Amateurs © septiembre de 2019
Fotografía: © Monika Karczmarczyk (Simon Rattle); © Stefan Rabold (Filarmónica de Berlín)

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.