Los Ramones Museum

Museos atípicos de Berlín

por • 30 agosto, 2010 • PrescindiblesComentarios (0)5358

Las peculiaridades de Berlín se reflejan hasta en sus museos. Para fundar un museo, sólo hace falta imaginación, un tema (ni siquiera muy rebuscado), una cronología de hechos más o menos relativos o afines, un local y algo de material analógico y audiovisual. Quizá por eso existan en Berlín unos 280 junto a otros centros de arte. Al fin y al cabo, un museo no es más que un lugar donde se exhiben objetos o curiosidades con valor cultural cuya función es atraer el interés de algún público. Porque seguimos viviendo por curiosidad, en espera de que lo nuevo vuelva a soliviantar nuestra imaginación. Y aunque parezcan improvisados, todos tienen su necesidad y alguna meta. Con la Larga Noche de los Museos (Lange Nacht der Museen) todavía a medio digerir, empeñamos una vez más nuestra palabra de honor y criterio con otra ristra de recomendaciones.

DEUTSCHES CURRYWURST MUSEUM. El emblema culinario de la capital alemana necesitaba un museo. Fundado en el verano de 2009, tanto su situación geográfica (muy cerca de Check Point Charlie, aledaños de Friedriechstrasse) como los aparejos que componen el interior, como la particularidad de que tenga oficina de prensa en Múnich, invitan a pensar que aquí se ha invertido demasiado dinero. Diseñado por Markgraph GmbH (Frankfurt) y Kubix Gmbh (Berlín), el Museo de la Currywurst incluso cuenta con servicio de audioguías en diferentes idiomas. Es curioso que un museo estime tu permanencia en él: entre 60-90 minutos. El coste de la entrada es para pensárselo mucho: 11€. Si se prefiere un ticket combinado que además incluya la degustación del snack agasajado, pagaremos 13,90€.

El hecho de que 800 millones de porciones de currywurst sean consumidas en Alemania cada año (70 millones únicamente en Berlín), quizá fuera motivo suficiente para pensar en la fundación de este museo. Todas las facetas de este popular tentempié urbanita en un espacio único de exhibición. Un paseo interactivo en 3 dimensiones nos conduce a través de la currywurst por el mundo, tipos y estilos decorativos de rulots que la expenden, mapa 3D de la ubicación de estos Imbisse en Berlín,  las mil fórmulas de la salsa, los cimientos del producto cuya creadora discutible fue Herta Heuwer a finales de los 40, su envase de cartón ecológico, el sofá-salchicha, la currywurst en películas y documentales y hasta un recorrido cronológico a través de todos los hitos de la comida rápida-basura (desde las palomitas de maíz pioneras al kebap).  Destaca el documental de la americana Grace Lee, Best of the Wurst, que desgrana a través de la currywurst el modus vivendi de Berlín y sus residentes.

Schützenstrasse 70

www.currywurstmuseum.de

SCHWULES MUSEUM. La investigación y la libre presentación de la homosexualidad y sus manifestaciones es el leitmotiv de esta institución que cuenta con sala de exposiciones, archivo (uso previo permiso) y biblioteca (más de 15 mil ejemplares -que no se prestan- entre textos científicos, literarios y artísticos de autores y/o temática homosexual). El Museo Homosexual de Berlín –Schwules Museum- es un lugar apto para la lectura, presentaciones de libros, exhibiciones, debates, discusiones pacíficas y productivas, sesiones de cabaret, ciclos de cine y vídeo, además de conciertos. Aquí se muestra el posicionamiento de la homosexualidad a través de sus facetas en la historia y en el presente.

Museo único en su categoría que fusiona una mezcla de trabajo y activismo social para difundir, presentar, la individualidad de homosexuales y contrarrestar así su tipificación y estigma, en pos del apoyo, de la aceptación de tipos de vida diferentes. Schwules Museum es una idea original de Manfred Baumgardt, Andreas Sternweiler y Wolfgang Theis surgida en 1984 cuando organizaron una exposición en el Berlin Museum sobre la historia de los homosexuales berlineses. Aquella muestra se llamó ‘Eldorado: historia, cotidianidad y cultura de hombres y mujeres homosexuales en Berlín 1850-1950’. Con más de 45 mil visitantes, batió records que predispusieron a la creación de una exposición permanente. En 1986 se fundó la asociación Verein der Freunde eines Schwulen Museums in Berlin e.V. que en 1987 tendría finalmente su espacio propio y perpetuo en Mehringdamm 61, Kreuzberg, sede actual del museo.

Mehringdamm 61

www.schwulesmuseum.de

MUSEUM DER DINGE. Denominar a un museo como el Museo de las Cosas, en realidad es una grandilocuente y genial ocurrencia. Los partidarios del horror vacui tienen aquí su museo. Una cronología de la funcionalidad y los usos de la producción cultural e industrial contemporánea. Objetos de culto diseñados por artistas famosos confrontados al diseño anónimo y reunidos en selecciones como ‘mal gusto’, ‘kitsch’ u ‘objetos en blanco y negro’. Juguetes de la RDA y de la RFA, cosas fabricadas en materiales artificiales, piezas de cerámica, radiotransmisores, envases, juegos de té, jarrones, muebles de diseño para casas en miniatura, de todo. Digamos que el contenido hace honor y reverencias al nombre del museo. Unos 25 mil objetos (agrupados temáticamente según materiales, funcionalidad, formas u otros aspectos comunes) recopilados desde 1979 por el Werkbund Archiv y el Museum der Dinge, piezas con un significado histórico respecto al diseño, así como material de archivo que documentan de alguna manera el día a día de la vida moderna, de la cultura de la comodidad.

Existe desde el verano de 2007. Aquí se reúne una extensa, heterodoxa e inesperada recopilación de objetos raros, de diseño inusual, pero imprescindibles para la cultura cotidiana-pop del siglo XX. Armarios y más armarios repletos de cosas y más cosas. Inevitablemente uno se pregunta: ¿Qué pasaría aquí en caso de seísmo? ¿Quién limpia el polvo a cada una de las 25 mil cosas? Los objetivos de este museo-laboratorio experimental son dirigir la mirada del visitante desde la cultura actual en materia de producción industrial, hacia el siglo pasado, hasta poder visualizar los objetos del siglo XX dentro de su contexto histórico. La muestra temporal (hasta el 25 de octubre de 2010) realiza un recorrido retrospectivo por la producción célebre del arquitecto y diseñador industrial alemán Herbert Hirche, uno de los nombres esenciales del estilo alemán e internacional de la posguerra. Abre únicamente viernes, sábados, domingos y lunes.

Oranienstrasse 25

www.museumderdinge.de

LOS RAMONES MUSEUM. Un espacio aparentemente improvisado en la trastienda del Café Manía. ¿Los Ramones son de Berlín? Los Ramones no son de Berlín sino de Nueva York, pregunta primera que uno se hace al descubrir la existencia de este museo en la capital alemana. Se trata de la colección privada de un fan incondicional, Flo Hyler, iniciada cuando tenía 18 años. Después de inversiones incalculables en eBay y transacciones con otros coleccionistas, en la casa de Flo no había espacio para otra cosa que no fuera Los Ramones. Hasta que su novia se hartó y planteó el clásico ultimátum desdeñoso que tanto adoran las mujeres: ‘¡O Los Ramones o yo!’. Así surgió este museo en septiembre de 2005, un año después de la muerte de Johnny Ramone, como un espacio ideal para fans de la música y no sólo de Los Ramones. Un lugar para compartir memorias, evocar recuerdos y contar batallas. Una vez conocidos sus orígenes, es normal que el recinto nos siga pareciendo esa habitación empapelada digna de un fanático enajenado de esta banda de rock.

Dos años después de haber recibido a más de 10 mil visitantes, tuvieron que mudarse: la renta del local se triplicó. En el verano de 2008, Flo Hyler se asoció con los responsables del Café Manía, donde se aloja el museo desde octubre de 2008. La muestra se compone de una mezcla abigarrada de letras de canciones manuscritas por sus propios autores, recortes de periódicos y revistas, fotos y camisetas enmarcadas, pósters y ediciones discográficas de coleccionista, además de la proyección de documentales. En total, exhibe unas 500 piezas para el disfrute y deleite de fans acérrimos. A finales de octubre de este año se prevé la celebración magna del 2º aniversario en el nuevo emplazamiento con la presentación del libro ‘On the Road with The Ramones’, de Monte A. Melnick.

Krausnickstraße 23

www.ramonesmuseum.de

MISCELÁNEA. En el Museo del Azúcar (Zucker-Museum, 1904) puede que Celia Cruz se hubiese sentido encantada. Este espacio ilustra la historia de la producción de azúcar y su importancia para Berlín a través de las relaciones políticas, económicas y sociales entre Europa, África y América, además de todo lo que usted siempre quiso saber sobre el tema. Reinaugurado en 1982, el Antikriegsmuseum (Museo Antiguerra) se compone de material (fotos, documentos, diapositivas, películas y objetos) de la Primera y Segunda Guerra Mundial, así como de un mapa mundial donde se posicionan los conflictos actuales. El museo Antiguerra es miembro asociado de War Resisters International (WRI) representado en una comisión de las Naciones Unidas para el desarme mundial. El Hanfmuseum es el museo de la marihuana. Aquí se exponen los múltiples usos del cáñamo -como la elaboración de tejidos y cuerdas- o las peripecias médicas y litigios legales del popular, polémico y prohibido cannabis.

ZUCKER-MUSEUM

Amrumer Str. 32

www.sdtb.de

ANTIKRIEGS MUSEUM

Brüsseler Str. 21

www.anti-kriegs-museum.de

HANF MUSEUM

Mühlendamm 5

www.hanfmuseum.de

Redacción Berlín Amateurs © agosto 2010
© CAI

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.