Crónica Melt! Festival 2018: “sois el mejor público” – Fotogalería

por • 17 julio, 2018 • Actualidad, Alemania, Festivales, GALERÍAS, Imprescindibles, Música, OCIO, WeekendComentarios (0)1391

Melt! Festival se ha ganado por méritos propios ser uno de los festivales europeos de referencia. Este año, 20 000 festivaleros pudieron disfrutar de artistas de gran calidad, tanto consagrados como nuevos talentos. Y es que si algo caracteriza y diferencia a Melt! es su apuesta por los sonidos y artistas más vanguardistas y experimentales.

Cabe destacar la fuerte presencia femenina sobre el escenario. Los tres cabezas de cartel, Florence and The Machine, Fever Ray y The xx, tenían a una mujer en el front-row. Y lo mismo ocurría en el resto de escenarios, que acogieron a un elevado número de mujeres DJ, raperas, etc.

VIERNES

The Internet fueron los encargados de inaugurar el MeltStage, el escenario principal del festival. La banda californiana de R&B alternativo liderada por la cantante y productora Syd presentaba su segundo disco en el festival. The Internet fueron la introducción perfecta de lo que sería uno de los estilos predominantes de esta edición del festival:  la fusión de R&B, electrónica, soul, rap, que tan popular se ha vuelto este último año.

Siguiendo esta línea pero con un toque un poco más latino, Kali Uchis presentaba en el Meltselektor su primer álbum de estudio. La sensualidad de la cantante de origen colombiano encajaba a la perfección en el entorno del Selektor… en la playa, a la orilla del lago.

Uno de los conciertos más esperados del día era el de Cigarettes After Sex. El grupo formado en El Paso (Texas) tocaba al atardecer en el escenario principal. La singular voz de Greg González y su sonido pop ambiental crearon una atmósfera agradable aunque sin llegar a una conexión total con el público.

La primera gran actuación del festival tuvo lugar poco antes de las 22 horas en el MeltStage: Tyler, The Creator lo dio todo sobre el escenario. El rapero presentaba su cuarto álbum Flower Boy, el primero con un gran sello. Un sonido muy potente y la gran puesta en escena atraían cada vez más y más gente hasta llegar a un lleno absoluto.

El segundo gran momento de la noche llegó con la reina de la jornada, o incluso del festival: Florence Welch. El público estaba impaciente por escuchar de nuevo a Florence + The Machine en directo después de tres años desde su anterior trabajo. La cantante londinense se entregó en cuerpo. “Vosotros sois los que habéis convertido mi dolor en algo bonito”, dijo de su nuevo single “Hunger”. Hit tras hit, la gente enloquecía. Terminó subida a la valla para cantar “You Got the Love”, sujetada por los fans de la primera fila. La gente pedía más. Florence volvió al escenario para interpretar “Big God” y terminar con la esperadísima “Shake It Out”.

Tras este final épico, la gente estaba preparada para continuar la noche con los sets de Jon Hopkins (Live), Ben Klock o Modeselektor.

SÁBADO

El sábado fue la mejor jornada del festival, sobre todo gracias a las actuaciones en los escenarios más pequeños.

A parte de la semifinal de fútbol en el MeltSelektor, por la tarde se pudo disfrutar de los sets en el escenario sensi o en el Day Stage de Highsnobiety. El dúo berlinés Gurr, integrado por Andreya y Laura Lee, presentaba en el escenario principal su sonido garage. El set de Inga Mauer en el escenario Big Wheel fue cancelado en el último momento.

La magia ocurrió sobre todo en el Forest Stage. Primero, Daniel Haaksman con sus mezclas de electro y ritmos latinos y africanos activó al personal totalmente. La conexión con el público era innegable. Le seguía Jyoty. La DJ y host de radio sabía que tenía que poner todo de su parte para que la fiesta no decayese. Y vaya si lo consiguió: la gente se rindió a sus mezclas de tecno, R&B, soul y funk.

En el Selektor, tras el partido, las cosas comenzaron tranquilas con Moses Sumney, artista revelación con influencias que van desde James Blake o Sufjan Stevens a Ella Fitzgerald. Ya por la noche, la locura se desató con la rapera Iamddb. Quizá la actuación más políticamente incorrecta: bebió, pidió hierba al público, fumó, habló de su pussy y del coño en general, y cuando sonó “Shade”, el escenario simplemente se cayó.

La headliner del sábado, la sueca Fever Ray, introducida por las famosas drag queens berlinesas de Pansy Parker, que tenían un show propio durante los tres días del festival, hizo del escenario principal una rave multitudinaria, queer, sexy y extravagante.

Por su parte, en el Sleepless Floor, algo más alejado del resto, el DJ residente en Berghain AnswerCodeRequest hacía un live-set de una hora. A las 12 de la mañana del domingo, a pleno sol, la fiesta estaba en pleno apogeo.

DOMINGO

La final del mundial entre Francia y Croacia atrajo a primera hora a la mayor parte del público. En general, había un ambiente más relajado, lo que se notaba también en los estilismos. Ya solo quedaba disfrutar del último día al máximo.

El concierto de la banda australiana formada en Berlín, Parcels, encajaba perfectamente con este mood dominguero. Con una sólida base de fans, ofrecieron un concierto lleno energía positiva, con influencias sesenteras así como de Daft Punk o del sonido acid.

De nuevo en el Selektor, la rapera Princess Nokia, revelación del 2017 y voz de una generación con su primer álbum de estudio 1992 Deluxe, actúo en un escenario abarrotado con un público entregadísimo.

Poco a poco se acercaba el momento más esperado de la noche del domingo: la clausura del escenario principal a manos del trío británico The xx. En el escenario, formaban un triángulo. El ambiente era casi litúrgico. A ratos, el silencio era sepulcral, por ejemplo cuando Romy interpretó sola con su guitarra “Performance” o cuando Jamie xx hizo un mini DJ-set. Naturalmente, “On Hold”, ya un clásico moderno, desató la locura y el concierto culminó con la declaración de amor de “Angels”.

Tras esto, todavía quedaban los conciertos de Mura Masa, joven revelación nominado a dos Grammy, o de The Black Madonna, para terminar de nuevo la noche en el Sleepless Floor.

En definitiva, la 21.ª edición del Melt! Festival fue el escenario perfecto para la sinergia público-artista, reconocida tanto por unos como por otros. Con una propuesta novedosa y cuidando cada detalle, el icónico festival de Ferropolis cosecha un año más un éxito rotundo.

Texto: Sandra García. Fotos: Koen Potgieter © Berlín Amateurs, julio 2018

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.