Androides Póster

Los androides de Benidorm llegan a Berlín

por • 7 febrero, 2015 • Actualidad, Cine, FestivalesComentarios (0)2506

El director de cine vasco Ion de Sosa (San Sebastián, 1981) presenta hoy su segundo largometraje Sueñan los androides en la 65ª edición de la Berlinale. Ambientada en el Benidorm del año 2052, Ion hace una versión transgenérica de la novela de Philip K. Dick, en la que jóvenes replicantes y ancianos extranjeros buscan trabajo bajo la amenaza de los Blade Runner.

Sueñan los androides es un híbrido: se mueve entre el thriller, el futurismo, el documental e incluso la (¿tragi?)comedia. “De hecho a la hora de montar por momentos nos estaba quedando demasiado cómica y lo arreglamos con tal de mantener ese equilibrio entre todas las partes. Digamos que toca muchos palos y que no queríamos decantarnos por ninguno en concreto”.

Pero además es un film que va más allá de los géneros cinematográficos, en el que el director reflexiona sobre sí mismo y sobre los tiempos en que nos ha tocado vivir a más de una generación. Los mismos en que se ha producido la debacle del estado de bienestar. “Como joven treintañero creo que es un tema muy importante a tratar porque la crisis nos ha golpeado a todos, a mí incluido, y reflejarlo en el cine también es necesario”.

Crisis e imaginación

En Sueñan los androides, Ion reinterpreta ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968), del autor estadounidense Philip K. Dick. Novela que ya fue adaptada al cine por Ridley Scott en Blade Runner (1981). En esta nueva versión de Ion de Sosa, nos situamos en el año 2052 y España, en vez de avanzar, ha retrocedido. Hasta las pesetas han vuelto. “Esto por ejemplo tiene un punto de humor ácido”, explica Ion, el cual no excluye esa parte de crítica y reflexión, “¿hasta cuándo será sostenible esta situación, en la que hay unas diferencias tan grandes entre el norte y el sur de Europa?”. La sinopsis la explica así su director: «Son los últimos días en la Tierra, los pocos humanos que quedan no se distinguen de los androides y el protagonista ‘retira’ androides para comprarse una oveja eléctrica que cuesta cuatro millones y medio de pesetas».

Y Benidorm es el escenario perfecto para situar la acción de una película de estas características. Es el símbolo por excelencia de ese fatídico boom inmobiliario y, como explica el autor, “su arquitectura es atemporal, podrías estar en cualquier lugar del mundo en el futuro o en el pasado. Es un conjunto de edificios cualquiera, construido en los sesenta, setenta y también en los 2000”, ¿por qué iba a ser diferente en el 2052?

El cine experimental o low-cost tiene un hueco en la Berlinale. El mismo hueco que tuvo la Medienboard, entidad que financia el cine en los estados de Berlín y Brandeburgo, de la cual Ion recibió apoyo económico. “Aquí existen subvenciones para el cine de bajo presupuesto, hay una sección especial que lo contempla y por lo tanto no es un tipo de cine marginado, las propuestas menos ambiciosas encuentran un hueco en las plataformas tradicionales de la industria”.

Por amor al arte

Ion vive en Berlín desde hace ocho años y en los últimos tres ha estado compaginando su trabajo de pizzero con el de detrás de su cámara de cuatro tercios (16mm.). “He sacrificado mis vacaciones para ir a trabajar en mi proyecto, solo iba a filmar cuando podía permitírmelo. Esto me hace plantearme la pregunta, ¿hasta cuándo voy a seguir haciendo películas? De hecho, ahora mismo no sé cuándo voy a poder volver a rodar. Quizá un día me canse y prefiera irme de vacaciones reales”.

Lo cierto es que no todos los días un director tiene el honor de ser exhibido en el Festival de Cine Internacional de Berlín. “Ahora mismo me siento muy contento. Cuando acabó el Festival de Cine Europeo de Sevilla pasamos unos meses de incertidumbre en que no sabíamos qué iba a ser de la película”, confiesa Ion, “y enterarnos de que habíamos sido seleccionados para la Berlinale nos hizo muy felices. Fue una sorpresa enorme”.

“Sueñan los Androides” opta a varios premios de jurados independientes y espera que, el hecho de que la Berlinale proyecte su película le suponga visibilidad. “Me han hecho más entrevistas en los últimos cuatro días que en toda mi vida”, reconoce, y tal vez eso atraiga financiación para futuros proyectos.

Ficha artística:

Ion de Sosa: Su primer largometraje, True Love (2011), consiguió los premios a Mejor Película en el I Festival Márgenes y en el II Festival Lima Independiente. Estuvo presente en los festivales BAFICI (Argentina), Distrital (México), XII Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria; Anthology Film Archives (NY, USA).

7 febrero 21:30 – Delphi
8 febrero 22:30 – Arsenal 1
9 febrero 19:30 – CinemaxX 6
11 febrero 22:00 – Akademie der Künste
14 febrero 16:30 – CineStar 8

Carla Manso para Berlín Amateurs © febrero 2014

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.