dritte generation deutschland libro ddr rda chicos del este

Dritte Generation Ost

por • 20 septiembre, 2012 • Actualidad, CULTURA, Historia, Imprescindibles, LiteraturaComentarios (0)1753

La Tercera Generación del Este pone los puntos sobre las íes

No se trata de un «Club Ossie» ni de un movimiento «pro Ostalgie». 2,4 millones de niños de entre 4 y 14 años vivían en la RDA cuando el muro cayó. Fueron los Wendekinder –niños de la transición alemana–, nacidos entre 1975 y 1985, todavía críos cuando la RDA se disolvió. Casi 23 años después, la Tercera Generación del Este habla ahora a través de esta iniciativa homónima surgida en 2010. Un libro publicado en julio que también lleva el mismo nombre, recopila 33 historias en las que sus autores intentan explicar quiénes son y qué quieren. Marcados por dos sociedades, ahora los Wendekinder tienen algo que decir –o interponer– frente a los clásicos estereotipos dañinos caracterizados por los prejuicios y el desinterés hacia el este. Se trata de analizar el pasado, presente y futuro de Alemania del este.

Liska Cersowsky tiene ahora 32 años. Según cita en el libro, recuerda que después de la caída del régimen en la RDA, “mis padres luchaban contra el desempleo y los problemas financieros. Me dio mucho miedo ver cómo forcejeaban ante una nueva vida. Al final terminaron separándose”. De los tiempos de la RDA, Michéle Pirger –otra de las autoras del libro- rescataría la solidaridad, la capacidad de hacer de un clavo un tornillo… De aquel Wendekind que fue, en ella pervive todavía el conocimiento de las debilidades de cada sistema, el coraje para afrontar los cambios, y la capacidad de actuar en lugar de hablar, según cuenta a BA. Por su parte, Clemens Franke recuerda los primeros momentos de adaptación al “nuevo mundo” como un paso de la euforia al aturdimiento. De aquella época tomaría para ésta el marcado sentimiento de igualdad. De aquel niño aún prevalece en él cierta forma de buena fe, explica a BA.

BA: Según he leído en la prensa alemana, este proyecto surgió de la rabia…

Hagen Pietzcker, responsable de prensa de Dritte Generation Ost: «Rabia» sería demasiado fuerte. Detonante fue un talk show televisivo que planteaba la cuestión de si Alemania del este fue un estado anticonstitucional. En dicho debate cuatro de los cinco participantes procedían del oeste de Alemania, y sólo uno del este. La fundadora de la iniciativa, Adriana Lettrari, estaba realmente furiosa en ese momento y se preguntó entonces dónde estaba la representación del este, especialmente la generación de los padres, es decir, la segunda generación.

Entonces llegó a la conclusión de que ésta permanecería callada si la tercera generación no abría la boca. Esto condujo a la idea de crear esta iniciativa. Nuestro enfoque no se sustenta de ningún modo en la rabia, sino que por el contrario queremos promover el diálogo y la comprensión dentro de la tercera generación del este y entre las generaciones de Alemania oriental y occidental.

BA: Fue precisamente Adriana Lettrari la que afirmaba que –y cito textualmente– “esta iniciativa surgió de la rabia”…

HP: Sí hubo al principio un momento de rabia. Pero se trató de algo breve y no es representativo de esta iniciativa y de todo lo que se ha generado a partir de ella. Es muy importante para nosotros aclarar que ya no se trata de un asunto de “rabia”. Se trataría, al contrario, de un enfoque positivo dirigido a los diversos buenos ejemplos surgidos a partir de la Tercera Generación, y del gran potencial que hay aquí.

BA: 3. Generation Ost suena un poco a movimiento «pro Ostalgie”…

HP: No, eso es precisamente lo que no queremos. Nos vemos como una iniciativa común en el que hay cabida para todos los alemanes. Por cierto, he de mencionar que yo como portavoz de prensa de este proyecto, nací en el oeste de Alemania. Más bien se trataría de analizar las perspectivas polarizadas existentes entre la represión pura del sistema de la Stasi de la RDA por un lado, y por otro la transfiguración de la RDA como un paraíso social, esto es, la clásica Ostalgie, tomando un nuevo aspecto de la cuestión, planteando para ello las preguntas:

“Qué hizo la transición/la caída del muro con esta generación”, “de qué manera aquella experiencia volvió tan especial a esta generación”, “dónde está el potencial del este de Alemania que también podría ser de utilidad para toda la sociedad”. Por supuesto que en estos aspectos la infancia y los recuerdos de la juventud juegan un papel esencial, así como la cuestión de la superación del régimen dictatorial, especialmente en el contexto familiar, es decir, intentamos establecer un diálogo con los padres acerca de la RDA, de su rol y su comportamiento.

BA: La primera edición de Dritte Generation Ost salió a la venta en julio y ya está agotada; ahora se imprime la segunda… ¿Qué leeremos en este libro?

HP: El libro es una recopilación en la que participan más de 30 autores y autoras. Cada uno tiene una opinión muy personal sobre el tema, describen sus experiencias y plantean preguntas. La mayoría de los textos son deliberadamente subjetivos. Mayoritariamente, los autores pertenecen a la Tercera Generación del Este, pero también participan personas nacidas en el oeste de Alemania como el director del Centro Cultural Húngaro de Berlín a través de sus opiniones y experiencias en Hungría o Roland Jahn, jefe del archivo de la Stasi.

(Para ver algunas reseñas de la prensa alemana, pinchad aquí o aquí)

BA: Dritte Generation Ost de alguna manera persigue reactivar o mejorar el debate este-oeste dentro de Alemania… ¿Cómo?

HP: Muchos alemanes del este han vivido en el oeste. Ellos conocen ambos «mundos» y pueden contribuir a una mayor comprensión. Hasta ahora hemos trabajado principalmente con alemanes del este. Para el próximo año está prevista una expansión significativa de nuestras actividades en el oeste. No sabemos aún qué acciones concretas desarrollaremos al respecto. Por el momento, nuestras energías están puestas en la “reunión de generaciones” (Generationstreffen) que tendrá lugar en noviembre.

BA: ¿Qué hacen los miembros de Dritte Generation Ost en semejantes eventos, reuniones?

HP: Las reuniones tienen lugar regularmente en relación a temas específicos y preparados de antemano. También hay sesiones destinadas a ciertos grupos, que tienen tareas determinadas. Grupos de planificación por ejemplo o el grupo que se ocupa de la estrategia general. También se ofrecen talleres de biografía o invitamos a determinadas personas para que aborden temas específicos.

BA: Y para terminar, una curiosidad, ¿es “Ossie” un término despectivo? No existe consenso al respecto, al menos entre extranjeros y a veces entre alemanes…

HP: Dentro de nuestra iniciativa, los términos Ossie y Wessie son completamente familiares y de ningún modo nos referimos a ellos de forma despectiva. A través de esos conceptos describimos nuestras raíces de una manera muy sobria y reconocemos, por supuesto, que tenemos diferentes orígenes. En el debate público en Alemania, estas palabras no juegan ningún papel importante, aquí se habla de este y oeste de Alemania (Ostdeutschland, Westdeutschland) o de las personas procedentes de los antiguos y nuevos estados federados (alte und neue Bundesländer). Quizá el uso flexible de los conceptos Ossie y Wessie en nuestra iniciativa valga para promover el diálogo abierto sobre las diferencias y con ello intentar lograr una mayor apertura. Mi contribución al libro habla un poco sobre este tema, por cierto…

www.dritte-generation-ost.de

Daniel Zimmermann para Berlín Amateurs © septiembre 2012
Foto © web www.playboi.de

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.