Martin Capatinta director de Lakino

Lakino 2012, los sabores del cine latinoamericano

por • 9 octubre, 2012 • Cine, CULTURA, FestivalesComentarios (0)2299

Entrevista con Martín Capatinta, director del festival

Lakino cumple tres años. El Festival de Cortos Latinoamericanos de Berlín inicia su tercera edición el 10 de octubre con una invitación a degustar los sabores del cine latinoamericano en el mítico cine Babylon de Mitte. Durante cinco días se presentarán unos 100 cortos, tanto en competición (“Competencia” y “Competencia Documentales”) como fuera de concurso. Cortometrajes de y sobre América Latina en los géneros de ficción, documental, cine experimental y animación en los que están representados 27 países. Ecuador ejerce de sí mismo y se sitúa en el eje de interés de esta entrega de Lakino con una selección de cortos en la sección fuera de competición. “Los Invisibles”, serie de cuatro documentales codirigida por Gael García Bernal en colaboración con Amnistía Internacional, forma parte del programa sobre Derechos Humanos de Lakino y es una de los highlights del festival.

[vimeo 49899693 w=480 h=270]

A través de este evento dirigido por Martín Capatinta (Lima, 1973), se pretende generar un espacio de difusión y reflexión en torno a los discursos cinematográficos actuales haciendo hincapié en la idea de la diversidad en las preocupaciones estéticas y temáticas de la cultura latinoamericana contemporánea. La relación de Martín con el cine iniciada durante su adolescencia, está vinculada a la Filmoteca de Lima. Allí acudía después de clases de interpretación con la intención de tragarse ciclos completos de Tarkovski, Truffaut, Saura, Buñuel, Herzog, Fellini, Hitchcock, Kubrik, Bergman, Bertolucci, Woddy Allen. Años de sobredosis de cine que después, de alguna manera, le conducirían a desarrollar esta excelente propuesta.

BA: Según el journal especializado en cine “Berliner Film Festivals”, al finalizar 2012, en Berlín se habrán celebrado exactamente 61 festivales de cine (11 de ellos solamente en octubre, el segundo mes detrás de noviembre (15) que mayor cantidad de festivales acumula). ¿A qué crees que se debe esa frenética actividad cinematográfica…?

Martín Capatinta: Los festivales de cine que existen hoy se mantienen en pie porque hay mucha gente interesada en ellos, pero aun así muchos ya no están y otros hacen una pausa de “hasta luego”. Por otro lado, Berlín es una ciudad muy particular, con un público muy diverso y con una escena cultural bastante rica y activa, lo que significa una perfecta combinación para festivales como Lakino.

BA: ¿Fue fácil abrirse paso entre tanta competencia (aunque no se trate necesariamente de una competencia directa)?

MC: Ningún proyecto es fácil… Nuestra constancia, planificación, metas a largo plazo y ambiciones fueron fundamentales desde un principio. Lakino partió como una necesidad de que hubiera un festival latinoamericano; no me fijé en los demás festivales, sino en diseñar, producir y ejecutar este proyecto y en su particular sex appeal.

BA: A simple vista parece que la industria cinematográfica alemana está en formidable forma…

MC: La industria alemana siempre fue internacionalmente muy fuerte e importante. Es notable la cantidad de títulos que año tras año se ofrecen en los cines y que están presentes en festivales internacionales. Las subvenciones y políticas de difusión juegan siempre en todos los países un papel esencial para el sector. Ayudan a fomentar la realización de películas, ya que no siempre se encuentran productores que puedan aportar todo el capital para hacerlas.

[vimeo 45714923 w=480 h=270]

BA: Lakino cumple 3 años. Hagamos balance…

MC: A nivel comunidad: cada año tenemos un público nuevo y por ende mayor responsabilidad y rigurosidad en este proyecto. A nivel contenidos: cada año nos llegan más cortometrajes -más horas de visionado y trabajo-, lo que me permite tener un abanico amplio a la hora de seleccionar las películas que irán en competencia y en los diferentes programas.

BA: Las propuestas/iniciativas culturales/artísticas españolas/latinas cada vez son más notorias en la capital alemana… Simultáneamenta a Lakino se celebra, por ejemplo, el Festival de arte iberoamericano Plataforma… ¿En qué posición se sitúan ambas comunidades dentro de la inabarcable escena cultural de Berlín, a tu parecer?

MC: En Lakino tratamos de separar la relación español/Latinoamérica. En nuestro continente, Brasil es el hermano mayor, una gran potencia cultural con una presencia bastante importante en Alemania; en Tübingen hay un festival importante. En Lakino 2012 Brasil es el país que más aporta.

Cuando llegué a esta ciudad me di cuenta de que Berlín tenía una mirada especial sobre América Latina. Lo veía tanto en la biblioteca Iberoamericana donde podía encontrar revistas del día anterior de mi país o cualquier otra bibliografía, y en los anuncios de Pan para el Mundo.

Aun así extraño una institución que la represente en toda su cosmogonía mágico-religiosa, rescatando su patrimonio material e inmaterial, la diversidad de culturas pre hispánicas y post hispánicas, museos de la memoria, etc. Así como lo hace el Cervantes, el Goethe, etc. Y que organice eventos tan importantes como los de La Casa de las Culturas. Lakino sólo aporta una parte de esa necesidad personal.

BA: Interfilm es toda una institución en materia de cortometrajes a nivel nacional e internacional… ¿Cómo trabas contacto con ellos y en qué medida están involucrados en Lakino?

MC: A dos meses de estrenar Lakino 2010 recuerdo que Heinz (director de Interfilm) me preguntó en nuestra primera reunión con qué apoyo contaba y le dije que ninguno. Sólo el mío y me miró con cara de “estás loco”. Siempre está ahí, es un socio estratégico y un amigo. ¡Ah! Sólo les mandé un mail para juntarnos.

BA: Háblanos de tu vínculo con el cine, ese gran interés tuyo por el cine… pues según tengo entendido, son otros menesteres los que te reportan ingresos…

MC: Empecé a hacer teatro a los 16 y paralelamente a los ensayos descubrí La Filmoteca de Lima. Quería ver la película «1789» de la directora de teatro Ariane Mnouchkine (directora del Teatre du Soleil). Luego vi que habría un ciclo de cine ruso de los grandes clásicos del teatro. Recuerdo haber disfrutado de una adaptación de “Ricardo III” que duraba seis horas.

A partir de ahí y aún con ropa de colegio, después de ensayar veía ciclos completos de Tarkovski, Truffaut, Saura, Buñuel, Herzog, Fellini, Hitchcock, Kubrik, Bergman, Bertolucci, Woddy Allen, etc. Es una lista larga y fueron años de sobredosis de cine. ¿Para qué? No sé. La verdad es que no sabía muy bien quiénes eran esos directores; me iba enterando poco a poco, pero sólo sabía que disfrutaba al ver sus películas. Vi “Solares” 12 veces y aún sigo disfrutando cada vez que la veo.

Mi relación con el cine no es inversa a mis ingresos, sino todo lo contrario. Yo soy agricultor y bodeguero por parte de familia y un buen obrero para cualquier proyecto.

BA: En los 100 cortos de esta edición, además de la temática requerida (de y sobre Latinoamérica), teniendo en cuenta que Lakino refleja ante todo la diversidad, ¿hay temas que hayan resultado de alguna manera especialmente recurrentes o que se repitan más? ¿Nos daría esos temas la pista para determinar el derrotero de los discursos cinematográficos actuales…?

MC: El tema de la fragilidad de la vida y su finitud fue un tema recurrente en muchos cortometrajes, teniendo en cuenta que todos son jóvenes cineastas. El reconocerse, confrontarse y observarse en su pasado aún vivo, sobreviviente o expirado me sorprendió mucho.

BA: ¿Con qué recursos cuenta Lakino y cuántas personas hacen posible la organización de este proyecto?

MC: A nivel económico, Lakino no tiene ningún tipo de apoyo de la ciudad o de alguna institución. Depende mucho del público, al menos para cubrir los costos que requiere el festival en sí: alquiler del cine, premios monetarios, logística, etc. El mayor capital de este proyecto es el Team Lakino, definitivamente no podría haber hecho esto solo. Todos se acercan para dar sus horitas de arena en las diferentes tareas que hay e inmediatamente se acoplan y son parte de la energía familiar que fluye dentro del equipo. Y la verdad, no hacemos más que reírnos.

Por otro lado, Lakino ya es una institución establecida y está logrando consolidar una red de contactos. Cada año tratamos de sumar sponsors y/o productoras que ayudan con fondos para poder ofrecer servicios y talleres variados en cada edición.

Lakino, Festival de Cortometrajes Latinoamericanos de Berlín

Babylon Kino

Del 10 al 14 de octubre 2012

Todos los filmes en idioma original con subtítulos en inglés
Entrada individual: 7 euros
www.lakino.com

Redacción Berlín Amateurs © octubre 2012
CAI © Paco Arteaga Tacoronte

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.