el buho en berlin electronica organica

La eléctronica orgánica de El Búho aterriza en Berlín

por • 4 noviembre, 2017 • Actualidad, Música, OCIOComentarios (0)844

Antes de que aterrice en Berlín por primera vez, charlamos con Robin Perkins, alias El Búho, sobre su música, su proyecto Shika Shika, sobre el medio ambiente e incluso sobre política.

El Búho se crió en un pequeño pueblo del norte de Reino Unido donde comenzó a crear sonidos electrónicos, aunque fue en América Latina donde empezó a crear su música actual. Allí se empapó de los sonidos del continente y, desde entonces, impregna sus creaciones con ellos y con sonidos de la naturaleza, como los de un río o de aves. De hecho, su amor por las aves le llevó a elegir como nombre artístico una de ellas. El domingo 5 de noviembre El Búho toca junto con Barrio Lindo, con quien desarrolla el proyecto Shika Shika, y con Barda, en colaboración con el colectivo Eck Ecko.

Berlín Amateurs: Tocas el próximo domingo junto a Barrio Lindo, Barda, Qrichi… ¿Es tu primera vez en Berlin?

El Búho: Es la primera vez que toco en Berlín, ¡y en Alemania! Estoy muy emocionado por el amor y el apoyo que ya había recibido de la gente de este país. Estoy convencido de que lo vamos a pasar muy bien.

BA: Eres el creador, junto con Agustín (Barrio Lindo), de Shika Shika, una plataforma de colaboración. ¿Podrías contarnos cómo funciona el proyecto y de dónde proviene el nombre?

EB: Shika Shika es un colectivo sin dueños para promover música sin fronteras. Buscamos ofrecer un lugar para la comunidad global de artistas que mezclan sonidos orgánicos con electrónicos o que exploran las raíces del folclore con lo digital. El nombre viene de los Andes: es una bebida hecha con el hielo glaciar mezclando distintos sabores y colores, como un raspado.

BA: De hecho, Agustín y tú empezasteis colaborando sin conoceros personalmente. ¿Está internet abriendo las puertas a nuevos tipos de creaciones, a que músicos puedan unirse y crear sin necesidad de haber tenido una conversación cara a cara? Tras tu experiencia, ¿lo recomendarías? ¿Cuáles crees que son las ventajas de este tipo de colaboraciones?

EB: ¡Exactamente! He conocido a mucha gente de todos lados del mundo a través de internet, se crea una red increíble para compartir, para sentirse parte de esa comunidad e intercambiar creaciones, experiencias, ideas… En el ámbito musical y creativo, como hicimos con History of Colour (El Búho y Barrio Lindo), o para hacer un mixtape o para un show… También para pedir consejos de producción o compartir samples. Es increíble y ayuda mucho a romper ideas preconcebidas y conceptos nacionalistas e individualistas. Al igual que pasa con la música, los humanos no somos 100 % de un país o de una cultura. Las culturas cambian, se mezclan y se convierten en otra cosa. Es algo muy especial. Se están rompiendo las barreras y el individualismo, al menos en nuestro ámbito musical.

BA: ¿Qué es lo que hacéis en el proyecto Expediciones?

EB: Hemos reunido a artistas de distintos puntos del mundo para que creen algo nuevo, para desafiarse y que vean a dónde les puede llevar. De momento, hemos sacado una versión y dos colaboraciones más (Brasil, Kenya, Holanda y Reino Unido), creo que el resultado puede ser muy interesante.

BA: Alguna vez has definido tu música como “electrónica orgánica”. ¿Qué significa ese término para ti?

EB: No soy muy fan de poner nombres y etiquetas, pero es inevitable. De ahí salió organic electronic. Para mí, es el mundo entre los sonidos naturales, de la tierra, de las aves, de los ríos… mezclado con los sonidos del dancefloor, del ordenador o de los sintetizadores. Es algo que puede ser muy bonito porque agrega una textura muy distinta a música de máquinas y te lleva a otro lugar, ya sea en la pista de baile, tu casa o en el bosque.

BA: Un artista inglés creando música con fuertes influencias latinoamericanas. ¿Qué tienen esta música y esta cultura para que, como has dicho en alguna ocasión, supieses que este era el estilo que querías producir?

EB: Tiene una riqueza cultural y musical profunda y preciosa que nunca se termina de descubrir. Es un lugar en el que se cruzaron varios mundos e historias y se fusionaron creando algo muy diferente. También tiene muchas historias de persecución, de violencia y de lucha, y esto para mí es también muy importante. Sé que nunca voy a parar de leer, aprender y encontrar nuevas inspiraciones en ese continente.

BA: Tras varios años en México has vuelto a Europa. ¿Qué traes? ¿Qué te ha aportado la experiencia latinoamericana? (en otra ocasión también viviste en Buenos Aires)

EB: Muchísmo. La cultura, la música, la gente, el idioma y la mezcla cultural. Por supuesto, cada país es distinto pero hay algo muy particular en América Latina que siempre me ha fascinado y atraído. Quizás fui latinoamericano en otra vida… O tal vez un cóndor.

BA: Creas música con elementos de la naturaleza y tu nombre artístico musical es El Búho por tu amor a esta ave. Desde pequeño has estado muy ligado al mundo natural. Sin embargo, la mayoría de las personas viven en las ciudades, alejadas de esas experiencias. ¿Crees que tu música puede ayudar a recrear esas experiencias?

EB: Probablemente sí. Creo que todos deseamos escapar y sentir el aire fresco, ver las montañas, ir al mar… Llevo mucho tiempo viviendo en ciudades (Glasgow, Ámsterdam, Buenos Aires, México D. F., París), y aunque me encantan por la energía y las posibilidades que ofrecen, yo crecí en el norte de Reino Unido con colinas y montañas alrededor, así que desde niño la naturaleza siempre ha estado muy presente y hay veces que la echo de menos. Creo que la música te puede hacer recordar momentos, pero también te puede llevar a muchos otros lugares como otros continentes, a un bosque o a un río… Así que, ¿why not? Música es inmersión.

BA: Dentro de unos días se celebra el COP23 en Alemania. Además de usar elementos de la naturaleza en tu música, eres activista y has trabajado con Greenpeace. ¿Se puede concienciar y luchar contra el cambio climático a través de la música?

EB: Quiero pensar que sí. En la historia, la música ha sido siempre un mensajero de esperanza, de lucha y de conciencia política. Por supuesto, es un canal para disfrutar y bailar, pero tiene fuerza. Hoy en día necesitamos más que nunca proyectos, gente creativa, comunidades trabajando juntas para crear algo diferente o aumentar la conciencia.

BA: A principios de este año escribíais sobre el estado de la política actual (básicamente sobre la Casa Blanca), y que eran tiempos de esperanza y colaboración. 2017 está terminando, ¿cómo percibes la situación y la perspectiva para 2018?

EB: Me da la sensación de que no se ha mejorado… Pero las comunidades, el activismo y la gente en general siguen trabajando, a pesar de los desafíos y el contexto político-social en muchos países. También hay esperanza en esto último, por ejemplo en Nueva Zelanda con el nuevo gobierno o con las comunidades organizándose contra el fracking en el Reino Unido. 2018 creo que puede ser el año en que ya vamos a turn the tide hacia tiempos mejores. Hay que esperar. ¡Y en la música siempre hay esperanza!

SHIKA SHIKA & ECK ECHO present: El Búho, Barda, Barrio Lindo | 5 de noviembre 2017, 18 horas

Ziegrastr. 11, 12057 Berlín-Neukölln

www.facebook.com/events/1978326485771660

Ana Galán para Berlín Amateurs © noviembre 2017

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>