Kastanienallee

Kastanienallee vs Castingallee

por • 16 enero, 2017 • Barrios, OCIOComentarios (0)2822

Una parada en una de las avenidas con más estilo por metro cuadrado de Berlín

Siempre se ha oído que en Kastanienallee lo importante es ver y ser visto. Sehen und gesehen werden. Por esa razón, hace años que es considerada la avenida cool por excelencia de la ciudad. Si bien es cierto que en Berlín la gente se mezcla sin complejos y que la ciudad no entiende de etiquetas ni distinciones, al pasear por esta calle cosmopolita se advierten parecidos razonables con Londres o París. En Kastanienallee, ni la vestimenta ni la actitud están dejadas al azar, en una travesía donde la decadencia y la vanguardia podrían pasar por hermanos siameses. Un rincón imprescindible entre Mitte y Prenzlauer Berg que no te debes perder.

Ubicada en un distrito popular entre las familias jóvenes de la ciudad, recibe también el nombre de “La Milla de la Escena” (Szenemeile) de Prenzlauer Berg. En Kastanienallee podemos encontrar cafés y heladerías con encanto naïf como Glücklich am Park (Kastanienallee 54) o Napoljonska (Kastanienallee 43); restaurantes de comida italiana, india, sushi o mexicana; el popular 103 (Kastanienallee 103), una coctelería donde también es posible comer o tomar un café; galerías de arte; el Lichtblick Kino (Kastanienallee 76), una sala de cine alternativo; el Ka86.de (Kastanienallee, 86), centro cultural de tintes ocupas con un destino controvertido; o el Prater Garten (Kastanienallee 7-9), Biergarten inmenso casi en el límite norte de la calle. Sin olvidarnos de que también hay lugar para locales de comida rápida, fruterías, tiendas de ropa de primera y segunda mano, panaderías, clubs, peluquerías o venta de bicicletas y motocicletas. Cada espacio es único y particular en sí mismo, atendiendo a interiorismos y estilos dispares en cada caso, donde prima la sofisticación y el buen gusto.

Pasado y presente

Kastanienallee es la avenida más antigua de Prenzlauer Berg, uno de los barrios principales de Berlín este. Fundada en 1826, originalmente era la extensión de un viñedo propiedad de Wilhelm Griebenow. Fue bautizada con este nombre debido a los castaños que plantaron en su primera época a lo largo de su recorrido. Durante la RDA, se inició en la zona la construcción de un programa de viviendas sociales que pronto se paralizó por la falta de recursos económicos. Esas casas vacías fueron ocupadas por artistas y jóvenes bohemios. Tras la caída del muro, los edificios fueron saneados, modernizados y reorganizados. Cuando el crecimiento económico mejoró en la zona, los alquileres aumentaron con él, y parte de sus habitantes bohemios auténticos emigraron a otras zonas más asequibles de la ciudad como Kreuzberg y Friedrichshain. Aunque la zona quedó impregnada de ese espíritu artístico del que sigue gozando en la actualidad.

En los últimos años, sin embargo, también se la ha conocido como Castingallee, un apodo fresco e irónico que da buena cuenta de lo que allí podremos encontrar: una amplia pasarela exterior donde viandantes prototipos de agencia de modelos se pasean por sus múltiples cafés, galerías de arte, bares, tiendas, peluquerías o restaurantes.

Cómo llegar

Kastanienallee limita al sur con Weinbergspark en Mitte y al norte con Eberswalderstr., Prenzlauer Berg. Los tranvías M1 y M12 la atraviesan de principio a fin. Aunque también se puede acceder a ella a través de la estación de metro Eberswalderstr. de la línea U2, y del tranvía M10. Los domingos, si el buen tiempo lo permite, sus calles rebosan vida y juventud. Visitantes de mercadillos cercanos, como el de Mauerpark o Arkonaplatz, inundan sus terrazas. Visitar Prenzlauer Berg sin pasar por Kastanienallee es lo más parecido a viajar a Orlando y no atravesar la taquilla de Disneyland. Una atracción turística más que no conviene pasar por alto.

Redacción Berlín Amateurs © 2010; revisado 2017
© CAI

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.