Homosexualidades-entrada-a-la-expo-Museo-de-Historia

«HOMOSEXUALITÄT_EN»: 150 años de “homosexualidades” en Alemania

por • 14 octubre, 2015 • Alemania, CULTURA, Historia, SociedadComentarios (0)2675

«Homosexualität_en» documenta 150 años de historia, política y cultura de las mujeres y hombres homosexuales en Alemania en 1600 metros cuadrados repartidos entre el Museo de Historia de Alemania (Deutsches Historisches Museum) y el Museo de la Homosexualidad (Schwules Museum), instituciones berlinesas que albergan la exposición hasta el 1 de diciembre. Presentar los debates contemporáneos y plantear interrogantes sobre el futuro de los códigos y las sexualidades de género es el objetivo de esta muestra. Dado el discurso global actual sobre igualdad de derechos para homosexuales, ambas instituciones valoran esta exposición como un acto que posiciona un tema social y políticamente actual en el epicentro de la sociedad. Se trata de la primera muestra exhaustiva que sobre todo tematiza la manipulación que la sociedad ha hecho de la homosexualidad al amparo de la represión social, jurídica y científica. Siguiendo el proceso gradual de emancipación de finales del siglo XVIII hasta el presente, «Homosexualität_en» además subraya cómo las nuevas coaliciones de trans, inter y queer-feministas están impulsando el reconocimiento de la diversidad sexual y de género en la sociedad vigente.

Repaso a la historia de la homosexualidad en Alemania

“Homosexualidad_es” acentúa en qué medida la sexualidad entre personas del mismo sexo y las identidades no conformistas de género han sido criminalizadas a través de la legislación, patologizadas en la medicina y excluidas de la sociedad. “Homosexualidad_es” sigue el rastro al desarrollo legislativo del denostado artículo 175 del código penal alemán, que permitió que los «actos homosexuales» fueran castigados por la ley entre 1872 —cuando entró en vigor— y hasta 1994, momento de su abolición. El artículo, que estuvo sometido a un endurecimiento masivo durante el nacionalsocialismo, se perpetuó hasta su desaparición. Además de la represión social, la exposición, inminentemente documental, también abarca los movimientos de liberación de los “hombres gay” y las “mujeres lesbianas” —matizan sus organizadores— reafirmados a partir de los sesenta, que contribuyeron a cambiar el entendimiento de la sociedad en cuanto a sexo e identidad de género.

En un mundo donde los perros y gatos viven mejor que las personas, 78 países consideran la homosexualidad ilegal, y en cinco de ellos incluso está penada con la muerte. Esta oportuna exposición irrumpe en medio del debate en Alemania sobre la equiparación total de derechos para parejas del mismo sexo, algo que el partido de la canciller Angela Merkel se resiste a normalizar del todo, a pesar de que las uniones civiles para este tipo de parejas existe por derecho desde 2001. La cuestión sensible de género, vinculada a los datos que recaba el gobierno para elaborar el censo, es otro de los temas peliagudos del país. Aun sin desconectarnos del marco europeo, nos topamos con las protestas en Francia contra el matrimonio homosexual o la ley que pena la “propaganda gay” en Rusia, impuesta en 2013 por Wladimir Putin. Un panorama, en ocasiones, desalentador.

Podría decirse que incluso hasta hoy, la Historia y la cultura de las personas homosexuales se ven relegadas a la sombra de la memoria pública. La exposición «Homosexualität_en» se articula a partir de diversos materiales, formatos y medios que ofrecen una amplia visión pública en múltiples facetas y matices de esta historia particular. Además, reconoce el logro histórico-cultural de la emancipación homosexual, que ha conseguido, en parte, transformar el entendimiento de la sociedad sobre la identidad de género. Las “culturas” homosexuales han agudizado la conciencia de las limitaciones de los códigos tradicionales de género y exigido el reconocimiento de la diversidad de modelos alternativos de vida. «Homosexualität_en» también suprime la percepción habitual que equipara los homosexuales con hombres homosexuales, haciendo hincapié en el rol decisivo que las lesbianas activistas han jugado en todos estos avances.

Continente y contenido

Entre las piezas que conforman la exhibición del Museo de Historia se encuentra una copia de las primeras disposiciones penales seculares efectivas para todo el territorio alemán, el «Constitutio Criminalis Carolina» de mediados del siglo XVI, que, a partir de las tradiciones religiosas, castigaba los actos sexuales «contra natura» entre mujeres y hombres por igual con la muerte en la hoguera. También se expone una carta escrita a mano por el autor Karl Maria Kertbeny en 1868 que contiene el primer uso de los términos homosexual y heterosexual. Aparte de los acontecimientos históricos, la exposición muestra una amplia gama de experiencias: un capítulo está dedicado a historias personales unidas a la experiencia de «salir del armario».

Otra de las secciones centrales gravita en torno al movimiento de gays y lesbianas, en particular después de la liberalización legal que se produjo en el transcurso de la década de los sesenta. Esta parte cuenta con una gran cantidad de elementos expositivos que incluye folletos, material de prensa, carteles, fotografías, vídeos y objetos como un panfleto educativo original, conservado desde 1901, de la primera asociación de homosexuales en favor de los derechos civiles: el «Comité Científico Humanitario». También se muestra el guion de Coming Out (1989), única película oficial sobre la homosexualidad en Alemania del Este.

A través de entrevistas individuales, proyectadas en columnas a modo de display que encierran objetos de las personas que intervienen en los vídeos, se abordan las diferentes fases que implica “salir del armario”, o las diversas salidas del armario: familia, ámbito escolar/educativo, trabajo, círculo de amigos… Fotografías de desnudos homoeróticos masculinos europeos de entre 1880 y 1970 son confrontadas con sus homónimas de Norteamérica; que además acotan otra sección fotográfica dedicada al travestismo masculino y femenino del mismo periodo. La foto de Heather Cassils, la artista transgénero que hace de su propio cuerpo arte performativo, sirve de cartel reclamo de la exposición.

Cuestiones de la “A a la Z” vinculadas al tema central de la muestra quedan representadas en otra sección. Entre ellas: L-74, la asociación de lesbianas viejas; el festival de cine gay X-Posed, que se celebra cada verano en Berlín; una colección de dildos en la D, naturalmente; Gayhane, la fiesta multirracial gay que organiza SO36 desde principios de los noventa; Der Eigene, la revista cultural anarquista, disponible entre 1896-1932, que se convirtió en gay en 1898. Otra sala, dedicada por completo a las víctimas del triángulo rosa durante la era nazi, cierra la exposición en la segunda planta de las instalaciones del Museo de Historia.

Normalidades divergentes

Desde que la ciencia comenzó a preocuparse por la sexualidad, se relacionó la homosexualidad con una divergencia de la «normalidad». Así, la exposición ilustra los esfuerzos para diagnosticar y «curar» las «desviaciones» sexuales y de género en la medicina y la psicología. Como contrapunto, los planteamientos de investigadores como Karl Heinrich Ulrichs, Magnus Hirschfeld y Judith Butler representan los esfuerzos pasados y presentes para establecer la comprensión de la diversidad sexual y de género.

Mientras que la sección expuesta en el Schwules Museum consta de obras de arte contemporáneo y aborda el presente y futuro de los códigos de género y las sexualidades, el Museo de Historia de Alemania se centra en los acontecimientos históricos en los ámbitos de la sociedad, la política, el arte, el derecho y la ciencia desde el «descubrimiento» de la homosexualidad a mediados del siglo XIX, cubriendo el complejo proceso de emancipación homosexual. Obras de artistas internacionales contemporáneos como Monica Bonvicini, Louise Bourgeois, Heather Cassils, Michael Elmgreen e Ingar Dragset, Nicole Eisenman, Katarzyna Kozyra, Tamara de Lempicka, Lee Lozano, Jeanne Mammen, Zanele Muholi, Henrik Olesen, Sturtevant, Sam Taylor-Wood y Andy Warhol dialogan de alguna manera sobre los temas de la exposición, sirviéndoles al mismo tiempo de apoyo argumental.

Financiada conjuntamente por la Fundación Cultural Estatal de Alemania y la Fundación Cultural de los Estados Federados del país, la mayoría de los objetos de la exposición procede de iniciativas privadas que han conferido sus colecciones a instituciones como el Archivo de Lesbianas Spinnboden, el Archivo feminista FFBIZ y Grauzone, Frauenmediaturm de Colonia y el Archivo del Schwules Museum. En ese sentido, el programa plantea una pregunta fundamental acerca de cómo el tema de las “homosexualidades” puede ser representado y se presenta adecuadamente en los museos y los archivos. Esta exposición, que recorre la historia de las homosexualidades a través de diez secciones, está comisariada por la Dra. Birgit Bosold, Dra. Dorothée Brill y Detlef Weitz, con la investigación aportada por la doctora Sarah Bornhorst, Noemi Molitor y Kristine Schmidt.

Hasta el 1 de diciembre en Deutsches Historisches Museum y en el Schwules Museum
www.dhm.de

Artículo de Paco Arteaga publicado previamente en CAI © BA-septiembre 2015

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.