Ferropolis, la ciudad del acero: patrimonio industrial de Sajonia-Anhalt

por • 10 julio, 2018 • Aire libre, Alemania, ArquitecturaComentarios (0)4726

Lo que ahora es Ferropolis era antes una mina exterior de lignito —variedad fósil de carbón—, una cantera deshabilitada de la que sobrevivieron estas máquinas y probablemente un batallón de desempleados enfurecidos. Cinco excavadoras en desuso que alcanzan los 130 metros de largo y 30 metros de alto. Setenta mil toneladas de historia industrial que una vez sirvió de núcleo central de la mina exterior Golpa-Nord. Antiguos trabajadores y visionarios de la cercana Bauhaus-Dessau salvaron con sus ideas estas piezas de acero colosales agrupadas en una curiosa ensemble, una vez quedó delimitado el territorio y rellena con agua desviada del río Mulde la antigua cantera.

Se creó un anfiteatro con capacidad para 25 000 personas y, revistiendo el asunto con una pátina de cultura, convirtieron Ferropolis en museo, un homenaje a las minas y a la industrialización, al que también podían sacar rentabilidad alquilándolo para conciertos, eventos y festivales. Aquí han actuado Metallica o Herbert Grönemeyer, sin pasar por alto el festival de música rock y electrónica imprescindible del verano europeo: Melt! Estos armatostes metálicos con nombres estrafalarios podrían ser restos de dinosaurios de la era Terminador a punto de rebelarse de nuevo contra la humanidad. Mientras la humanidad sigue entretenida rebelándose precisamente contra ella misma. Todo ese óxido es simplemente para despistar.

FERROPOLIS

Ferropolisstr. 1 – 06773 Gräfenhainichen (Regional Express)
Parada bus 331: Jüdenberg B107/Ferropolis

Visita guiada los sábados y domingos a las 11, 13 y 15 horas
Visita guiada previo registro cualquier otro día

Horarios (invierno/verano) y precios en:
www.ferropolis.de

Fotos y texto: Paco Neumann para BA © octubre 2011, revisado julio 2018

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.