Sibylle © Werner Mahler

Exquisit: única firma de lujo estatal fundada en la RDA

por • 10 julio, 2011 • CULTURA, Diseño, Historia, ModaComentarios (0)3677

A pesar de los esfuerzos creativos volcados en cada edición de la Fashion Week, lo cierto es que en Berlín no hay una gran cultura del vestir. Es una verdad universalmente reconocida e irrefutable que el lujo, los alemanes, lo llevan en la marca del coche y no en la de la ropa. En los años 70, en la RDA se tenía más dinero, pero no en qué gastarlo. Así que al partido se le ocurrió una brillante idea: Exquisit. Fundada en 1970, Exquisit fue la única marca de lujo estatal creada durante la RDA. En sus casi 400 sucursales, los habitantes de Alemania del este que pudieran permitírselo podían comprar aquí prendas y accesorios de calidad y de diseño moderno. Tras finalizar sus estudios de moda en la escuela superior de arte de Berlín-Weissensee y después de casi 10 años trabajando en la redacción de moda de la revista Sibylle –única en la RDA-, Dorothea Melis se embarcó en una nueva experiencia al frente de la prensa y relaciones públicas de Exquisit.

B.A.: ¿Por qué surge Exquisit? ¿No era excéntrico este nombre para una marca de ropa de lujo de un país comunista?

D.M.: La moda de la RDA era una moda planificada. No tomaba en cuenta las necesidades, deseos y exigencias del consumidor. Había normas, pero no calidad. El resultado de este plan de economía socialista polvoriento se exhibía en los escaparates y se amontonaba en los almacenes. Se debía encontrar una solución para que no aumentara el disgusto de la población. Había dinero, pero apenas había cosas que comprar. Así que en 1970 se fundó Exquisit –la empresa de producción estatal- ‘para el abastecimiento del pueblo con prendas de vestir valiosas y modernas de precios igualmente altos’.

A Artur Winter, director creativo y representante de la dirección general, se le impuso el nombre aburguesado de Exquisit. Él se había opuesto inútilmente; quería llamar a la empresa Mode-Stil, pero el concepto Exquisit para ropa exclusiva ya existía desde hacía algunos años. En la RDA de los años 60, sólo en pocas tiendas caras de Berlín y Leipzig se vendían productos de lujo importados. Los clientes solían ser las esposas de farmacéuticos y las mujeres de ricos operarios. Nunca se supo por qué el partido y el gobierno consintieron este tipo de tiendas.

BA: ¿Cuáles fueron sus funciones específicas en Exquisit?

D.M.: De 1970 a 1990 fui la responsable de prensa y relaciones públicas. Mi departamento creció a través de la labor de más trabajadoras especializadas. El estilismo, la formación completa de modelos masculinos y femeninos era competencia nuestra, también la música, la coreografía y escenografía para desfiles de moda o para presentaciones en ferias. El trabajo general que fotógrafos autónomos realizaban en nuestros propios laboratorios era otra de las funciones asumidas por nosotras. Redactar textos para revistas, información sobre moda y material de formación, era mi cometido especial.

La representante del departamento desarrollaba conceptos para la decoración de 12 escaparates de una boutique del centro de la ciudad y la sección de publicidad utilizaba su propuesta como parte de la formación de decoradores en todo el país. Mi departamento también era responsable de la organización de desfiles representativos dentro y fuera de la RDA y de las presentaciones de moda para miembros del ZK, especialmente para Margot Honecker. Cuatro veces al año publicábamos en Sibylle un suplemento exclusivo con las propuestas de Exquisit.

BA: Antes de Exquisit, ¿dónde se podía comprar ropa/moda en la RDA?

D.M.: En la RDA apenas se podía comprar ropa moderna. Por eso muchas mujeres cosían su propia ropa o la encargaban a modistas y a salones de moda. Los patrones eran encargados; especialmente patrones perfectos del oeste. Por cierto, en los 60 y 70 en la RFA también se cosía mucho. Mi guardarropa me lo confeccionaba yo misma o encargaba prendas a un salón de moda. También llevaba muestras de modelos obtenidas en desfiles o que me quedaba de los reportajes fotográficos de moda.

BA: ¿Qué era posible encontrar en Exquisit y qué tendencias seguían aquellos diseños?

D.M.: El concepto de configuración de las colecciones de Exquisit lo componía un equipo de diseñadores de moda y de tejidos. En 1970 eran 6 y a finales de los 80, 30 diseñadores para crear ropa de mujer, de hombre, diseño de materiales de los tejidos, género de punto y artículos de piel. Las ideas internacionales de la moda no eran tomadas sin ser filtradas. Eran útiles para la mayoría de las mujeres profesionales de la RDA, entre las que estaban más del 90% de las mujeres en edad de trabajar. Dada la exigente y costosa presentación, se renunciaba a las propuestas efímeras y a las ocurrencias extravagantes. Los materiales eran importados de Japón, Francia y de la RFA o eran producidos con materiales de calidad en la RDA. Los zapatos y los artículos de piel se importaban de Yugoslavia, Austria, Italia, España. Los precios eran relativamente altos, equivalentes a la calidad y se posicionaban más o menos a la altura de la alta confección de hoy.

El estado invertía divisas en la importación, así como en el equipamiento del negocio para mantener el enfurecimiento de la población a raya. Cuando se debía esperar 10 ó 12 años por un coche nuevo y se podía comprar apenas nada con el dinero obtenido, el gobierno temía la inquietud de la población. Sólo por eso se invirtió tanto dinero en la producción de Exquisit. Así conseguía Exquisit a mediados de los años 80, con cerca de 300 sucursales, una facturación anual de 3 millardos de marcos que cubrían el 30% de la oferta general. La moda de Exquisit ha caracterizado el modo de vestir general de la RDA.

BA: Muchos de los diseñadores de Exquisit, tras la caída del muro y el cierre de la empresa por su incapacidad para competir en el mercado, trabajaron luego como profesores en escuelas de moda o montaron sus propias firmas. A pesar de que todos eran anónimos (Mitglied des Kollektivs), ¿podría darnos usted ahora algunos nombres y dónde desempeñan su labor?

D.M.: Los profesores Thomas Greis y Joachim Schielicke ejercen en la escuela de las artes de Halle; Eva Mücke, en la escuela de arte de Berlín im Ruhestand; Monika Opel y Petra Skupin, en la escuela superior decana para economía y técnica (HTW) de Berlín.

BA: De las casi 400 tiendas Exquisit repartidas por la RDA, ¿con cuántas contaba Berlín y dónde se encontraban?

D.M.: En cada distrito de cada ciudad había una o dos tiendas Exquisit. Todos los estados grandes como Berlín, Leipzig, Dresde, Magdeburg, Erfurt o Rostock tenían una boutique, un salón, una sastrería para caballero y una zapatería. En Berlín teníamos filiales en Unter den Linden, Schillingstrasse y Karl Marx Allee. He olvidado los lugares exactos donde se encontraban…

BA: ¿Cuál es su impresión respecto a la moda alemana que actualmente se exhibe en la BFW?

Yo, como antigua dama de la moda, me alegro mucho por la nueva juventud berlinesa y por la interesante escena en moda que cada vez crece más, al igual que por las nuevas tiendas de diseñadores originales, sin olvidar la confección exigente y las boutiques nobles de Friedrichstrasse, Kudamm y Potsdamer Platz. Sin embargo, también me horrorizan las firmas baratas de diseño masivo sin ningún tipo de concepto.

CAI ©
Redacción Berlín Amateurs © julio 2011

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.