Bunbury - Gira Alemania 2018 berlin frankfurt colonia

Entrevista: Bunbury presenta su nuevo álbum en Berlín

por • 20 noviembre, 2018 • Conciertos, CULTURA, De noche, Música, OCIOComentarios (0)1509

Enrique Bunbury, uno de los artistas internacionales extranjeros más conocidos en Alemania, aterriza en diciembre en el país germano en una gira que tendrá como destino las ciudades de Berlín, Colonia y Fráncfort del Meno.

Desde que a principios de los noventa conquistara al público alemán con la banda Héroes del Silencio, —con la que vendió cientos de miles de copias—, ha llovido mucho en Berlín. El artista, ya más que consagrado en solitario, llega a nuestra Babilonia junto al Spree a presentar su último álbum.

Expectativas se llama el nuevo álbum de Enrique Ortiz de Landázuri Izarduy, alias Bunbury, que acaba de ser galardonado con un Grammy Latino al mejor álbum de rock de 2018. Una obra dual, que transita en su primera parte en el plano metanivel de lo político y social para llevarnos más adelante al terreno de lo íntimo. Su presentación tendrá lugar el próximo 5 de diciembre en el escenario de la sala berlinesa Huxleys Neue Welt. El artista también visitará Fráncfort del Meno el día 4 de diciembre y Colonia el 7 de diciembre. Antes de su llegada a Alemania hemos podido conversar con él acerca de su álbum, política, Berlín y los sueños que aún podemos tener.

Berlín Amateurs: Bunbury y Berlín, una relación de tres décadas. ¿Qué sentimientos te evoca esta ciudad en la que aterrizaste con los “Héroes” en 1991 con el mítico concierto “Rock against Racism” y en la que el veneno xenófobo que emponzoña el mundo ha vuelto con fuerza?

Enrique Bunbury: Estoy muy agradecido por todo el tiempo que pasamos girando por Alemania en los noventa. Disfruté mucho de las ciudades, los shows, los festivales, las fiestas y los clubes. Desgraciadamente, y por problemas con la compañía discográfica, no continué haciéndolo durante mi carrera en solitario, como sí lo hice en toda América. No soy muy consciente de los cambios en la Europa de hoy. Vivo desde hace años en Los Ángeles y no pude visitar Berlín más que en un par de ocasiones de manera personal.

Cualquier tipo de xenofobia y racismo me produce tristeza. Supone un retroceso en la evolución del ser humano. En Estados Unidos eligieron a un tipo como Trump, capaz de soltar por su boca groserías indefendibles, sin ningún tipo de complejo. No sé si será el signo de los tiempos. Sentiría mucho que una ciudad tan abierta como Berlín se contagiara de ello.

BA: Tu último álbum, Expectativas, arranca con una primera parte muy social y política. Con “En bandeja de plata” nos impregnas de un realismo que hace poco se habría llamado apocalíptico. A esto nos han llevado la individualidad o soledad en el enjambre dibujada en “Parecemos tontos”, y también los paradójicos comportamientos de turba en la era digital, descritos en “Lugares comunes frases hechas”. ¿Debemos temer una nueva Rebelión de las masas?

Bunbury: Sin duda debemos replantearnos algunos de nuestros comportamientos. Vivimos mejor que hace cincuenta años e infinitamente mejor que hace doscientos. Y, por supuesto, mejor que en la Edad Media. Pero no debemos aceptar algunos retrocesos y comportamientos poco propios de una sociedad avanzada. Hablábamos del racismo, pero también podemos confirmar el avance de la ultraderecha, (¡como si no tuviéramos memoria!) o los comportamientos lapidatorios en las redes, por ejemplo.

BA: El saxofón nos conduce a través de los varios temas de Expectativas. El instrumento, de gran éxito en el alocado Berlín de los dorados años veinte, fue prohibido por el nacionalsocialismo. Hace poco contaba en una entrevista un resistente alemán al nazismo cómo se había empeñado en tocar música swing durante la época nacionalsocialista, poniendo en riesgo su vida. ¿Hasta dónde debe llegar el compromiso político de los músicos en estos tiempos de confusión?

Bunbury: El compromiso político es una de las opciones temáticas que un artista tiene. No es una obligación. En mi caso, he hablado del mundo que me rodea y, dejado constancia de mis impresiones y mi posicionamiento, cada vez que lo he considerado oportuno. Tanto en Avalancha (1995), con Héroes del Silencio, como en Palosanto (2013) o Expectativas (2017), en solitario, aposté por canciones de compromiso. También en otros discos aparecen canciones o pinceladas. A lo largo de mis treinta años de carrera me han interesado muchos temas y mi discografía es, lo reconozco, ecléctica y variopinta.

BA: Hay quien atribuye el éxito de ciertos políticos de pacotilla a la dejación de funciones de grandes sectores de la prensa. La pereza del que escribe y del que lee nos lleva a esos “Lugares comunes, frases hechas”. Podría decirse que gran parte del público musical sufre de este mal. ¿Qué es peor, vender humo o comprarlo?

Bunbury: Cada uno debe aceptar su responsabilidad en el entramado social. Yo no escucho ni compro los discos de los artistas que no me interesan y que no conectan con mi forma de ver el arte. Igual que no vale con culpar a nuestros dirigentes por sus fechorías. También debemos mirarnos al espejo y revisar nuestras convicciones.

BA: Por último, en “Supongo” hablas de los sueños destruidos y de la incertidumbre. Parece un epitafio de la generación a la que pertenecemos muchos de los que vinimos a Berlín. ¿Con qué puede soñarse hoy día? ¿Algún sueño al que no hayas renunciado a pesar de todo?

Bunbury: No sé hasta qué punto somos realmente libres. O si nuestras elecciones cotidianas se centran escasamente en el consumo. Somos libres para elegir el color de nuestro auto, es cierto. También podemos personalizar la carcasa de nuestro móvil. O las aplicaciones que nos gustan. Pero incluso nuestro pensamiento está condicionado. Bien sea por nuestra capacidad intelectual, por herencia genéticamente o el acceso a la educación por nuestro estrato social o las tradiciones impuestas por la sociedad y cultura en la que hemos nacido o vivimos.

¿Qué podemos soñar a día de hoy? Me gusta pensar que podemos ser libres en el arte, o en el mundo de los sueños y el inconsciente. Y, claro, en el amor. Podemos revelarnos contra nuestra propia sangre, contra nuestro país o ciudad y amar a quien queramos. El arte y el amor son nuestros últimos refugios.

Hace décadas que Bunbury decidió no dejarse encasillar, como queda claro en “La actitud correcta”, una ácida crítica a quienes esperan de él una pureza de estilo estaférmica que él desde luego no ha querido seguir. Y es que como dice en el muy íntimo cierre de álbum “Supongo”, él “nada lo sabe de cierto, todo lo sabe de supongo”. ¿Aguantaremos la incertidumbre? Bunbury no solo conoce la vida, sino que sabe arrancar “la chispa adecuada” en nuestras mentes, hacernos sentir y reflexionar sobre lo importante y lo mundano. Estamos, estoy, deseando que llegue a Berlín.

BUNBURY | Conciertos de la gira Expectativas en Alemania:

Fráncfort del Meno: 4 de diciembre de 2018 a las 19 horas en Batschkapp

Berlín: 5 de diciembre de 2018 a las 19 horas en Huxleys Neue Welt (Neukölln)

Colonia: 7 de diciembre de 2018 a las 19 horas en Die Kantine

Entradas por 40 euros en Stubhub

Texto y entrevista: Juanfran Álvarez Moreno para Berlin Amateurs © noviembre de 2018
Fotografía: © Jose Girl

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.