Theaster Gates - Video installation - Casa de los Hugonotes

dOCUMENTA (13)

por • 13 junio, 2012 • Alemania, Artes Plásticas, CULTURAComentarios (0)2492

«Puede que sea arte o que no lo sea. Aquí de lo que se trata es de colapso y recuperación»

Documenta, exposición que se celebra cada 5 años en Kassel y que dura exactamente 100 días, es concebida casi desde su creación en 1955 como un banco de pruebas clave para el arte contemporáneo y es unánimemente considerada como un estadio de reflexión sobre la relación entre arte y sociedad. La edición de 2012, dOCUMENTA(13) se abrió al público el pasado sábado 9 de junio. A través de sus exposiciones, instalaciones, performances y archivos de artistas, este impresionante espectáculo a cargo de Carolyn Christov-Bakargiev (Nueva Jersey, 1957), directora artística, cuenta con 150 artistas de 55 países, a los que se unen más de un centenar de poetas, literatos, economistas, músicos, teóricos, activistas -políticos, feministas o ecológicos-, físicos o biólogos. La presencia femenina es mas importante que nunca (más de un tercio de los participantes).

Colapso y recuperación

El límite entre lo que es y no es arte tiene poca importancia; lo que exponen los participantes «puede que sea arte o que no lo sea. Aquí, de lo que se trata es de colapso y recuperación”, explica la directora. Ya no se trata de dos momentos que se suceden consecutivamente, sino que a menudo sobrevienen de forma simultánea de modo que la inseguridad existencial se ha convertido en norma en todo el mundo. Vivimos en un estado permanente de crisis con situaciones de emergencia y de excepción que se reflejan constantemente en la muestra.

Concepto, no-concepto

Durante la rueda de prensa Christov-Bakargiev hizo elogio de la “confusión”: algo abierto y antidogmático. “dOCUMENTA(13) está basada en un concepto que es, en realidad, un no-concepto” o que carece de “concepto”, rechazando todo prejuicio y asumiendo el riesgo de desconcertar a muchos.

En su corto discurso abarcó desde la autonomía del arte y la estética de Adorno hasta la neurología, pasando por la era digital y su producción artística inmaterial o la eterna división entre el primer mundo y el resto. Cataloga esta nueva edición de documenta «a ciencia cierta perturbadora e incompleta».

Narrativas

Cuatro puntos focales se convierten en las narrativas de la exhibición: las etapas de la subjetividad, asedio por parte otros, esperanza-optimismo-anticipación, y el estado de la retirada. Las palabras «compromiso» y «privacidad” se repiten como si de un estribillo se tratara. Ciertamente muchos de los trabajos y creaciones en display poseen una intimidad radical: la excepcionalidad de nuestra relación con los objetos y nuestra fascinación por ellos expanden la definición del rol de la vida interior en el espacio institucional.

Cuestiona la economía

Para la comisaria, la presente edición «está impulsada por una visión global escéptica y ‘no logocéntrica’ ante la persistente creencia en el continuo crecimiento económico”.

Sedes: simultaneidad y descentralización

Por primera vez Documenta se descentraliza al organizar eventos y seminarios simultáneos -tratando el importante tema de la ubicación en la era global- en cuatro países: el parque nacional de Banff (Canadá), El Cairo y Alejandría (Egipto), Kabul y Bamiyan (Afganistán), ciudades que se hacen eco de una de las consignas de la muestra «destrucción y renovación», muy pertinente para Kassel, casi destruida por los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Dentro de Kassel también se incrementan el numero de sedes diseminadas por la ciudad con respecto a otras ediciones. Además del Fridericianum, Documenta-Halle y la Neue Galerie, la exposición abarca siete localizaciones más entre las que destacan: la Orangerie y el parque Karlsaue, el museo de los hermanos Grimm, la Hauptbahnhof y el Ottoneum.

Controvertido proyecto «El Chaco»

El ambicioso proyecto de dos artistas de transportar a Kassel el meteorito gigante de 37 toneladas llamado «El Chaco” que cayó hace 4.000 años en el noreste de Argentina, fue abandonado a comienzos de año ante la oposición de antropólogos y de la comunidad indígena Moqoit.

Fridericianum y Friedrichsplatz

Abren la exposición piezas inmateriales como las ráfagas de viento de Ryan Gander y la pieza sonora de Ceal Floyer. En la rotonda acristalada se presenta una constelación de diversas esculturas entre las que destacan las princesas de Bactriana (aprox. 2000 a.C). Al otro lado de la rotonda, las esculturas del español Julio González.

Siguen el recorrido imágenes de Lee Miller (1907-77) sentada en la bañera de Hitler junto con recuerdos que sacó Miller de la vivienda de Hitler: una toalla con las iniciales A.H. y una polvera que perteneció a Eva Braun.

Korbinian Aigner (1885-1966), cura de pueblo confinado por los nazis en Konzentrationslager (Dachau), creó nueva vida al desarrollar dentro del campo de concentración cuatro variedades de manzanas. Al igual que un moderno artista conceptual, el cura pintó durante 50 años una y otra vez estas frutas que pueden verse en la primera planta donde también se encuentran la serie de tapices antifascistas de Hannah Ryggen. Ambas obras muestran el compromiso de sus autores sin por ello ensombrecer la calidad de sus trabajos.

La instalación del francés Kader Attia en un espacio con luz de color ámbar, de aura mortecina, muestra en vitrinas cartuchos de bala y proyectiles de artillería vacíos utilizados como elementos de decoración. Sobre unas estanterías, bustos en madera representan deformaciones en los rostros. Sin contextualizar se piensa de inmediato en los horrores de la guerra o en los crímenes de la época colonial en África. Libros y fotografías descriptivos sobre la Gran Guerra y el despojo del continente africano completan la instalación.

El físico cuántico austriaco Anton Zeilinger, expone instrucciones de su experimento sobre quantum (paquetes de luz). La vida reina en todo su esplendor en el vecino Jardín de mariposas de Kristina Buch, cuyas crisálidas son una metáfora sobre la renovación y regeneración de la naturaleza, omnipresente en la muestra.

Hauptbahnhof

Entre los nombres menos conocidos, figura el del pintor y cineasta sudafricano William Kentridge, quien en su performance «Refusal of time» aborda temas como la confrontación entre el tiempo y la modernidad. Una obra que consta de imágenes filmadas, dibujos, danza, música, texto y escultura. En el centro del recinto, una construcción compuesta por un fuelle y un castillete de extracción en constante movimiento que marcan el compás. Una vivencia para todos los sentidos.

Karlsaue Park

El artista chino Song Dong ha cubierto de plantas un montón de desperdicios orgánicos en proceso de descomposición; el francés Pierre Huyghe ha realizado un estercolero para la producción de mantillo, ambas creaciones convertidas también en obras de arte.

El mexicano Pedro Reyes con “El sanatorium” presenta una clínica improvisada para curar el estrés, la soledad y el miedo. Los visitantes son tratados como pacientes y pueden ser sometidos a terapias de «Goodoo» (vudú positivo) instados a pegar pequeños objetos a muñecas de trapo.

“The importance of telepathy” de Apichatpong Weerasethakul y Chai Siri, invita al reposo: en el prado se han colocado hamacas paraguayas entre los árboles, pero la mirada se desvía hacia un gigantesco «espíritu» blanco traído desde Tailandia.

Neue Galerie

“Leaves of Grass” de Geoffrey Farmer es una obra compuesta por centenares de fotografías de la revista «Life» que el artista ha pegado a unas pajitas para formar un collage de unos 20 metros de largo.

Documenta-Halle

El alemán Thomas Bayrle llena la sala principal con un dibujo en blanco y negro de 8×13 metros de un avión formado por cientos de pequeños aviones. Siete motores ubicados en pedestales no generan un ruido similar al del avión, sino que según Bayrle «rezan» y comentan el sueño de volar.

Escritura y narración

Por último y dejando infinidad de cosas en el tintero, cabe destacar que en un pequeño restaurante chino en Auepark, Documenta ocupa una mesa en la que se instalará cada diez días un escritor de ficción que escribirá, hablará con la gente, o se tomará un té verde. Entre ellos, Enrique Vila-Matas, Mario Bellatín o César Aira.

dOCUMENTA (13)

Hasta el 16 de Septiembre
www.d13.documenta.de

María Muñoz para Berlín Amateurs © junio 2012

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.