Merkel y los schnelltest - coronacrisis verano otoño 2021 gratis

Coronacrisis en Alemania: fin a los Schnelltest gratis y regla 3G

por • 13 agosto, 2021 • Actualidad, Alemania, Berlín Práctico, BERLÍN PRÁCTICO, NoticiasComentarios (0)1763

El pasado martes 11 de agosto el Gobierno alemán se reunió para decidir nuevas medidas con respecto a la crisis del coronavirus. Entre otros aspectos, se decidió que a partir del 11 de octubre los famosos Schnelltest ya no sean de carácter gratuito para todos.

Con la vacunación al alcance de todos, en un futuro próximo la vida cotidiana girará en torno a la llamada «regla 3G» (geimpft, getestet oder genesen —en español, vacunados, con test negativo o recuperados de la enfermedad—). La canciller Angela Merkel y los primeros ministros de los estados federales acordaron nuevas medidas en la hoja de ruta contra la pandemia del COVID-19. El objetivo de esta última reunión: incrementar el número de vacunados y evitar así una cuarta ola otoñal que desemboque en otro lockdown.

¿Qué es la «regla 3G»?

A partir del 23 de agosto solo se permitirá la entrada a espacios interiores a aquellas personas que hayan sido vacunados, se hayan recuperado o hayan dado negativo recientemente. Por tanto, cualquier persona que no entre dentro de esta categoría, deberá presentar una prueba rápida negativa que no tenga más de 24 horas, o una prueba de PCR negativa que no tenga más de 48 horas. Esto no se aplica a los niños hasta la edad de 6 años y a los estudiantes que se examinen regularmente como parte de un concepto de protección escolar obligatoria.

Espacios de interior afectados

Entre los espacios interiores a los que afecta esta nueva regla se encuentran, por ejemplo, las visitas a hospitales y residencias de ancianos, celebraciones y ceremonias, eventos culturales y deportivos, así como acceso a la gastronomía de interior. Gimnasios, piscinas y polideportivos, al igual que los peluqueros, esteticistas y hoteles también deben requerir test o certificados de vacunación.

Los estados federales pueden decidir suspender la «regla 3G» si la tasa de infección se mantiene estable por debajo de 35 nuevas infecciones por cada 100 000 habitantes.

Las pruebas rápidas dejarán de ser gratuitas

Asimismo, a partir del 11 de octubre, la gratuidad de las pruebas rápidas o Schnelltest (subvencionadas por el Estado en la actualidad), desaparecerá y cada uno deberá asumir el coste de su propio bolsillo. Ahora que la vacunación está al alcance de todos, no consideran responsable que el Gobierno y los contribuyentes sigan asumiendo el coste de dichos test.

El Gobierno alemán ha estado financiando pruebas rápidas para todos los ciudadanos desde marzo, lo que hasta la fecha conlleva un coste de más de tres mil millones de euros.

👉 Excepciones: vacunados, mujeres embarazadas, menores de 18 años, así como personas que no pueden vacunarse.

Uso de mascarillas

El uso de mascarillas en espacios interiores sigue siendo obligatorio, y reinciden en que en comercios y transporte público sean del tipo FFP2, se esté vacunado o no.

Comments

Comentarios

Pin It

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Newsletter

X