Consejos para preparar tu Erasmus en Berlín

por • 18 julio, 2016 • Berlín Práctico, BERLÍN PRÁCTICO, INSIDE BERLINComentarios (0)6344

La idea de conocer países extranjeros mientras se estudia es más antigua de lo que se suele creer —en el Renacimiento ya era común que los artistas viajaran a Italia a estudiar las ruinas de la Antigüedad—, si bien su popularización se ha de atribuir al programa de movilidad Erasmus, convertido en todo un fenómeno social. España, cuna de uno de los pueblos europeos más sociables, es el país que más estudiantes envía al extranjero. Uno de los destinos preferidos por los estudiantes españoles es  Alemania, país en el que el genio Ortega y Gasset estudió Filosofía durante varios años, especialmente en Marburgo, aunque también en Colonia y Berlín.

Es precisamente la capital alemana, con su efervescente vida cultural, estudiantil y nocturna, uno de los destinos más atractivos. Seguramente, tienes a alguien en tu círculo cercano que te ha contado las delicias de esta ciudad y te ha abierto el apetito por conocerla. Quizás seas una de esas personas que nos leen desde España y que desearían pasar uno o dos cuatrimestres en la capital alemana. Veamos, por tanto, qué necesitas saber si estás planeando un Erasmus en Berlín.

1. Lerne Deutsch! O la necesidad de los cursos de alemán

Aviso para navegantes: la lengua vehicular en la universidad alemana es —¡sorpresa!— el alemán. Lo que parece una obviedad encierra una terrible verdad: el alemán académico es ciertamente un idioma de gran complejidad, mayor aún que el alemán coloquial. Seguramente hayas oído de alguna amiga o de un conocido que se fueron de Erasmus sin hablar ni una palabra de alemán, pero antes de enviarte en semejante misión suicida te recomendamos encarecidamente haber aprendido alemán antes de llegar a Berlín, tras haber obtenido, por lo menos, un nivel idiomático B1 en el caso de estudiar una carrera en la que primen los números o el nivel B2 si se trata de una carrera de Ciencias Sociales o Humanidades.

Si bien es cierto que durante tu estancia en Berlín tus conocimientos de alemán podrán mejorar de forma notable, quizás sea recomendable refrescar lo que ya sabías antes del Erasmus mediante un curso previo en España o en uno de los diversos cursos de alemán que las universidades alemanas suelen ofrecer a los estudiantes extranjeros durante el cuatrimestre.

2. Berlín (aún) es barato

El presupuesto medio de un estudiante Erasmus en Berlín está en torno a los 750 euros, incluyendo el alquiler, aunque evidentemente los gastos dependerán mucho de la zona que se elija para vivir y del estilo de vida de cada uno, aunque, por lo general, la oferta cultural y la comida en los supermercados tienen un precio similar o incluso inferior a España. Un gasto extraordinario a tener en cuenta es el llamado Semesterticket o abono de transporte, que cuesta algo menos de 200 euros para seis meses y cuya adquisición es obligatoria para matricularse.

3. Encontrar alojamiento para tu Erasmus en Berlín

El boom que ha vivido Berlín durante la última década ha provocado una importante subida en los precios de la vivienda, antaño muy barata y hoy cada vez menos. La creciente escasez de vivienda no solo eleva los precios, sino que convierte la búsqueda de alojamiento en toda una odisea. Debido al inmenso tamaño de la ciudad, es importante tener claro en qué zona de Berlín se quiere vivir y cuáles se puede uno permitir. En cualquier caso, no está demás hacerse una idea previa de qué zonas están mejor comunicadas con la universidad y de en cuáles la vida cultural y social es mayor. Podrían citarse los distritos Neukölln, Kreuzberg o Friedrichshain, centrales pero no demasiado próximos a casi ninguna universidad. Finalmente, mucha gente ha comenzado a utilizar plataformas de búsqueda de piso para estudiantes que permiten reservar habitación antes de llegar a la ciudad, especialmente efectivo es el portal Uniplaces. Una buena manera de evitar la casi agónica búsqueda de piso en esta ciudad.

4. Preparar tu viaje a Berlín

Seguramente hayas oído hablar del fantástico verano berlinés, con sus mercados al aire libre e increíbles fiestas open air. Y no menos probable es que conozcas el tremendo contraste que suponen los gélidos y largos inviernos, que le dan a la ciudad y a sus habitantes un cierto carácter bipolar. Esto implica que en tu equipaje para Berlín no han de faltar guantes, botas abrigadas y una verdadera chaqueta de invierno (nada que ver con los “abrigos” que conocemos en España, que en Berlín solo pueden llevarse en otoño o primavera). Imprescindibles son también el ordenador portátil, teléfono móvil, cargadores, y evidentemente la documentación.

En cuanto al vuelo, lo cierto es que desde hace unos meses existe una feroz pelea entre las aerolíneas de bajo coste, que vuelan al aeropuerto de Schönefeld, al sureste de la ciudad, por conseguir dominar el mercado, lo cual ha hecho descender los precios de los vuelos a Berlín en la mayoría de las rutas desde España. En cuanto a las fechas: el primer cuatrimestre comienza a principios de octubre, por lo que sería conveniente que llegases a Berlín a mediados de septiembre. De forma análoga, es recomendable viajar a mediados de marzo para llegar con tiempo al segundo cuatrimestre, que empieza a principios de abril.

5. Ayuda  en la universidad

La mayoría de universidades en Berlín celebra una semana de bienvenida para los estudiantes internacionales, así que conviene que busques toda la información al respecto en la página web de tu universidad de destino. Además, muchas universidades ofrecen el llamado “buddy program”, en el que estudiantes locales te ofrecen orientación y ayuda durante tus primeros días en la ciudad y en la universidad. En esta última te explicarán cómo realizar el famoso trámite obligatorio de registro en Alemania, conocido como Anmeldung y necesario para abrir una cuenta bancaria. Existen, por último, infinidad de eventos para estudiantes Erasmus en Berlín a cargo de la universidad u otras organizaciones.

6. Skype y compañía: el extranjero ya no está tan lejos

“Mi hija se fue a Berlín hace cinco meses. Creo que se lo está pasando en grande, al menos eso delatan sus últimas publicaciones en Facebook” es una afirmación no tan alejada de la realidad en muchos casos. Pero también es cierto que a la mayoría de los estudiantes les gusta mantener un contacto más o menos regular con sus familiares o amigos en España durante el Erasmus en Berlín. Para ello, un clásico que sigue siendo muy recomendable es Skype, un programa que puedes instalar en tu ordenador o teléfono móvil para mantener videoconferencias y evitar quizás que tus padres dejen de ponerle rostro a esa persona a la que le pasan dinero cada mes. No olvides crear una cuenta de Skype para ti y para tus familiares mientras estás en España, además de asegurarte de que sepan utilizar el programa. Otra opción es la aplicación Messenger de Facebook, que tiene una funcionalidad similar.

Berlín es una ciudad con mil caras en la que todo el mundo puede sentirse en casa y de la que es muy difícil aburrirse. Créenos, en Berlín Amateurs llevamos más de seis años intentándolo sin éxito. Disfruta pues la gran calidad de la enseñanza superior en la ciudad, aprovecha tu experiencia Erasmus en Berlín para conocer personas y formas de pensar que quizás no encuentres en tu universidad de origen y, ante todo, explora la impresionante vida cultural y los cientos de lugares que hacen única a esta ciudad. Viel Spaß!

Berlín Amateurs © julio de 2016
Durante tu estancia en Berlín puedes mantenerte al día de la mejor oferta cultural y de ocio suscribiéndote aquí al boletín semanal gratuíto de Berlín Amateurs.

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.