Culmina el Centenario Willy Brandt, héroe de la nación

por • 13 enero, 2014 • Actualidad, AlemaniaComentarios (0)2478

2013 ha sido sin duda el año de celebraciones del centenario del nacimiento de Willy Brandt, figura clave en la historia europea del siglo XX. En su honor se han sucedido presentaciones de libros y exposiciones, el lanzamiento del sello especial Willy Brandt de Deutsche Post a finales de octubre en Lübeck, multitud de ponencias a lo largo del año (entre las que se cuenta la del expresidente de gobierno de España, el socialista Felipe González, el pasado 18 de diciembre, día del nacimiento de Brandt, en Willy-Brandt-Haus de Berlín, sede central del SPD), o el festival de música honorífico Potsdam Sanssouci.

Herbert Karl Frahm, conocido universalmente como Willy Brandt –nombre que utilizó para huir de la persecución nazi cuando se trasladó a Noruega y que más tarde formalizaría como legal– fue canciller de la antigua RFA entre 1969 y 1974, Premio Nobel de la paz en 1971, presidente del SPD desde 1964 a 1987, alcalde de Berlín occidental desde 1957 hasta 1966 (en los momentos álgidos de la convulsión histórica del país dividido) y vicecanciller y Ministro de Asuntos Exteriores entre 1966-1969.

La militancia política de este hijo predilecto de Lübeck (Schleswig-Holstein) y cabecilla de los socialdemócratas (SPD) estuvo vinculada a las Juventudes Socialistas desde 1930, al Partido de los Trabajadores Socialistas de Alemania desde 1931 (siendo representante de este Partido en la Guerra Civil Española), al Partido de los Trabajadores –aliado del Partido Obrero de Unificación Marxista en España y del Partido Laborista Independiente en Gran Bretaña–, además de haber participado en 1934 en la fundación de la Oficina Internacional de Organizaciones Juveniles Revolucionarias donde ocupó la secretaría.

En1948 se afilió al Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) y obtuvo nuevamente la ciudadanía alemana que le fue retirada durante su exilio en Noruega. Entre sus logros como canciller sobresale el acercamiento hacia la ex RDA y al Bloque del Este a través de su Neue Ostpolitik que contribuyó a la caída del comunismo europeo. Cuando el SPD trasladó su domicilio de Bonn a Berlín a mediados de la década de los noventa, la nueva sede central del partido fue bautizada con el nombre de este personaje histórico carismático, precursor del cambio y de las reformas sociales, legales y políticas. En 2009 también se adjudicó su nombre al Aeropuerto Internacional Berlín-Brandeburgo que algún día –todavía desconocido– abrirá. Tras un año repleto de celebraciones, aún queda Willy Brandt para rato.

Doble exposición fotográfica en Willy-Brandt-Haus

Con motivo del centenario del nacimiento de Willy Brandt (18 diciembre de 1913), Willy-Brandt-Haus muestra dos exposiciones fotográficas. Hasta el 1 de febrero “Willy Brandt – eine Hommage in Bildern” honra en la segunda planta del recinto a una de las personalidades más destacadas de la posguerra alemana, de la mano de otras cuatro grandes personalidades del fotoperiodismo de la misma nacionalidad.

Por encargo de la revista Stern, Max Scheler, Robert Lebeck, Thomas Hoepker y Volker Hinz siguieron la trayectoria política de Willy Brandt, desde los tiempos en los que era alcalde de Berlín hasta más allá del final de su cargo como canciller, no solo en un marco meramente gubernamental, sino también entre los bastidores de la escena política, especialmente en momentos de elecciones generales, recepciones y viajes oficiales a París, Londres o Jerusalén (Brandt fue el primer canciller que visitó oficialmente Israel) o vacaciones en las playas de Fuerteventura o Rumanía. El cigarrillo y expresiones circunspectas son elementos omnipresentes en casi todas las fotografías.

La duración de “Über Willy Branbdt” del fotógrafo Konrad Rufus Müller se prolonga hasta el 12 de febrero. Otra muestra en riguroso blanco y negro desde la perspectiva de otro de los fotógrafos que siguieron sus pasos durante dos décadas a través de Berlín, Bonn, Noruega u otros ámbitos de Alemania. Priman las poses pensativas e introspectivas desde un punto de vista cercano a la intimidad.

“Willy100 – Im Zweifel für die Freiheit”, la obra de teatro

La pieza teatral creada y dirigida por Johann Jakob Wurster (y protagonizada por él mismo) –en colaboración con la Fundación Willy Brandt– «Willy100 – Im Zweifel für die Freiheit» está ambientada en un episodio concreto de la juventud del político. Exactamente se centra en dos meses del otoño de 1936, en un Berlín posolímpico. El joven Brandt de 22 años vuelve a Berlín desde su exilio en Oslo con pasaporte noruego falso y un acento acorde. Debe encontrarse de incógnito con algunos camaradas del partido con el fin de coordinar algunas acciones (más bien idealistas) contra el régimen nacionalsocialista, poniendo constantemente su vida en peligro. Desde la producción se remarca que no se quiere ensalzar la fama de héroe de Brandt, sino más bien su gran motivación política desde su juventud.

La obra se estrenó el pasado 12 de diciembre y su representación ha sido ampliada hasta el 15 de enero en el teatro Neues Stadthaus/Otto-Suhr-Saal de la capital alemana, edificio construido a mediado de los años treinta por las autoridades nazis, así que el lugar también juega un papel esencial en la representación. En principio se quería presentar la obra en el aeropuerto de Tempelhof, pero tuvieron que renunciar, no solo debido a los costes, sino por falta de apoyo desde las filas del SPD: “Klaus Wowereit y su gestión cultural no han mostrado ningún interés por la obra teatral”, se declaró recientemente desde la productora. Al estreno asistió Sigmar Gabriel –presidente del SPD– con su mujer, quienes abandonaron la sala aprovechando la pausa, debido a otras citas de mayor urgencia, según se ha dicho, y no porque no les gustara la actuación.

www.willy100.de

Bundeskanzler Willy Brandt Stiftung

La Fundación Canciller Willy Brandt fue fundada en 1994 a través del Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán) con el fin de preservar el cometido de Willy Brandt por la consecución de la paz, la libertad y la unidad del pueblo alemán, por la unión de Europa y por el entendimiento y reconciliación entre las naciones, así como por promover y defender el diálogo norte-sur. Tanto en este centro de Berlín como en la casa-museo de Lübeck es posible visitar una exposición permanente, así como participar en un programa de formación para adultos, jóvenes y niños. Se efectúan también visitas guiadas, lecturas, discursos, debates, seminarios y actividades para menores. Además llevan a cabo investigaciones históricas sobre Brandt y salvaguardan el archivo que lleva su nombre.

www.willy-brandt.de

Willy-Brandt-Haus Berlín

En este edificio de cristal, acero y hormigón con forma de Tortenstück (trozo de pastel) de 22 metros de altura (obra de Helge Bofinger), central del partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), conviven política, arte, cultura y economía desde su inauguración en 1996 en el barrio berlinés de Kreuzberg. Cuando el gobierno nacional se mudó de Bonn a Berlín el SPD decidió también trasladar su central a la nueva capital del Estado.

El atrio (dominado por la escultura de Willy Brandt, obra de Rainer Fetting) y parte de la segunda y tercera plantas cumplen la función de galería de arte. En la planta baja también se encuentra la tienda de souvenirs y artículos ad hoc junto al Willy’s Café. Las últimas cuatro plantas quedan reservadas a la dirección del partido. Este centro “transparente” cultural y de comunicación abierto al público permite el alquiler de salas para eventos y exposiciones. Las oficinas de la primera y segunda planta están alquiladas a otras instituciones y empresas externas.

www.willy-brandt-haus.de

Willy Brandt Haus en Lübeck

La casa-museo dedicada a Willy Brandt se encuentra en su ciudad natal, Lübeck, en el estado de Schleswig-Holstein. Está gestionada por la Fundación Canciller Willy Brandt con sede en Berlín. Aunque no nació en esta vivienda sino en el barrio de St. Lorenz de esta ciudad hanseática, la casa fue inaugurada el 18 de diciembre de 2007 con motivo del 94º aniversario de su nacimiento, una vez que la ciudad puso a disposición un edificio reformado. La exposición permanente alojada en la planta baja recoge cronológicamente la vida personal y política del canciller, a través de información multimedia. En este museo y lugar conmemorativo también se celebran debates o simposios y también cuentan con un programa especial para niños.

www.willy-brandt.de/haus-luebeck

Artículo de Paco Arteaga publicado en CAI en enero de 2014 ©

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.