Cafe am neuen See

Biergarten Café am Neuen See

por • 21 abril, 2015 • Aire libre, Berlín en mis zapatos, RestaurantesComentarios (0)2825

Café am Neuen See es uno de los Biergärten más hermosos de Berlín. Está escondido en medio del Tiergarten (enfrente a la Embajada de España) junto al lago y a la sombra de grandes castaños. Tiene su encanto tanto en verano como en invierno, con mucha o casi sin gente, depende de lo que vayas buscando.

En verano, sobre todo los fines de semana de buen tiempo, se llena con el típico ambiente de Biergarten; pero durante la semana, especialmente a mediodía, es un tranquilo paraíso. Bretzels, PizzaLeberkäse (una especialidad de carne típica de Baviera), mesas largas a compartir y por supuesto que no falte la cerveza. Lo frecuentan grupos de amigos, familias y turistas por igual. Hay recintos con arena para que jueguen los niños y en el lago se pueden alquilar barcas.

En otoño e invierno, el restaurante, con sus grandes ventanales, suelos de madera, chimeneas encendidas, velitas y luz tenue, se convierte en uno de los lugares más románticos de la ciudad. El menú es más elaborado que el de cualquier Biergarten: sopas, pastas, ensaladas y Flammkuchen (entre 7-15 euros) o platos de carne o pescado (entre 15-27 euros). A mediodía ofrecen platos principales por 9 euros.

También abren para desayunar; por la tarde es un lugar perfecto y muy acogedor a la hora del té o del Kaffee und Kuchen (café y tarta).

La mayoría de los (o los “auténticos”) Biergärten —terrazas al aire libre donde se sirve, como producto esencial, cerveza— pertenecen a cervecerías, por lo que es común que solo ofrezcan su propia marca, pero suelen tener diferentes variedades (Pils = cerveza rubia, Hefeweizen = de trigo, Schwarzbier = cerveza negra, Radler = mezclada con limonada, etcétera).

La tradición de los Biergärten empezó en Baviera en el siglo XIX. Debido a la cantidad de incendios provocados durante la fermentación, que ponían en peligro a la ciudad de Múnich, ya en el siglo XVI se dictó un decreto que limitaba la producción de cerveza a los meses más fríos (septiembre-abril). Con el fin de expenderla también durante el verano, las cervecerías construyeron sótanos aptos para su conservación. Sobre ellos esparcieron grava y plantaron castaños que, gracias a su densa sombra, ayudaban a mantener la temperatura adecuada en los sótanos.

En 1812, el rey Maximiliano I emitió otro decreto en el que se permitía a las cervecerías servir su cerveza para consumo inmediato directamente en sus bodegas. También podían vender pan, pero quedaba totalmente prohibida la venta de comida. Se colocaron largas mesas y bancos bajo los castaños, donde la gente podía tomar cerveza y llevarse su propia comida. Así nacieron los Biergärten, hace ya dos siglos. Hoy en día, aunque les está permitida la venta de alimentos y la mayoría funciona también como restaurantes, en los “auténticos Biergärten” sigue vigente la opción de llevarse la propia comida.

Café am Neuen See
Lichtensteinallee 2 – 10787

www.cafeamneuensee.de

Más información sobre este y otros sitios de la ciudad aquí o en www.berlinenmiszapatos.com

Berlín en mis zapatos para Berlín Amateurs © abril 2015

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.