Rainer Kohlberger, Installation: Panoramic projection, stroboscopes and sound

Atonal 2015, simbiosis audiovisual y espacial

por • 20 agosto, 2015 • CULTURA, De noche, Festivales, FOTOGALERÍAS, Imprescindibles, Salir, WeekendComentarios (0)3025

Atonal abrió sus puertas el miércoles 19 de agosto y con ellas el acceso a las esperadas –y no anunciadas hasta el último minuto– instalaciones audiovisuales, y con una afluencia de público internacional vestido mayoritariamente de negro riguroso, como era de esperar. El evento albergará durante cinco días y también cinco escenarios diferentes actuaciones musicales de primer nivel así como proyecciones de documentales y filmes experimentales relacionados la cultura sónica. Para más información, consultad nuestro artículo previo aquí o el programa oficial en este enlace. El programa instalativo de este año consta de seis instalaciones audiovisuales, cuatro de las cuales han sido creadas site-specific para Atonal y se estrenan en primicia mundial.

Comenzando el recorrido por el sótano, encontramos las cuatro esculturas cinéticas que producen sonido Mecanology in 4 Rooms de Pierre Bastien. Estas piezas que implican la transformación de objetos cotidianos en máquinas dinámicas que suenan al ritmo de percusión habitan el Keller laberíntico, oscuro y frío de Kraftwerk. Subiendo hacia la planta baja, entre la escalera y su hueco se encuentra Susurrus Lights, Aggregate IV del trío Laybeteuis, compuesta de tubos, micrófonos, amplificadores y fluorescentes sensibles al sonido que se realimentan a través de circuitería analógica y que responden en tiempo real a los impulsos de sus vecinos, creando una máquina de autoalimentación frágil e impredecible que interfiere e interactúa con la arquitectura de su entorno.

Ya en la planta baja, al fondo y también creada especialmente para el evento, se encuentra la compleja instalación Dark Flow del colectivo Transforma, compuesta por una monolítica y rectangular fuente negra por la que fluye líquido viscoso en constante movimiento que es filmado y proyectado en tres pantallas gigantes del espacio expositivo para aumentar el efecto de escala. Jugando con la idea de las similitudes entre el movimiento cósmico y el microscópico, la obra se puede leer como un experimento de física o como un santuario místico.

A medio camino hacia el primer piso, en la planta mezzanine, se exhiben las proyecciones estereoscópicas en pantalla panorámica de Rainer Kohlberger, quién presenta tres piezas realizadas entre 2013 y 2015: Not even nothing can be free of ghosts, Moonblink y Fast and slow. Trabajo con un enfoque singular que investiga el poder autogenerador y autodestructivo de los procesos automáticos y repetitivos. Las piezas confrontan al espectador con sus propias capacidades para la percepción en general y la percepción errónea en particular. La superposición de sonidos, su eliminación progresiva, la falta de claridad, el ruido y las frecuencias transformadas en imagen se combinan para estimular e irritar el campo perceptual.

Para acabar con el recorrido, dos piezas que no han sido creadas ex profeso, pero que se estrenan también en Atonal: Wasteland del portugués Pedro Maia, se localiza junto a la entrada principal del festival. Con sus cinco películas de 16 mm degradadas, proyectadas en medianas pantallas y que el artista ha construido a partir del material de desecho producido por un laboratorio de cine analógico, esta instalación tiene como objetivo volver a materializarse con las sobras creadas por el proceso de producción de filmes.

Finalmente, en la primera planta, la que acoge el escenario principal, se encuentra Blueprint del francés Joani Lemercier, una colosal instalación formada a partir de una torre monolítica central que está flanqueada por dos pantallas grandes activadas por proyección de la luz y el sonido. El trabajo explora el paso de lo informe a la forma, el punto de vista de la arquitectura como la interminable repetición del orden cósmico y como refugio contra el infinito. Con esta pieza, Lemercier traduce la inmaterialidad del espacio, la arquitectura y la causalidad en una coreografía de elementos estructurales. El componente de audio está formado por contrabajos registrados en el EMS en Estocolmo por Yair Elazar Glotman y posteriormente procesados, aumentados y fusionados por James Ginzburg.

Atonal Berlin @ Kraftwerk

Köpenicker Str. 70

Del 19 al 23 de agosto 2015

www.berlin-atonal.com

Texto + fotos «Atonal site-specific lights installation» y «Pierre Bastien, ‘Mecanology in 4 Rooms’ (2015), Kinetic sound producing sculptures, amplifiers»: María Muñoz para BA © agosto 2015
Resto fotos: Paco Neumann para BA © agosto 2015

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.