berlin 24 horas abierto de noche

Berlín 24Std. La ciudad que nunca duerme no es Nueva York

por • 21 octubre, 2012 • Imprescindibles, OCIO, ShoppingComentarios (0)2900

Lo mejor que ha sabido vender Berlín es ambiente. A cualquier hora del día. Cada lugar es como es, al menos en parte. Poco o nada puede remediarse. Desde cierto punto de vista, en Berlín se pierde con mucha frecuencia el sentido de la medida. Y el de los límites. Si es que acaso no fuera lo mismo. Una ciudad en la que está prohibido abandonar e incluso detenerse un instante. Me limitaré pues, a hacer las observaciones siguientes. Lo mejor que te puede pasar en Berlín es que haya un Späti debajo de tu casa. Quien lo ha vivido lo sabe, doy fe. Sin embargo, en las últimas semanas se ha hablado y escrito demasiado sobre el futuro de este tipo de establecimientos. Todo surgió en un momento dado –o si se prefiere, preestablecido–: a partir de una demanda interpuesta por un propietario de Späti de Mauerpark contra la prohibición de apertura dictada para el pasado 1 de mayo…

Se quería evitar que durante las clásicas y violentas reyertas que en Berlín son tan populares el día del trabajador, se pudiera comprar botellas que luego los alborotadores quizá arrojarían a la policía. Sin embargo, aquella demanda no prosperó. A pesar de que políticos de varios partidos se mostraron partidarios de permitir la apertura de los Spätis en domingos y festivos –en particular desde las filas del SPD–, la propuesta de enmienda a la Ladenöffnungsgesetz (ley de horarios de apertura de tiendas) no fue secundada por la mayoría. Como resultado, el tribunal administrativo superior de Berlín ha endurecido las reglas que atañen a los horarios de apertura de estos comercios, elementos fundamentales de la denominada Kiezkultur, otro de esos aspectos impalpables que Berlín explota hasta el paroxismo.

Rund um die Uhr

En Berlín existen en la actualidad unos 1.000 Spätis. El domingo es crucial: Sonntag ohne Späti ist kein Sonntag. Aunque uno crea que el horario de los establecimientos de Berlín está dejado de la mano de Dios, el Tribunal Constitucional establece unos límites muy estrictos en cuanto al horario de locales comerciales durante domingos y festivos. De todos modos, la apertura en esos días nunca había sido legal, aunque siempre existió cierta permisibilidad al respecto.

Generalmente, los Spätis vienen a ser pequeños establecimientos familiares regentados por inmigrantes. El domingo es de vital importancia para estos comercios, pues suplen el servicio de todo lo demás que está cerrado ese día. Desde tabaco a cervezas, pasando por papel higiénico, una sopa de sobre para mitigar la resaca en estómago aunque no en mente, tarjetas recarga de o2 para el móvil Prepaid, papel de fumar o incluso un Ritter Sport, si estamos en esos días del mes que tenemos todos.

Cultura Späti – Kiezkultur

El Universo Späti despliega su red en toda Alemania, especialmente, en Berlín, donde es casi parte de sus señas de identidad. Un Spätkauf aglutina en realidad tres tipos de establecimiento, tres tiendas en una: panadería, cafetería-bar y mini supermercado. A partir de ahora, sólo podrán abrir los domingos y festivos las que vendan productos determinados como leche, pan, flores, souvenirs o prensa, pero únicamente de 7h a 16h. De su vigilancia y cumplimiento se encargan naturalmente los temidos ‘guardianes del orden’ (Ordnungsamt) de cada distrito a golpe de sanción. Para eso les pagan.

“No necesitamos una nueva regulación; Berlín tiene la ley más liberal de Alemania”,
declaraba hace unas semanas Frank Jahnke, portavoz de economía del grupo parlamentario del SPD, al Berliner Zeitung. En cualquier caso, no hay razón para asustarse: las tiendas en Berlín pueden abrir ininterrumpidamente desde las 0h del lunes hasta las 24h del sábado. A lo que se suma el derecho de apertura de 10 domingos al año y la manga ancha con la que se ha gestionado hasta ahora este tinglao. Spätis bleiben!, casi con total seguridad.

El Berlín que nunca duerme:

Berlín 24 horas, ein Tag im Leben. En este documental de 24 horas de duración emitido y coproducido por los canales de televisión ARTE y  rbb, se recogen 24 horas en la vida de unas 50 personas de diferentes profesiones, estratos sociales, religiones y etnias. Fue emitido en septiembre de 2009. La producción duró 3 años y al casting se presentaron unas 500 personas. De este laborioso trabajo resultaron 750 horas de filmación. Entre sus protagonistas, Daniel Barenboim (director de orquesta), Thomas de Maizière (actual Ministro de Defensa), Ricardo Villalobos o Klaus Wowereit (alcalde de Berlín), entre un sinfín de anónimos como tú o como yo, con los mismos problemas, pero un millón de veces más graves, una vez pasados por el filtro de la cámara. Un documental en tiempo real, sobre Berlín y sus habitantes. www.24hberlin.de

Blumen Dilek o la floristería de Oranienstr. 177. Esta peculiar floristería en la esquina de Oranienstrasse con Adalbertstrasse está siempre abierta y es tan mítica como Berghain. Y aunque Berlín es muy dado a citas a ciegas a horas intempestivas, cuesta creer que alguien pase por aquí para comprar un bonito ramo con el fin de no plantarse en la casa de turno con las manos vacías. Sin embargo, no hay que perder la esperanza. Porque nunca se sabe cuándo se nos presentará la oportunidad de regalar flores. O de recibirlas…

Tropical Islands. En esta burbuja de metal en su día concebida como hangar para dirigibles, puedes vivir tu propia experiencia tropical sin salir de Brandeburgo. Se trata de la selva tropical interior más extensa del mundo, y la sauna tropical y el complejo spa más grande de Europa. Cuenta con mar de plástico y 200 metros de litoral con arena de playa de verdad. En este resort de vacaciones además hay globos aerostáticos, toboganes, recreaciones arquitectónicas y escultóricas inspiradas en Bali, un fitness club, shopping boulevards, restaurantes, camping interno y externo y un show de varietés. La temperatura interior queda asegurada en 26ºC en cualquier minuto del año. Con la particularidad de que aquí siempre es de día. Más información en este artículo.

Casinos de barrio. Aunque desde sus rótulos anuncian que abren 23 horas, lo cierto es que mienten. Desde los departamentos competentes de la ciudad, aseguran no poder facilitarnos más información acerca de estos locales; incapaces de indicarnos siquiera un número aproximado que cuantifique este tipo de espacios. Lo que también podría inducir a sospechar sobre la dudosa actividad que pudiera cocerse dentro…. Una ojeada al personal que entra “a” o sale “de” sus instalaciones, resulta a veces de lo más desconcertante y conmovedor.

McFit-Studio. Hay gente para todo. Y para muestra, un botón. Los gimnasios que esta cadena tiene repartidos por Alemania, también abren las 24 horas. En ellos podrás hacer uso de un surtido de aparatos en cualquier momento del día. Y de la noche. ¿Unas pesas a las cuatro de la mañana?, ¿y por qué no? Cosas más raras se han visto.

Kaisers. En el Kaisers de la Revaler Str. semiesquina Warschauer Str. la variedad será excelente y la calidad superior. ¿Pero de qué sirve si luego hay que desperdiciar 20 minutos en la cola a cualquier hora de las 24 que tiene tanto el día como su servicio -si exceptuamos los domingos-? ¡Más cajeros, por favor!

Hühnerhaus. Los pollos de Görli tampoco descansan o descansan muy poco. Vuelta tras vuelta, como las manecillas de un reloj al rojo vivo. El número de pollos que venden durante el día es secreto profesional, según cuentan a BA, lo que nos hace intuir que son muchos más de los que incluyen en la declaración de impuestos. Abre todos los días de 10h a 3h, horario lo suficientemente dilatado para considerarlo aquí como única excepción. Uno de los pocos sitios de Berlín donde expenden toallitas húmedas con la comida. ¿Su lema? “Nuestra calidad ha sido a menudo imitada, pero nunca lograda”. ¡Pues ahí queda eso! www.hühnerhaus.com

Daniel Zimmermann para Berlín Amateurs © octubre 2012

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.