becks cerveza

Bebidas alemanas populares. Möchten Sie was trinken?

por • 17 octubre, 2012 • Alemania, Gastronomía & Alimentación, Historia, OCIO, ShoppingComentarios (0)26708

Una de las primeras palabras que hay que aprender en Alemania es Kohlensäure (ácido carbónico), precisamente para pedir ohne (sin) la botella de agua. Nunca entenderé del todo el gusto por el agua con gas, que en mi humilde opinión, no apaga la sed y deja un regusto amargo. A los alemanes les encanta todo lo que tenga gas, tanto es así que tienen la terminación -schorle para indicar que una bebida, un zumo por lo general, lo quieren con agua con gas. Así, por ejemplo, un Apfelsaftschorle sería un zumo de manzana con gas, Orangesaftschorle de naranja, Bananaschafschorle de plátano, etc. Esta afición por los Schorles alcanza también al vino blanco, que en este caso se llama Weissweinschorle, No me gustan los estereotipos, pero he de reconocer que el Weisswienschorle, junto con el Aperolspritz (sekt, Aperol y agua con gas), son bebidas consumidas principalmente por mujeres, en los restaurantes de moda de Friedrichshain y Pberg.

Alkoholfreie Getränke

Otra cosa muy de moda en Alemania son los productos Bio. La marca de bebidas Bionade, ofrece una gama de bebidas ecológicas de sabores exóticos: Ingwer-Orange (jengibre y naranja); Holunder (Bayas de saúco); Lischi (litchi) y Kräuter (hierbas).

En cualquier caso, en Alemania no sólo se sirven bebidas cool: un Spezi (coca-cola con fanta) o una Diesel (cerveza negra con coca-cola), se consumen en cualquier Kneipe, disco o restaurante. Ni los refrescos van acompañados de hielo, que hay que pedirlo dazu. Y no es posible tomarse una Fanta de limón, sencillamente porque no existe. Existen, eso sí, alternativas a la Coca-Cola, como por ejemplo la Fritz-Kola, una bebida creada a principios del 2000 por dos estudiantes de Hamburgo, cuyas caras aparecen en la etiqueta. O la Afri Cola, registrada como marca desde 1931 y de diseño retro.

La alternativa al Redbull se llama Club Mate, un refresco con extracto de yerba de mate y alto contenido en cafeína, producido por la Cervecería Loscher en Münchsteinach, (Baviera). Se puede consumir solo o con un toque de vodka, directamente de la botella.

Alkohol Getränke

Hablando de hierbas, Jägermeister pasó de ser un licor de hierbas regional del norte del país a una marca reconocida a nivel mundial gracias a la acertada campaña del publicista Günter Mast. Cosas de la vida. Pedirse un orujo después de comer no es nada in; tomarse un Schnapp de Jägermeister sí.

Pero si hay una bebida característica, es, sin duda, la cerveza, que se vende en medidas de medio o de tercio de litro. La cerveza se produce por la fermentación de tres ingredientes básicos: agua, malta y lúpulo. Existen básicamente dos grandes grupos, en función del tipo de fermentación: baja, ocurre cerca del fondo del líquido (lager), o alta, en la superficie (ale). En Alemania predominan las lager.

Pilsener o Pils es el tipo de cerveza estándar elaborada originalmente en la ciudad de Pilsen, al oeste de Bohemia (República Checa). Se tata de una cerveza rubia con poco contenido en lúpulo, por lo que no es muy amarga. Las pilseners checas suelen tener un sabor más suave, como la Pilsner Urquell, mientras que las cervezas alemanas, como la Jever, son más amargas. Hay una infinidad de marcas: Flensburger, Beck’s, Krombacher, Wernesgrüner, Astra, Bitburger, Fürstenberg, Herrenhäuser

Zum Wohl!

El término Bock se emplea para designar a cervezas de graduaciones más altas, entre 4’5% hasta 6’5%, y con más cuerpo. La Bock es originaria de la ciudad de Einbeck, situada en Baja Sajonia. Una variación de este tipo de cerveza es la Doppelbock, de mayor contenido alcohólico. Las Doppelbocks con frecuencia reciben nombres terminados en –ator, como la Paulaner Salvator (Paulaner) o la kulminator (Kulmbacher).

Export se diferencia levemente de las clásicas Pilsner por tener algo más de cuerpo y ser menos amarga. Este tipo debe su nombre al gran crecimiento de las exportaciones de cerveza que tuvo lugar en la ciudad de Dortmund, siendo la Dortmunder la primera cerveza de exportación.

Para la cerveza tipo Helles (clara), los límites no están bien definidos. Es más suave que una Pilsner y posee un contenido alcohólico similar. Augustiner, una de las marcas más antiguas, fabrica cerveza tipo Helles, al estilo bávaro. También son famosas las Helles de las marcas Paulaner, Hofbräu, Franziskaner y Löwenbräu. No tienen nada que ver con la clara española. Quien quiera disfrutar de una cerveza con limón tendrá que pedir una Radler o una Alster (con Sprite).

Münchner Dunkel, o simplemente Dunkel (oscura), se fabrica de acuerdo con el proceso de elaboración de Múnich y posee un color oscuro. Mientras que el término Schwarzbier (cerveza negra) se reserva para las elaboradas según el estilo tradicional del pueblo de “Bad Köstriz”, en Turingia. Köstritzer Schwarzbier es una de las cervezas más famosas de la región y la líder de entre las de su tipo en Alemania.

Auf euch!

En la región de Niederrhein y especialmente en Düsseldorf se consume Altbier. Se trata de un tipo más oscuro, debido al viejo estilo de elaboración de la cerveza: levadura de alta fermentación y malta oscura. Mientras que en Colonia se consume su competidora directa, la Kölsch, una de las pocas cervezas con denominación de origen que existen.

A la Weizenbier (cerveza blanca), una elevada proporción de malta de trigo le da una característica tonalidad blanquecina y un ligero sabor a vainilla. El color de la cerveza depende del tipo de trigo. Las Kristallweizen se sirven acompañadas de una rodaja de limón y son por lo general muy claras, mientras que las Hefeweizen, poseen una tonalidad más opaca. La receta utilizada por la fábrica Schneider para elaborar la Aventinus, de color rojo, es una de las más antiguas.

La marca Berliner Weisse, muy popular en Berlín, comercializa una variante de la cerveza blanca de bajo contenido alcohólico (entre 2,5% y 3%), que se puede degustar pura o con un toque de sirope de frambuesa (Himbeer) o de aspérula (Waldmeister) y a mí se me antoja muy divertida. Pero para divertida, o por lo menos, para original, la cerveza Bier, una nueva marca que puede parecer no muy original a primera vista: ¿Una cerveza llamada cerveza? Sus creadores reivindican un diseño tan sencillo como sea posible, para centrarse en lo esencial del producto: su contenido. ¿El resultado? Os invito a todos a mirar en la etiqueta de la parte trasera de la botella. A muchos les va a dar un cortocircuito al descubrir entre los ingredientes clásicos de agua, malta y lúpulo, otro mucho más importante: Liebe.

Prost!

Elsa Mirapeix para Berlín Amateurs © octubre 2012

Comments

comments

Pin It

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.